Latest Posts

entre capuchas

ya he hablado otras veces de las capuchas como elementos de deshumanización, de despersonalización. en la medida en que cubren el rostro impiden ser reconocidos, impiden que seamos quienes somos. esto le permite al amo convertirnos en lo que El quiere que seamos, sencillamente.

si además se combina con el bondage, no sólo se limita la identidad, sino también la movilidad. ya no somos lo que somos ni podemos hacer lo que queremos. estamos doblemente limitados, doblemente reducidos, doblemente sometidos.
sólo se puede esperar, intentar sentir algo, oir algo que nos indique por donde puede venir lo que tenga que venir. una capucha aumenta los sentidos y la sensibilidad, nos vuelve más atentos, más serviciales, más pendientes de todo. y si sólo está el AMO eso nos hace más pendientes de EL.
¿se puede pedir más? desde luego un esclavo no puede hacerlo.

esposado e indefenso

normalmente, en la simbología tradicional, la expresión corporal para pedir algo, para suplicar algo, es con las manos y las palmas hacia arriba por delante del cuerpo. en cuanto vi esta foto se me antojó que, al igual que otras cosas en el bdsm, se produce una inversión. las palmas están a la espalda y no del todo hacia arriba, pero el efecto es el mismo. no hay que ver la cara ni el resto del cuerpo para darse cuenta de que este esclavo está indefenso.
en las últimas semanas me siento más o menos así, aunque no esté esposado ni lleve las palmas a la espalda. supongo que esto es parte del trabajo de la vida durante este tiempo, es decir, aprender a vivir en distintas circunstancias. ¿se puede vivir así, con las manos sujetas a la espalda? la pregunta se parece a esa de ¿se puede ser esclavo las 24 horas del día? como una cuestión práctica parece evidente que no, porque el más simple acto se convierte en algo imposible: comer, ir al baño, conducir… sin embargo sigo pensando que a nivel emocional y psicológico es posible. es posible sentirse indefenso delante de alguien de forma permanente, es posible temblar ante una palabra, una voz, un mensaje de alguien que tiene autoridad sobre nosotros. es posible sentirse de pendiente de alguien, incluso que está lejos y que tal vez ha dado un paso atrás, pero que no ha desaparecido del todo.
esa es la diferencia entre la dominación física y la psicológica. la primera termina cuando se abren las esposas; la segunda no.

el tiempo y las prioridades

siempre estoy buscando tiempo para… tiempo para el blog, tiempo para terminar un montón de proyectos, tiempo para hacer esto, para hacer aquello…. y nunca lo tengo, porque no es una cuestión de tener tiempo, sino de prioridades. si uno espera a tener tiempo para hacer un montón de cosas nunca las hará, porque nunca dispondrá de los minutos o la tranquilidad para hacerlo.
en este sentido ser esclavo es fácil: otro pone las prioridades, otro organiza el tiempo, otro dice lo que hay que hacer y no tienes que plantearte si es importante o no, o si dispondrás de los minutos para terminarlo. sencillamente lo haces porque te lo han ordenado y punto. esta semana me he sentido así: corriendo, sin tiempo para nada, pero también sin rumbo fijo. supongo que tengo que acostumbrarme a que sea una constante ahora.

privación sensorial

no ver, no oir, no hablar, no oler, no moverse…. en definitiva no sentir. la privación sensorial se utiliza como tortura en los conflictos bélicos, con los prisioneros, para sacarles información y romper su voluntad. por supuesto no podría ser menos en el bdsm. a mi siempre me ha atraído, siempre me ha llamado la atención aunque no he podido practicarla mucho porque hace falta material y el Amo con quien hacerlo debe ser habilidoso y muy experimentado.
en estos momentos de mi recorrido se me antoja incluso todo un lujo: poder estar centrado sin sentir nada. algunos dicen que cuando estás mucho tiempo así tienes fantasías y alucinaciones, que pueden afectarte psicológicamente, porque la mente, cuando no tiene estímulos, los crea. hoy necesitaría algo así, una buena sesión de privación sensorial.
hoy me gustaría no ver, no oir, no hablar, no oler, no moverme.

