Latest Posts

FdD relación

pocas imágenes puede recordar el objeto que expresen tan bien la auténtica naturaleza de una relación de Dominación/sumisión como esta de hoy. no es ya sólo por el juego de cuero o piel, de collar y correa sino por el añadido, un poco fantasioso, de la máscara del inferior. es una forma como otra cualquiera de deshumanizarlo, de objetificarlo, de convertirlo en algo que se usa para el disfrute del Amo, que se presenta aquí como un caballero de punta en blanco, con corbata, muy por encima del nivel de cualquier otro. el inferior camina detrás, con las manos atadas, llevado por una correa como cualquier vulgar mascota. el poder queda claro, el control es evidente. no queda nada a la imaginación. aquí sabemos qué es de quien.

día 3212 de esclavitud, 1184 de castidad

la semana pasada las botas negras, las primeras sendras que tuvo el objeto por orden del Dueño, se abrieron un poco por la suela. no, miente el objeto, las primeras sendras son unas repujadas que el Dueño tiene en madrid y que son las que usa cuando va allí. estas negras fueron las primeras que el objeto usó día tras día, sin descanso. luego, para variar, el Dueño ordenó que comprara unas iguales marrones. el objeto las ha usado día tras días durante todo este tiempo.
el Dueño decidió comprar unas botas en madrid al objeto y esas son las que llama “botas de madrid”, que el objeto se pone en situaciones especiales o cuando tiene que honrar especialmente al Dueño. hoy ha ido, con permiso del Dueño, a comprar otro par de botas sendra negras. ayer el objeto llamó a la tienda, posiblemente la única tienda que vende sendras en las palmas. tenían la talla del objeto y el precio seguía siendo el mismo, mucho más barato que en madrid, con diferencia. por eso el objeto suplicó al Dueño que le permitiera comprar dos pares, un par negro y otro marrón. es un exceso pero no es normal encontrar sendras tan baratas y encima de la talla del objeto. el Dueño dio su permiso.
después del trabajo el objeto fue a la tienda y compró las botas. por supuesto el dependiente se dio cuenta de que estaba hablando con un fetichista de las botas. le dio al objeto una explicación sobre como se hacen las sendras, pero dijo algo que dejó al objeto extrañado, que para tener una bota para toda la vida tenía que ponerle una pequeña suela de goma por debajo, que sería la que se gastaría y sólo tendría que cambiar eso. al objeto le pareció que eso violaba la integridad de la bota, las adulteraba. mientras iba a buscar el dinero, porque no tenían datáfonos, el objeto habló con el Dueño que pensaba lo mismo. que las botas como esas son para llevarlas así. posiblemente el dependiente no sabe que el objeto las lleva día tras día, sin descanso y sin pausa. las botas sendras hay que honrarlas cada día llevándolas con orgullo. así se fue el objeto a casa, con un par de sendras en cada mano, con orgullo, pero no un orgullo fruto del ego sino un orgullo lleno de sumisión y obediencia hacia el Dueño. porque el objeto no era tan fetiche de las botas. ahora lo es por el Dueño, porque el Dueño lo es y así debe ser el objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

el Dueño y otro botero

ayer el Dueño concedió un regalo al objeto: le envió esta foto en la que se ve Él junto con otro botero. el Dueño es el de la izquierda de la a foto, con botas de cuero marrones. siempre usa botas, haga el tiempo que haga y sea el día que sea. el Dueño encarna el principio de ser aquello que buscas y deseas. siempre quiso tener un objeto botero, ahora lo tiene y su colección de botas, y el hecho que las use, demuestran que lo ha estado buscando…. hasta que encontró al objeto. además la perspectiva de la foto es la idónea, la ideal para un inferior. está hecha en madrid mientras el objeto está en canarias, y el objeto sabe que debería estar ahí, lamiendo esas botas mientras el Dueño disfrutaba de lo que estuviera tomando, con otro botero.

