Latest Posts

botas botas botas

las botas siguen siendo el complemento indispensable para un fetichista. uno puede estar completamente vestido de cuero, pero si lleva unas zapatillas deportivas o unos mocasines, pierde completamente el morbo. nada que ver con el brillante cuero negro de unas buenas botas altas.

sin embargo las botas imponen autoridad, marcan la diferencia, suben la temperatura varios grados. ya he comentado en alguna ocasión cómo para mi no son simplemente un fetiche por si mismo, sino que refieren a mi auténtico y real fetiche: la autoridad. las botas indican seguridad, dominio, control, fuerza y todo aquello que busco en un amo y que encuentro en mi AMO. aquí dos muestras de loo que digo.

un regalo de un Amo

estas fotos las considero un regalo. las envió a la dirección del blog un Amo que lo lee frecuentemente y que ya había enviado algún comentario anteriormente. por supuesto mi AMO aprobó su publicación.
agradezco enormemente cualquier comentario, email o indicio de que hay gente que lee esto. soy consciente de las visitas porque el contador sube, pero es un blog algo silencioso. siempre he preferido las conversaciones a los monólogos, pero entiendo que aquí me toque hablar a mi. esto del bdsm tiene mucho de voyeur.

por eso es tan de agradecer que un Amo se haya tomado la molestia de enviar estas fotos a un esclavo como yo. nuevamente, gracias. y desde aquí invito a todos los lectores que hagan comentarios o que envíen lo que quieran a la dirección del blog. para mi sería un honor y un orgullo publicarlo.

blanco y negro II

¿más vale morir de pie que vivir de rodillas? depende. si eres un “normal” pues si, pero si te va el bdsm es cuestionable. el tema central aquí es la cuestión del valor. parece que la forma de morir indica tu grado de valor, cuando creo que es como vives como realmente demuestras lo que vales. ahí fuera hay mucha gente que no tiene el valor de ser sincero consigo mismo, de no enfrentarse a su realidad y reprimir sentimientos, deseos, acciones…. les gustaría pero… es que…. no se si….. cuando un esclavo se arrodilla ante su AMO demuestra que mira de frente a su realidad, a sus deseos y no se avergüenza de ellos, a pesar de que son denostados por la sociedad. cuando un esclavo se somete, ha tenido que trabajar profundamente, para superar prejuicios, ideas preconcebidas, condicionamientos… además de ser una forma de autorrevelación. todos los que practicamos el bdsm lo sabemos y por eso Amos, sumisos, daddys, boys, subs, bottoms, Doms, Tops, bears y demás lo respetamos y valoramos. algo especial ocurre cuando un esclavo se arrodilla ante su AMO.

bondage…bondage…..bondage….

a pesar de lo que pueda parecer no son las botas ni el cuero mi fetiche principal, aunque estén muy próximos. mi principal fetiche es el bondage. sentirme atado, amordazado, e indefenso constituye uno de los momentos cúlmenes de cualquier esclavo, porque no es más que el reflejo de la sumisión y el sometimiento que sientes hacia tu AMO.

sin duda la palabra clave en este tema es la dependencia, me gusta más que la indefensión, aunque no tendría ningún inconveniente en utilizar la segunda. cuando estás atado, y amordazado, has perdido el control; no tienes ninguno, ni sobre tu entorno, ni sobre los que te rodean, ni siquiera sobre ti mismo. es esta pérdida de control y no las cuerdas o las esposas, las que producen tanto miedo a los que se niegan a esta práctica, como placer a los que se entregan a ella….
….porque perder el control ante tu AMO es lo más serio que puede hacer un esclavo; realmente es lo único que hace un esclavo. puede ocurrir que lo pierda psicológicamente, por la autoridad; o bien físicamente, por unas cuerdas o cadenas; o incluso por un dispositivo que lleve consigo (cinturón de castidad, collar, etc); pero el hecho es que el esclavo debe sentir, quiere sentir, que ha perdido el control y que otro lo ejerce por él.