pride de gengoroh tagame

algunas veces el comic es la mejor forma de expresar situaciones imaginadas o reales. la tinta se convierte en un vehículo para dar a conocer ideas, sentimientos, situaciones y emociones. el ejemplo más claro es este que presento a continuación: Gengoroh Tagame. aquí les dejo una de sus novelas gráficas. lo genial es que está en japonés, pero se entiende perfectamente porque las imágenes son suficientemente explícitas. merece la pena y quería compartirlo con ustedes. sólo hay que apretar el enlace y descargar las fotos. si se tiene instalado picasa se puede descargar el álbum completo. si no me temo que habrá que ir foto a foto. creo que tengo la colección casi completa de tagame. si les gusta podría colgar más. un saludo.

una vistia al yumbo

he pasado toda la tarde ansioso, nervioso, inquieto. estaba muy cansado por la semana pero a la vez tenía ganas de salir y de distraerme. pensé en el yumbo. me habían dicho que estaba muy animado. llamé a g. y le propuse que fuéramos. me dijo que sí, a pesar de que estaba cansado. ni corto ni perezoso me enfundé mis pantalones de cuero y mis botas. una camiseta negra y ya estaba listo para salir. me sentía bien con esa ropa, mi uniforme, mi ropa de trabajo. el tacto del cuero sobre la piel siempre me da seguridad. además me puse una muñequera, pero en la muñeca izquierda. la noche fue espectacular porque el yumbo estaba a rebosar de gente: el barenhöle, el construction, el box, donde estuvimos un buen rato. las calles estaban llenas de gente porque no cabían en los bares. había gente muy morbosa y yo me lo pasé muy bien, gracias sobre todo a g. sinceramente estoy en deuda con él. hoy lo necesitaba y respondió. me dio justo lo que esperaba de él. gracias g.

una semana dura

ha sido una semana muy dura, la verdad es que han sido varias seguidas. siempre intento vivir mi vida cotidiana: trabajo, familia, actividades, desde la perspectiva de la sumisión y la esclavitud, pero a menudo no puedo y una interfiere en la otra. eso me está pasando en estos momentos. el exceso de trabajo hace que pierda cierta perspectiva y que la propia relación se resienta. la fantasía de la libertad se impone y uno olvida que está en un mundo prisionero de infinidad de cosas y que, posiblemente, pertenecer a su AMO sea lo único libre que viva. ironías del bdsm.
en estos momentos siento una cierta ambivalencia, porque estoy trabajando mucho, y eso me ayuda a no pensar. por otro lado soy consciente de que no es más que una huida hacia delante, porque no puedo escapar de lo que soy y de lo que siento. tendré que seguir buscando. tendré que seguir creciendo y avanzando. en la vida pasa así: lo que no crece acaba marchitándose y muere.

condenado a la libertad

al final la distancia, y otros handicaps, han podido más que mis deseos. mi AMO me ha “dado” la “libertad”. nuevamente estoy en la calle, pero al contrario que en otras ocasiones no es traumático ni doloroso. ha sido una decisión tranquila y sosegada que EL ha tomado, con sabiduría y conocimiento de este esclavo. sólo puedo decir que EL se ha portado como un auténtico Señor y que no me ha abandonado, muy al contrario lo siento cerca y sé que me apoyará y animara en todo lo que necesite.
muchas veces nos gustaría que la vida fuera de otra forma, de otra manera, con otras circunstancias. pero lo que hay es lo que hay, y tenemos que vivir con eso. han sido tres meses increíbles donde he aprendido mucho y he vivido cosas con una gran intensidad.
ahora solo queda el periodo de reflexión, de aprender qué me está pasando y por qué he fracasado en mis dos intentos de convertirme en esclavo. mi filosofía es que de todo hay que aprender, siendo sincero y honesto contigo mismo. espero poder compartir esta reflexión con todos ustedes aquí.

a veces lo más sencillo es lo más evocador

a veces es la cosa más simple la que despierta en mi ideas y sentimientos encontrados e inesperados. acababa de salir del gimnasio cuando en el aparcamiento vi una moto. era una de esas donde sólo puedes ir sentado, con un manillar que parecía los cuernos de un toro y un enorme bidón de gasolina que sólo puedes llevar entre las piernas. no había nadie. estaba allí solitaria en el aparcamiento. inevitablemente no pude dejar de pensar que esa moto sólo se podía llevar con unas buenas botas de motero y una chupa de cuero. el pantalón vaquero, imprescindible; aunque uno de cuero era mejor. ni pude evitar esbozar una sonrisa. no se trata pues de vivir en un mundo bdsm, se trata de ver lo bdsm que hay en el mundo…. que es mucho por cierto.

