Latest Posts

FdD cuestionamiento social

uno de los principios básicos del bdsm, al menos de aquellos que lo vemos más como una forma de vida que como una diversión o algo reducido a la cama y al sexo, es que hay una jerarquía, que algunos catalogamos como “natural”. unos han nacido para ser servidos y otros para servir, unos para obedecer y otros para dar órdenes, unos para estar por encima y otros por debajo. viendo la FdD de hoy parecería para el objeto, que este principio se confirma. es el objeto plenamente consciente de lo conservador y hasta totalitario que parece este pensamiento, pero es que el bdsm entendido como forma de vida es totalitario, que no tiene nada que ver con los totalitarismos a nivel político. un inferior entiende que el Dominante es quien debe dirigir “toda” la vida del objeto. el problema donde se chocan todos los razonamientos es que esto no puede ser impuesto, sino que debe se “elegido”; suplicado más bien por el inferior. para que esto sea así debe haber un espacio, un momento de igualdad que desaparece cuando el sumiso suplica servir y el Amo lo acepta como servidor. por eso el bdsm es, paradójicamente, adalid de la libertad, porque sin ella la auténtica sumisión no sería posible. no hay nunca que olvidar que, en nuestra comunidad, la esclavitud es, siempre, voluntaria.

día 3237 de esclavitud, 1209 de castidad

se acerca el noveno aniversario, el noveno año que el objeto es propiedad del Dueño y Éste vuelve a sorprenderlo, dejándolo completamente sorprendido y desconcertado. el objeto no se levantó hoy bien. está incubando una gripe o un resfriado y se sentía bastante decaído y desanimado. además en un momento dado le dio un tirón en la espalda y aquello ya fue el remate. todo es fruto de unas semanas bastante intensas en las que el objeto ha acumulado agotamiento hasta que el cuerpo ha dicho basta.
a media tarde el Dueño llamó al objeto para interesarse por su estado y estuvieron hablando un par de minutos. el objeto tenía que trabajar y terminar un par de cosas pero estuvo atento al Dueño. entonces El empieza a “follar” la mente del objeto con las frases que suele decir en estos casos y que hacen que, inmediatamente, el objeto entre en subspace, como así ocurrió. una de las cosas que dijo fue “tus labios están sellados toda la tarde. es como si te hubiera cortado las cuerdas vocales”. siguió hasta que el objeto estuvo en un subspace profundo, “allá abajo”; como dice el Dueño. es una especie de estado hipnótico, donde la identidad desaparece, la voluntad, el ego, la capacidad de decisión se diluyen. solo existes en una especie de limbo, y obedeces, sobre todo obedeces.
tal vez fue por la última orden del Dueño, o por la inconsciente necesidad de terminar lo que tenía que hacer pero antes de colgar el Dueño dijo: “Te quedarás ahí y cuando vuelvas me mandarás un mensaje”. el hecho es que el objeto sintió una “contradicción”. normalmente el objeto no puede salir de subspace sin la ayuda del Dueño, pero había ordenado que le enviara un mensaje. no sabe si fue eso o qué fue, pero el hecho es que, por primera vez desde que recuerda, estaba en subspace pero podía moverse, hacer cosas, interactuar con el entorno. hasta ese momento, hasta hoy, cada vez que el Dueño hacía entrar al objeto en subspace era como si apretara un interruptor y desconectara la mente del objeto. sin embargo esta vez fue diferente. no sabe muy bien cómo describirlo, pero era como estar en un equilibrio inestable entre una cosa y otra. a los pocos minutos envió el mensaje e intentó explicarle al Dueño la situación. lejos de molestarle parece que había sido una situación que había estado buscando durante mucho tiempo, la posibilidad de dejar al objeto en profundo subspace pero sin preocuparse de que pasara algo por quedar, como quedaba, completamente indefenso.
el objeto reconoció todos los elementos del subspace: conciencia plena, atención, desaparición del ego, de las barreras psicológicas, obediencia ciega y absoluta. la diferencia era que esta vez podía moverse, trabajar, incluso intelectualmente, que es el trabajo del objeto. el Dueño estaba muy complacido y las posibilidades que se abren son muchas. poder, por ejemplo, pasear estando el objeto en subspace, o trabajar, o poner al objeto en ese estado y que el Dueño pueda desentenderse. al ser la primera vez el objeto estuvo en un extraño equilibrio, explorando las sensaciones, pero no duda, como en ocasiones anteriores y experiencias similares, que en poco tiempo el Dueño establecerá una forma de hacerlo entrar y manternerlo en ese estado a su capricho. ahora podrá elegir entre dejarlo inerte e inmóvil, como hasta ahora, o que el objeto siga siendo funcional, pero en el mismo estado de subspace. el Dueño nunca deja de sorprender al objeto, nunca deja de ir más allá, a pesar de que parecía que era imposible.
tras un par de horas el Dueño volvió a llamar y esta vez para sacar al objeto de ese estado. como en otras ocasiones fue necesario un proceso para hacerle volver a la realidad, y cambiar de nuevo su estado mental. porque se trata de eso, de un estado mental alternativo, no cotidianos, una forma de conciencia diferente, sumisa, inferior, dependiente, donde la obediencia lo es todo. de hecho el objeto no pudo despegar los labios en toda la tarde, a pesar de que lo intentó, porque el Dueño así lo había ordenado. ¿el beneficio? estar completamente en paz y tranquilidad toda la tarde.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD malo malote