mi mayor y más gratificante experiencia con mi actual AMO es que nunca deja de ejercer el control. siempre, incluso estando en una multitud de gente, en un lugar público como un bar, o caminando por la calle… no sé cómo lo hace, pero siempre tiene el control, siempre lleva la voz cantante y siempre hace que me sienta indefenso, en un permanente estado de estar atado y amordazado.
por supuesto no sólo me gusta que sea así, sino que creo que así es como debe ser. incluso consigue que tenga esta sensación en la distancia. vivimos en islas diferentes, pero ÉL siempre hace que me sienta así. basta una llamada, un sms, un email o cualquier cosa. como EL se haga presente, yo siento como si los nudos se cerraran y mi boca se sellara. no todo el mundo puede hacer eso…. realmente muy poca gente puede hacer eso. por eso le sirvo y me someto a su voluntad.

mazmorra virtural

desde que entré en contacto con internet me he ido construyendo, poco a poco, una identidad virtual. para ello tuve que hacer varias elecciones: un nombre, una orientación, páginas donde anunciarme, etc. poco a poco fui tejiendo un entramado que me permitió conocer gente, esclavos y Amos, y tener sesiones, en el rol de Amo y en el de esclavo. aún no tenía definido bien mi papel, o no quería definirlo, y me presentaba como 50%. muchos rechazaban esto porque creían que las cosas tenían que se blancas o negras, cuando la mayoría de las veces la vida es, sencillamente, gris. así fue como conocía mi AMO: EL 100% activo, 120% dominante. y ante EL yo me volví 120% sumiso. aún mantuve mis perfiles abiertos, aunque EL controlaba todos los mensajes. pronto tuvo todas mis claves, así que tenía, y tiene, acceso a mi vida virtual. puede leer mi correo, acceder a mis perfiles y cambiarlos, leer cualquier mensaje….. la semana pasada, en una conversación por chat que pareció intrascendente, me ordenó cambiar mi dos perfiles y ponerme 100% sumiso. eso significaba de hecho una mazmorra virtual: no podía servir a ningún AMO, ni tampoco contactar con ningún sumiso. EL me ha enseñado que hay muchos tipos de ataduras y muchos tipos de mazmorras. poco a poco ha ido cerrando el cerco y limitándome: mis movimientos, mis relaciones cibernéticas, mi horario. lo quiere controlar todo, y yo quiero que lo haga, deseo que lo haga, espero que lo haga, le suplico que lo haga.

mini-relato IX

lo reconoció en cuanto lo vio. dos días antes había estado a sus pies y le había azotado, amordazado, escupido, humillado, meado, follado, golpeado, encadenado y, al final, corrido encima. cuando lo trajeron esposado ante él, aparte de ponerse cachondo inmediatamente, cogió el mazo. independientemente de los cargos y las pruebas, sabía cuál iba a ser su veredicto.

sobre símbolos externos

no puedo ir vestido permanentemente de cuero por dos razones. la primera es que en mi trabajo no está bien visto. la segunda, y más importante para mi, porque mi AMO no me deja. dice que de usarlo frecuentemente se perdería su carga erótica y fetichista, que perdería su química. como siempre, tiene razón. no puedo ir siempre de cuero, pero si puedo usar botas, normalmente vaqueras. he conseguido dos pares a buen precio. no son demasiado buenas, pero me gustan y me hacen andar seguro y firme. otra cosa que si puedo llevar es una muñequera, o un reloj de cuero más ancho de lo normal, para que el que tenga que entender, entienda. también llevo siempre un pañuelo gris en el bolsillo trasero. este pañuelo es un símbolo de mi sumisión. pertenece a mi AMO igual que yo le pertenezco a EL. todo esto lo llevo no para emitir señales de que estoy disponible, que no lo estoy, sino para reafirmarme en mi auténtica identidad, y para que no olvide nunca a quien pertenezco, de quien soy propiedad.

