Latest Posts

minirelato XXXIX

las drogas hicieron efecto rápidamente y todo dejó de importarle. sintió el frio de las esposas al cerrarse, pero le dio igual. sintió el suave cuero pegado a su cabeza pero no dijo nada. luego lo tumbaron en el suelo, le ataron los pies y desapareció.

cowboy conduciendo

una bota con espuelas, un pantalón de cuero, un coche…. sería estupendo ver el resto, pero tampoco en necesario, la fantasía prima sobre la realidad. me llama la atención lo peculiar de la vestimenta con lo cotidiano de la acción: conducir, llevar un coche, dirigirlo… algo que hacemos todos los días (aquellos que conducimos por supuesto). no puedo evitar pensar en como será este hombre caminando, si las espuelas emitirán ese típico sonido tintineante que indica su proximidad. inmediatamente la fantasía se pone en marcha y me imagino de rodillas, escuchando ese sonido aproximarse y los escalofrios que deberían producir en mi en previsión de lo que me espera…. una auténtica gozada.

minirelato XXXVIII

gritar, llorar, gemir, chillar, revolverse, salir, liberarse. notó cómo el pánico lo envolvía, lo dominaba, lo controlaba, en todo momento, en todo lugar. no pudo hacer nada de eso. comenzó a volverse loco.

el hábito no hace al monje pero…..

ufff, es cierto que el hábito no hace al monje, pero en algunos casos ayuda, como este mismo. rebuscando en mi memoria por mi pasión por el cuero, debo confesar que fue una fijación secundaria. cronológicamente mi primer fetiche fue el bondage. sin embargo pronto derivó hacia las botas y hacia el cuero, que son la triada capitolina de este perro esclavo. buscando una posible relación encontré que en el bondage siempre hay alguien que domina, que lleva el control; y otro dominado y que cede el control. y no hay mejor vestimenta para un controlador que el cuero, ni mejor calzado que unas buenas botas. hecha la conexión los tres elementos se interrelacionan hasta conformarse como una unidad. en cuanto alguno de los tres está presente, mi alma de esclavo se estremece; si están los tres sencillamente mi voluntad desaparece y me vuelvo una marioneta en manos del amo. el siguiente paso fue comprobar lo difícil que era ser un dominante y el respeto que eso merecía por mi parte hacia la gente que lo era. entró en juego entonces el elemento psicológico y mi bdsm se convirtió en algo profundo en mi mente, algo que echó raíces y que no puedo erradicar. otros dirían que lo único que hice fue encontrar o redescubrir algo que ya estaba aquí. da igual, es lo mismo, si fue natural o adquirido poca importancia tiene. el hecho es que está ahí y que no puedo vivir sin eso.

relación física

una relación bdsm ha de ser física. se puede comenzar y mantener a distancia, pero en algún momento tiene que encarnarse, o desaparece y se convierte en un esperpento de lo que realmente debe ser. estas fotos me sirven para ilustrar esta idea. el tacto, el olor, la imagen, el calor deben estar presentes de alguna o de otra forma, porque en el intercambio de esas cosas se produce el intercambio del poder. el tacto del cuero, por ejemplo, es fundamental: su olor, su brillo ante determinada circunstancia, la perspectiva con la que se observa, normalmente de abajo hacia arriba para un esclavo….. sin eso algo falla. creo firmemente que se puede mantener una relación D/s a distancia porque las comunicaciones lo permiten, pero tienen que haber encuentros reales, concretos, carnales, y no se trata solo de lujuria o de sexo, no tiene que ver con eso. tiene que ver con introducir el cuerpo también en la sumisión, en dominar el cuerpo de otro y en utilizar el cuerpo como vehículo de aprendizaje, de transformación, de entrega. hoy no estoy excesivamente lúcido, pero intuyo que esta idea me seguirá rondando así que volverá a aparecer.

facebook bdsm

todos estamos de vacaciones, incluso un perro como este que escribe ha ido de viaje, corto, pero enriquecedor. he llegado hoy y ya me he puesto a actualizar todo: correos pendientes, blog, etc. y como un viaje suele ser una renovación, aquí va otra. a partir de hoy también estoy en facebook. ¿por qué no? he descubierto que hay muchos lederones por allí. por supuesto mi intención no es más que de conocer gente y de amistad, siempre con el permiso de mi Señor, que me lo ha dado para abrir este perfil. antes tenía otro que ha desaparecido por razones obvias. si algun@ está interesado o tiene perfil y quiere añadirme, será un placer para este perro hacerlo. es una forma como otra cualquiera de estar en contacto en este mundo globalizado.