afirmar que los inferiores nos sentimos atraídos por el peligro, por “el malo”, por lo perverso, es una obviedad. ningún Amo ha seducido a un esclavo siendo “el chico bueno”, lo cual no significa que sea un desalmado. cada uno tiene su trabajo. el del inferior es reconocer su naturaleza y aceptar que está por debajo de los Superiores, que vive en una sociedad no igualitaria y que Ellos merecen toda la atención y el servicio. el de los Superiores es aceptar lo mismo pero en otra dirección, que merecen ser servidos y obedecidos y que, sus “maldades” son precisamente lo que busca el inferior. es un extraño equilibrio el que deben conseguir: proteger al inferior para que se sienta seguro, pero a la vez “romperlo” para llevarlo a la plenitud de sus potencialidades. en el bdsm ser el chico malo, es un plus. sin embargo serlo, pero no parecerlo es aún mejor.

día 3236 de esclavitud, 1208 de castidad

el objeto volvió a dedicar el día a cuidar a unos familiares pero aprovechando como los fines de semana pasados para leer. sigue con una novela bdsm en inglés, lo que le ayuda al objeto a pasar el día lo mejor posible. el libro trata de una relación de Dominación/sumisión entre un Amo y un esclavo. es ficción, es una fantasía, pero de las fantasías es de lo que se alimenta la realidad.
durante todo el día le inundó al objeto un profundo sentimiento de devoción y sumisión hacia el Dueño, algo que se repite mucho últimamente y que ayuda al objeto a sobrellevar la distancia y el estar alejado del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD forma

un fetichista es alguien, o algo, que antepone el material a la forma, el continente al contenido y hasta podría decir que lo que parece a lo que es. ¿qué es más importante? ¿qué sean un guante y una bota o quien los lleve? sin duda más importante es lo que son que quien los lleve.
por eso sabemos que estamos ante un fetichista. sin embargo para algunos eso no es suficiente. no basta con llevar cuero, hay que llevarlo bien, y además debe ser la expresión exterior de algo interior, profundo, la manifestación de un poder interior que se ejerce sobre los otros. no son solo un guante y una bota. es una forma de pisar sobre el mundo y de tocar el mundo, una forma mediatizada, contenida, mediada, pero una forma al fin y al cabo.

día 3235 de esclavitud, 1207 de castidad

el objeto se sorprende de lo poco que le importa, en estos momentos, lo que la gente piense de esto. hoy tenía dos intervenciones públicas, una por la mañana y otra por la tarde. le tocó al objeto porque otras personas no se atrevían o no estaban dispuestas. el objeto lo hizo y no estaba nervioso, en parte porque no tiene miedo escénico, y en parte porque si le salía mal, no importaba, porque el ego no importan en la vida del objeto.
todo esto es un regalo del Dueño, del trabajo de entrenamiento que ha aplicado o ha hecho sobre el objeto. la experiencia ha ayudado a ver, a darse cuenta de lo mucho que las apariencias cuentan para los humanos. no quieren quedar mal, no quieren que puedan censurarles o decirles que no lo han hecho bien. las apariencias, siempre las apariencias. el ego se alimenta de ellas y hace que lo que eres se oculte.
al final ocurrió y no pasó nada. el objeto estuvo tranquilo y los comentarios fueron positivos. y eso tampoco tuvo efecto sobre el ego. por supuesto todo fue con permiso del Dueño, porque sin El nada ocurre en la vida del objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD oficina

muchas veces hemos hablado de cómo el bdsm invierte las cosas, les da la vuelta y las cambia con respecto al resto del mundo. en este mundo el que parece el jefe puede ser el inferior más profundo, y el de mantenimiento de la oficina, aquel que domina y controla la situación. muchas veces la gente que tiene más poder en el “mundo vanilla” son precisamente los que más se someten, lo necesitan para conseguir el equilibrio de tener tanto poder. en algunos momentos necesitan justo lo contrario, no tenerlo. lo que esto pone en evidencia es que lo que se “esconde” tras estas prácticas no es una cuestión baladí sino un intercambio de fuerzas y de quien lleva las riendas en qué momento. por eso cuando un “poderoso” se somete ocurren muchas cosas en su interior, y en su exterior también. no debemos infravalorar lo que ocurre cuando esto pasa. el bdsm puede ser una experiencia aterradora, transformadora y liberadora…. todo a la vez.