FdD amplificador

el cuero es manifestación de poder, igual que las botas altas, pero no es más que un complemento, un amplificador, como le gusta pensar al objeto. lo realmente importante está en el interior, dentro. si un Amo, por ejemplo, desea que su esclavo vista completamente de cuero porque le excita y le gusta, eso no convierte al esclavo en alguien poderoso. el resto de las cosas ajustan esta sensación: el collar, unos mitts por ejemplo, o el comportamiento. un lederón arrodillado lamiendo las botas del Amo mientras Este tira de la cadena en público, no deja lugar a dudas. entonces el cuero sigue cumpliendo su función de amplificador, pero en vez de aumentar el poder lo que hace es aumentar la sumisión, la obediencia, la humillación.

día 3211 de esclavitud, 1183 de castidad

el dicho “el hombre es el único animal que se tropieza dos veces con la misma piedra”, ha adquirido para el objeto una nueva dimensión, no sólo porque como objeto no humano puede ver las circunstancias desde una perspectiva nueva, sino que se ha dado cuenta de que efectivamente la gente, normalmente guiada por el ego, intenta una y otra vez lo mismo sin darse por vencida y obteniendo siempre los mismo resultados. esta reflexión viene porque hoy en el trabajo ha vuelto a pasar. un grupo ha intentado imponerse y no sólo no lo ha conseguido sino que ha sido, por segunda vez en una semana, puesto en ridículo con su comportamiento. no es que lo haya hecho el objeto con intención ni nada por el estilo. ha surgido así pero es como si no aprendieran los humanos. un objeto no tiene que preocuparse de eso. aprende por obediencia. lo dice el Dueño y se hace, y punto. no se cuestiona y, por supuesto no se equivoca, porque no hace sino obedecer. la responsabilidad es de quien da la orden, por eso tiene tanto valor la Dominación, por lo difícil que es. todo esto es un claro ejemplo de como el bdsm puede dar una nueva perspectiva sobre la vida y sobre los acontecimientos cotidianos.
sumision en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD comodidad

pudiera parecer que el inferior está cómodamente tumbado, esperando a que le den placer. sin embargo, si nos fijamos un poco, vemos que no es una postura voluntaria, ya que sus manos están encerradas por sendos mitts, y las muñecas sujetas al collar que lleva por agarres. además la capucha se cierra fuertemente sobre su cabeza, respirando exclusivamente por el tubo que tiene en la boca. muchas veces ocurre eso: que algunos piensan que ser inferior es lo más cómodo, porque todo el trabajo lo tiene que hacer el Amo. si bien es cierto que la responsabilidad de los Superiores en una relación D/s es mucho mayor, también es cierto que los inferiores ponemos mucho en ella y nuestra misión, nuestro sentido, nuestra razón de ser, siempre es obedecer a los Superiores, pase lo que pase, y nos sintamos como nos sintamos. no podemos esperar que nuestro humor coincida con el del Amo, por ejemplo, para servirle sexualmente; y en muchas ocasiones preferiríamos quedarnos en la cama o en el sillón antes que obedecer lo que ordenan, pero eso no son más que tentaciones del ego para desobedecer, para sacarnos del camino de la sumisión y la obediencia. tal vez el inferior de la foto no quiera estar así, no desee estar así, y no sería extraño que mantener esa postura mucho tiempo le produjera cierto dolor. pero es que sus deseos no importan, lo importante son los deseos del Amo, lo que El quiera sea cómodo o no. si alguien comenzó este camino por comodidad, mejor que lo abandone lo antes posible.

día 3210 de esclavitud, 1182 de castidad

por un problema del coche, el objeto tuvo que ir al sur esta tarde al salir de trabajar. aprovechó porque tenía que hacer tiempo y se dio una vuelta por el yumbo, donde han aparecido locales nuevos, algunos de ellos leather. el objeto entró en la tienda leather del centro comercial y estuvo dando vueltas por allí. al objeto no deja de sorprenderle lo orientado que están algunos bares al bdsm y lo poco que los frecuenta. ahora, por ser propiedad del Dueño, podría ser comprensible, pero realmente tampoco los frecuentaba antes. a veces, pensando en ello cree el objeto que se debía al tipo de encuentros que se producen allí. son encuentros sexuales, físicos, que pueden ser extremadamente morbosos, pero que no satisfacían al objeto, cuya sumisión es mental. después de follar, por mucho cuero, latex y botas que lleves, vuelves a ser tú, bien seas sumiso o Dominante. sin embargo en la sumisión mental no hay descanso. eres siempre un inferior, un sumiso, un objeto. obedeces siempre, y te sometes siempre, no un sábado por la noche, para desahogarte y volver luego el domingo o el lunes a tu “vida normal”. es por eso que para el objeto, esto no es una práctica, sino una forma de vida, de existencia, de hecho es la única forma de vida que le ha permitido rozar la felicidad. esto explica también no sólo por qué no puede dejarla, sino lo profundamente agradecido que está al Dueño por haberlo llevado hasta este punto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD consentimiento