¿vaqueros clásicos?




a veces no es la realidad sino lo que imaginamos sobre la propia realidad lo que se impone. estas fotos se me antojan antiguas pero ¿los vaqueros del XIX eran realmente así? supongo que no. ni eran tan felices, ni posiblemente tuvieran esta ropa. de lo que no hay duda es de que si llevaban sus botas de montar. a mi Señor le gustan mucho las botas vaqueras. ¿hay que decir más?

adorando

no sé por qué pero últimamente me gustan mucho las fotos tipo artístico, esas donde no hay nada explícito pero se dice todo y de todo. esta por ejemplo, unas botas, un tatuaje, nada más. sin embargo la postura me sugiere todo, me dice de él y de mi. ¿que si quisiera ser yo? por supuesto, pregunta inútil ¿verdad? estar así delante de un amo es el fin de todo esclavo, de todo perro, de todo servidor. lo curioso es que esta postura es aún más profunda que estar de rodillas. culturalmente esta es una postura de adoración, de sumisión total a la persona que tienes delante, tocas el suelo con la frente, estás en lo más bajo. incluso de rodillas se puede mantener una postura altiva. aquí no.

minirelato XXXV

primero fue un trozo de tela que llenó su boca. luego varias vueltas de cinta de plástico que sellaron sus labios, y al final la ajustada capucha de cuero que mantenía todo firmemente en su sitio. cuando la puerta se cerró dejándolo en la más completa oscuridad, sus gritos se convirtieron en susurros y sus gemidos en llantos

a través de la prisión

no se quien es, tampoco importa. la encontré por internet y enseguida me cautivó. es una pasada de foto. es cierto que hay mucha parafernalia: la reja, la ropa, el látigo, la gorra. sin embargo no me fijé en eso la primera vez. lo que me llamó la atención fue su mirada. los amos no son amos por tener mucho material, lo son porque lo son y punto. lo son porque tienen la seguridad de que deben ser servidos y obedecidos, de que se merecen que otro lo haga, de que es su derecho, de que debe ser así. y a mi me encanta que sea así. eso no se puede simular, no se puede engañar con eso. tal vez en una sesión, pues bueno, un ratito, pero ya está; de ahí no pasa. repito constantemente, a otros y a mi mismo, algo que me parece crucial y que determina mi comportamiento en este mundo: una hostia te la puede dar cualquiera, dominarte sólo pueden hacerlo unos pocos.

cuerogc ha muerto, ha nacido perrobotas

uno de los primeros actos a la hora de adquirir un perro es darle nombre. mi caso no es diferente. hasta este momento he sido en todas partes cuerogc, cuero por mi afición a este material y gc por gran canaria, donde vivo. sin embargo mi nuevo Señor ha decido que desaparezca cuerogc y a partir de ahora se me conozca como perrobotas. ese nombre le gusta más y describe mejor mi nueva situación. y este perro ha obedecido.

corriendo por EL

ayer me pasó algo muy curioso. estaba por la ciudad cuando recibí un sms de Mi Señor. “Conéctate”. rápidamente busqué un ciber sin encontrarlo. pensé en ir a la biblioteca insular, donde hay ordenadores, pero tienen desconectado el servicio de chat por razones obvias. podía haber dicho que no tenía conexión y que estaba en la ciudad pero no quería, no podía dejar pasar esa oportunidad de hablar con mi nuevo Señor, lo deseaba, lo necesitaba. rápidamente pensé, me fuí al coche donde tenía el ordenador y, dejándolo todo, corrí al rectorado de la universidad. pensaba que tenía wi-fi pero no estaba seguro. el tiempo que tardó en arrancar el portátil fue desesperante. al final hubo conexión y pude hablar con EL. fue extraño, allí, con el lugar medio vacio, escondido al lado de una escalera, tuve uno de los encuentros más increíbles con Mi Señor. reflexionando a posteriori todo esto tiene que significar algo, algo que se mueve dentro de mi cuando da una orden y que indica que estoy en el camino, algo que me indica que EL será mi Dueño. mientras corría sudando a mares porque hace muchísimo calor, sólo pensaba en llegar a tiempo y aprovechar que estuviera conectado. solo pensaba en eso.

¿perro callejero? tal vez no

escribo esta entrada cumpliendo una orden, y por tanto siendo obediente. no por eso lo hago con pena o tristeza, sino al contrario, con alegría y orgullo. ya no soy un perro tan callejero. un Amo se ha fijado en este perro y está tomando en consideración tomarlo bajo su protección para ser entrenado y sometido. ILARA es un amo que vive en madrid, nuevamente la distancia es un handicap, pero no siempre se encuentra lo que se busca al lado de casa y cuando lo que se busca te encuentra a , no se puede rechazar por unos kilómetros. desde hace algunas semanas estamos en contacto diario por diferentes medios y siento como si se hubiera fijado en mi desde siempre, y me conociera mejor que yo mismo, y supiera qué tecla apretar para que mis piernas tiemblen y desee someterme radicalmente. es amante del bondage, el cuero y las botas, pero lo más importante es que es un AMo auténtico, que busca la sumisión real, física y psicológica, del esclavo. todo lo demás va en función de eso. y en eso coincidimos plenamente. no sé cómo lo ha conseguido pero mi mayor temor es ofenderle, molestarle o sencillamente, no buscar su bien y su felicidad. aún no hemos firmado contrato, ni nada por el estilo, pero me asusta hacerlo porque las exigencias serán duras y muchas, radicales diría yo. pero EL juega a ese nivel, y es el nivel que este perro busca y necesita. EL me ordenó que comunicara que soy un perro que ya no es callejero. siguiendo con la metáfora soy un perro que está en una jaula en la tienda y que un cliente está sopesando adquirir. siento que en poco tiempo he avanzado como perro más de lo que imaginaba. es como si hubiera retomado el proceso justo donde terminó anteriormente. realmente me siento un perro afortunado.
Ir a la barra de herramientas