cuero y cadenas

son sin duda la combinación perfecta: el brillo metálico de las cadenas sobre el negro brillante del cuero. pueden aparecer como el collar del perro, como parte de un buen arnés o como sujeción para el esclavo… de muchas formas, de cualquier forma, la cadena y el cuero siempre pegan.
en una sesión son una herramienta muy útil, si no imprescindible, para sujetar a un esclavo. sirven para mantenerle los brazos elevados, tirar de ellos, mantenerlo tenso, mostrando sus músculos… produciéndole dolor. en estas circunstancias es conveniente tenerla la boca bien amordazada, no sólo para evitar que los vecinos lo oigan, sino especialmente para aumentar su sensación de impotencia. se pierde la esperanza, haya posibilidad o no, de recibir ayuda. entonces solo queda el esclavo a solas con su AMO y su dolor.

sirven en definitiva para mantenerlo controlado, sometido, inmóvil. al contrario que las cuerdas, las cadenas son capaces de mantener sujeto a un sumiso sin el peligro de cortarle la circulación. otra ventaja es que es muy difícil liberarse de un encadenamiento. las cuerdas pueden aflojarse con tiempo y trabajo, una cadena, cuando se cierra el candado, o tienes la llave o un potente soplete. una cadena es la mejor solución para tener un esclavo sujeto pero con libertad de movimientos, que pueda llegar al baño, por ejemplo, pero que no pueda salir de la habitación. a colación de esto, una propuesta para los Amos. la tortura aumenta cuando estás encadenado, por ejemplo, a la cama por el collar del cuello y la llave del candado está a pocos centímetros….tan lejos pero a la vez tan cerca. eso puede llegar a ser desesperante.


mini-relato VIII

la bota era de brillante cuero negro. él la recorrió con la lengua, arrodillado. la lamió desde la punta hasta el borde, quedándose con el sabor de la piel en su boca. a la vez aspiraba el olor penetrante. cuando levantó la mirada el dueño, y todos los clientes de la zapatería, estaban alrededor suyo con cara de sorpresa.

que hacer con la boca?

a vecse uno se plantea qué hacer con la boca. los Amos, por supuesto, saben qué uso darle. aquí sólo lanzo algunas ideas. la disponibilidad del esclavo debe ser incuestionable, siempre presente. este mecanismo sirve para disponer, también de la boca, aunque el esclavo no quiera.

nunca lo he probado, pero no hay duda de que, viendo esta cara, tiene que resultar muy interesante, porque además de no poder hablar estás disponible para tu AMO, para Su polla, para Su saliva, para Su orina, para cualquier cosa que EL quiera darte. así estás preparado para recibir cualquier regalo de tu AMO.

menos sofisticada es la mordaza tradicional. el problema aquí es que se pone y nada puede salir, especialmente las quejas y lamentos del esclavo, pero tampoco puede entrar nada. sea como fuere, una buena mordaza a tiempo evita muchos males y deja al esclavo bien claro que se espera de él: obediencia y nada más.

esta imagen me parece muy morbosa. aquí el esclavo no es más que una cabeza que no puede hablar. sin brazos que usar, sin piernas que mover, sin palabra que decir, sólo puede mirar y someterse.

mini-relatoVII

la tienda estaba llena de objetos SM y vacía de gente. siempre le habían gustado esas cosas. lo vio de lejos, en una habitación al fondo, desnudo y colgado por las manos al techo y las pies sujetos al suelo. poco a poco se fue acercando. vio su mordaza y cómo lo miraba con los ojos bien abiertos mientras movía la cabeza. cuando pisó la habitación una pesada puerta cayó tras él. aunque lo intentó con todas sus fuerzas no pudo abrirla. sólo se percató de que el colgado cerraba los ojos con desesperación.
Ir a la barra de herramientas