a veces uno se encuentra con una escena y no sabe exactamente lo que está pasando, y esta es una afirmación para la vida en general. en la FdD de hoy, por ejemplo. vemos a dos sumisos atados. uno de ellos tiene en su boca la cuerda del otro, pero no sabemos si lo está liberando o justamente está haciendo lo contrario, atándolo. en estos casos, y nuevamente esto es aplicable a la vida, el contexto es lo que nos marca la dirección de la refleción. si estuviéramos, por ejemplo, viendo una película de policías o de secuestros, podríamos afirmar que son dos secuestrados que están liberándose. sin embargo en un contexto bdsm afirmaríamos justo lo contrario porque el bondage es deseado, querido y suplicado por los sumisos, por los inferiores. como práctica es tremendamente excitante, y no siempre se puede conseguir un Amo experimentado que lo haga. podría decirse que son dos esclavos, que al no tener un Amo cerca se ayudan mutuamente para poder disfrutra de su fetiche.
lo importante de todo esto es la reflexión de lo voluntario. mientras que en el mundo normal atar es un acto agresivo, en el bdsm también lo es, pero es aceptado por los participantes como algo deseado y querido. esa es la diferencia entre el bdsm y el abuso, el consentimiento, explícito o implícito de los participantes.

día 3209 de esclavitud, 1181 de castidad

a veces el objeto se pone a pensar y se coloca en determinadas situaciones. es consciente de que el entrenamiento ha llevado al objeto a vivir sin ego, asumiendo que es un objeto y un inferior; y es un hecho sin marcha atrás, definitivo. desde esta perspectiva el Dueño adquiere una dimensión que al objeto se le ha escapado hasta ahora. sin el Dueño el objeto no podría rechazar a cualquier Superior. en este estado la obediencia fluye espontáneamente, con lo cual se convertiría en un juguete de cualquier Superior. actualmente de hecho el objeto tiene que hacer un esfuerzo porque reconoce a los Superiores y si alguno se le acerca, lo puede tratar porque el Dueño lo ordena y porque le pertenece. si no fuera así sería usado, manipulado, controlado por cualquier Superior, por cualquier Dominante. sin El estaría el objeto perdido completamente porque se ha despertado su necesidad de obedecer a los Superiores. actualmente el Dueño focaliza esa necesidad, hasta un punto jamás imaginado por el propio objeto. el Dueño ha dicho al objeto que no debe preocuparse, que ese control es para el resto de su vida. como en la mayoría de las ocasiones una metáfora es la mejor forma de expresar esto. una vez domado un caballo no puede volver a ser salvaje, sino que puede ser montado por cualquier jinete. algo así ocurre al objeto. eso ocurre cuando se destruyen las barreras, se llega a un punto en que no hay barrera y el Dueño es el único agarre que le queda para que la marea de la sumisión profunda incontrolada lo inunda.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD refinamiento

el objeto cree que ya ha puesto esta foto, o al menos otra parecida, porque le suscita una reflexión que ya tiene asimilada dentro de su “caja de herramientas”: la combinación de la delicadeza del piano con la “dureza” del cuero y el bdsm. en el imaginario colectivo son cosas antagónicas, excluyentes, cuando la realidad es que muchos practicantes del bdsm tiene un muy elevado nivel cultural, especialmente entre los Amos. el marqués de sade no era precisamente parte del vulgo sino que era escritor, estaba educado y pertenecía a la nobleza. ver combinados ambos elementos no debería ser extraño, porque en el fondo, igual que para tocar el piano, poder entrenar bien aun esclavo requiere un profundo refinamiento que no todo el mundo tiene.

Ir a la barra de herramientas