minirelato XLI

el cuarto oscuro era su lugar favorito. avanzaba lentamente apartando las manos que lo intentaban acariciar. primero algo le sujetó una muñeca. luego la otra. cuando sintió el pañuelo sobre su natiz y su boca ya no sabía donde estaba.

sumiso lamebotas

sé que no es la bota preferida de mi AMO, pero sé que sí le gustará un esclavo en esta posición. también sé que le gustará la capucha y la cadena. la primera elimina la identidad, oculta la cara y te priva de tu apariencia, tu rostro, lo que eres o lo que aparentas ser. la primera vez que me pusieron una capucha y pude verme en un espejo fue un shock, no lo esperaba porque no me reconocí. en cierta medida dejé de ser yo, algo que me ocurre cada vez que me la pongo. la cadena indica sumisión. evita que vayas demasiado lejos, que te manejes por ti mismo, si te desvías del camino un tirón es suficiente para acercarte y volverte a poner en tu sitio, al lado de tu AMO. el dog-training se basa en eso, en someter a un esclavo hasta niveles animales, primarios, que su reacción sea instintiva, sin la mediación del pensamiento o del juicio de valor, evitar que le de tiempo a pensar si lo que le ordenan está bien o está mal.
la combinación de estos dos elementos, junto al hecho de lamer las botas, sitúa a este esclavo en el nivel más inferior, el subspace le llaman algunos. es una forma de ponerle en su sitio, allí donde lo único que tiene que hacer es obedecer.

una grata sorpresa

acabo de llevarme una sorpresa. después de un duro día de trabajo he llegado a casa. he cenado y, después de descansar un rato me he sentado delante del ordenador a revisar correos y cosas del diario. cual ha sido mi sorpresa cuando, al abrir el perfil que tengo en recon, está todo cambiado: ha aparecido una foto que no tenía, las que estaban han pasado a la galería interior y algunas personas que tenía como amigos han desaparecido. ahora sólo está mi AMO. de golpe y porrazo he sentido un montón de cosas: agradecimiento, sumisión, humildad, indefensión….. todo junto y de golpe. ha sido maravilloso. gracias AMO.

mi AMO me ha dicho…..

mi AMO me ha dicho hoy que leer este blog le relaja, que le ayuda a sentirme más cerca y más suyo. nunca pensé que tuviera ese efecto en EL y me sorprendió. eso lo dijo después de hacerme una llamada de atención porque hacía casi quince días que no escribía. el trabajo ha sido mucho y el tiempo poco, pero eso no es excusa. y aunque lo fuera ya no la tengo…. porque mi AMO se relaja leyendo este diario. sus deseos son órdenes para mi, incluso cuando no se formulan como deseos… ni como órdenes. la sumisión consiste en ir más allá de todo eso, en trascender lo dicho e ir más allá. deseo servir a mi AMO incluso en aquello que aún no ha dicho que desea.

cuero y autoridad

soy plenamente consciente, y lo he escrito en varios post del blog, que tengo unos temas recurrentes. también sé que puedo llegar a ser reiterativo y reincidente, especialmente en un blog con tanto tiempo en línea, pero cualquiera que haya llevado un diario durante algún tiempo y lo haya releído sabe que determinados temas salen una y otra vez. esos son precisamente los temas más interesantes, aquellos a los que prestar más atención porque son constantes que siempre están pero que son diferentes en cada momento.

en el caso de este esclavo el tema es el cuero y cómo éste es capaz de manifestar y expresar la autoridad. para muestra estas dos fotos. hay gente que es fetichista del cuero por el cuero. yo mismo creo que fui uno de ellos durante algún tiempo. sin embargo en estos momentos del camino no es así. el cuero lo vivo, y lo siento más, como símbolo de una relación desigual, asimétrica, de sumisión y dominación. concibo que lo puede llevar tanto el AMO como el esclavo, pero por su carácter no-cotidiano es lo que mejor pone de manifiesto este tipo de relaciones que también son no-cotidianas. tiene algo de misterio, algo oscuro, retorcido. el cuero siempre ha estado asociado a lo que se sale de lo normal. incluso siendo evidente, el cuero oculta casi más que lo que muestra.
Ir a la barra de herramientas