día 3234 de esclavitud, 1206 de castidad

la mañana fue bastante desastrosa porque en el trabajo sólo había problemas. sin embargo la tarde mejoró, irónicamente porque el objeto le debía un castigo al Dueño por una falta cometida hace una semana y hoy pudo cumplirlo. no era el mejor día porque el Dueño tenía una reunión de trabajo por la tarde, pero aún asi ordenó que lo realizara. e hizo algo que no suele hacer: dejarlo en manos del objeto, tanto el tiempo como la forma de castigo. siguiendo la norma de otras ocasiones el objeto se puso las pinzas japonesas que compró recientemente y se metió el buttplug que ha estado utilizando en las últimas ocasiones, que entró muy fácilmente. las pinzas son terribles. desde el primer momento el dolor es intenso y el objeto tuvo que hacer un esfuerzo para soportarlo y controlar el impulso de quitárselas. el objeto estuvo así una hora entera. rápidamente entró en una especie de subspace ligero que ayudo al objeto a olvidar los problemas de por la mañana y a centrarse nuevamente. mientras las pinzas producían el dolor que el objeto necesitaba en ese momento contra el ego, el buttplug producía la humillación que complementaba perfectamente al dolor. dolor y humillación son dos de los pilares más importantes sobre los que se construye la sumisión y la obediencia. además el objeto tenía que estar desnudo y ya está haciendo frío por aquí. la jaula, siempre presente, forma parte ya del cuerpo del objeto, por lo que la apariencia de esto era auténticamente patética. la hora pasó más rápido de lo que el objeto pensó y, por supuesto, le ofreció al Dueño el dolor de ese castigo. el castigo purificó al objeto y lo dejó limpio delante del Dueño. no es tan estúpido como para pensar que no volverá a pecar de nuevo, pero sabe que existe esta forma de recuperar la confianza del Dueño.
al terminar el castigo el objeto fue al baño y, al sacarse el buttplug, le entraron inmediatamente ganas de ir al baño. cuando orinó notó como supuraba abundantemente, supone que por la estimulación de la próstata por parte del buttplug. sigue siendo la mejor forma de sacar la leche sin llegar al orgasmo o produciendo uno anal, que siempre es más humillante que el otro, el de los Superiores.
para culminar la tarde el objeto fue a entrenar y durante la sesión de bike sentía el culo resentido del buttplug. fue una especie de prolongación del castigos. siempre pensando en el Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD el collar

a veces un rasgo es suficiente para cambiar el sentido de algo, un pequeño elemento le da la vuelta a la situación. una simple felación, por ejemplo, se puede convertir de acto de placer puramente, en acto de sumisión con la presencia de un collar que indica el estado de inferioridad de uno. a primera vista el cuero nos habla de dos moteros que se están dando placer, al menos uno a otro, pero ese collar en el centro de la escena lo cambia todo. sólo los seres sometidos llevan collar: los perros domesticados, las vacas estabuladas, las ovejas controladas por el pastor. si un animal es libre no lleva collar. en el mundo en el que vivimos el collar se lo pones a algo que posees, de lo que eres dueño. es una cuestión de lógica que lo lleven los esclavos y los sumisos, los inferiores en general. dentro de la esclavitud voluntaria se vuelve, además, algo deseable por aquellos inferiores que no están bajo el control o supervisión de un Superior. ellos añoran el collar y lo desean. lo quieren y lo buscan; lo necesitan.

día 3233 de esclavitud, 1205 de castidad

escribir es desnudarse, confesar es desnudarse, suplicar permiso es desnudarse delante del Dueño pero que va más allá del mejor conocimiento. estar desnudo ante el Dueño es más bien que El haga contigo lo que quiera. dice una antigua frase de un libro de autoayuda que los seres humanos no dicen como son porque temen que la otra persona los conozca y no le guste lo que ven. eso está de más en una relación de Dominación/sumisión, tal vez porque en este tipo de relaciones, el Dominante suele cambiar las cosas que no le gustan del sumiso. más que rechazarlo, lo moldea y adoctrina, lo entrena para hacerlo a su mano y que cumpla sus deseos. para eso el inferior debe estar desnudo ante el Amo, y no sólo físicamente, sino moral, espiritual y psicológicamente. el inferior, para poder realizarse como tal, debe ser transparente ante el Superior, debe estar desnudo ante El.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas