Latest Posts

día 3023 de esclavitud, 995 de castidad

un día puede ser bueno o mal para el objeto, pero no por la cantidad de trabajo sino por la cantidad de ego con la que se ve obligado a interactuar. puede ser un día con muchas cosas pero con pocos egos. ese es un buen día. sin embargo hay días con pocas cosas y mucho egos, ese es un mal día. hoy ha sido bueno, porque aunque ha tenido cosas que hacer mañana y tarde, la verdad es que los humanos con los que interactuó el objeto no tenían el ego demasiado desarrollado.
el objeto tuvo, como últimamente se ve obligado a hacer, hablar más de la cuenta, pero el Dueño lo entiende y de hecho esto está cumpliendo sus órdenes. sin embargo cada vez está más claro que El no quiere que esto hable en su presencia, ni que piense, ni decida, sólo que sea y existe para servirle y darle placer.
esto no ve el momento de poder arrodillarse ante el Dueño y someterse a su Voluntad completamente de nuevo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD para ellas

hay un paso entre obedecer una orden y dejarse llevar por ella, sumiéndose en el deseo. lamer las botas del Amo es una obligación de todo esclavo, pero llega un momento en que su olor, su sabor, su tacto trasciende la pura orden y el inferior se deja llevar por ella, entrando en subspace, perdiendo la conciencia de individualidad, convirtiéndose en lo mismo con ella.
para un inferior las botas se convierten en un seguro, en un asidero, porque están a su nivel y son el vínculo con el Amo, con el Superior. llegado a un punto, incluso el inferior se siente por debajo de ellas porque las botas están en contacto directo con el Amo mientras que el inferior lo está a través de ellas. lamerlas es alimentarse de ellas, vivir por y para ellas.

día 3022 de esclavitud, 994 de castidad

el Dueño ha enviado al objeto unas fotos suyas llevando las botas nuevas y debe decir que está espectacular con ellas puestas. el Dueño está deseando atas al objeto con ellas y sigue diciendo que las llevará puestas todo el tiempo que esté sirviendo al Dueño.
dice que el olor es muy intenso a cuero y que son muy cómodos. el Dueño va a usarlas a su antojo y criterio. y será El quien deja al objeto llevarlas. en el fondo todo es así, todo pertenece al Dueño y es El quien permite al objeto usarlas.
por la mañana el objeto volvió a asistir a una procesión de egos, pero eso ya viene siendo habitual. es el precio que hay que pagar por vivir en un mundo humano. sin embargo el control del Dueño lo hace cada vez más llevadero y soportable.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

FdD rarezas

muchas veces ha hablado el objeto de una experiencia, un sentimiento más bien, que lo inundaba y que recuerda como algo lejano pero importante: la soledad, la sensación de que era algo extraño, diferente, distinto, que era el único que se excitaba con tíos atados, vestidos de cuero, dominados… sentía que era raro y que había algo malo en ellos. por eso fue una revelación cuando, en la universidad, se encontró con el primer libro de dibujos de tom of finland. fue algo revelador, chocante, impactante. esto nunca olvidará esa tarde en la que encontró, y compró, un libro de taschen que recopilaba esos dibujos. esto pasó incontables tardes masturbándose con esos dibujos, grabándolos en la mente, pero sobre todo disfrutando con ellos y sintiéndose menos raro, menos extraño. internet fue un paso para descubrir y contactar con otros con los mismos gustos, apetencias, deseos…. y para descubrir que había toda una comunidad que había pensado, reflexionado y construido un discurso sobre esto. por eso cada vez que esto ve una foto “vintage” como esta, se siente en una especie de deuda, de agradecimiento, porque gracias a imágenes como esta, el objeto se sintió menos raro, menos extraño.

día 3021 de esclavitud, 993 de castidad

el Dueño ordenó al objeto hace unas semanas que añadiera cada día con el blog un comentario de los videos que ha hecho cada vez que esto ha ido a madrid. ayer visionó los videos de hace ocho años, del mes de julio. en ellos esto aparece momificado y sometido lamiendo las botas del Dueño, pero hay un par de ellos que muestran al objeto atado a una silla con cuerdas, llorando mientras el Dueño habla y le va diciendo cosas que lo van hundiendo cada vez más. la sorpresa vino cuando, escuchando, lo que el Dueño decía es justamente lo que le dice al objeto cada vez que hablan. en esos videos el Dueño trata al objeto como eso, como un objeto, cuando esto no tenía ni en mente llegar al estado en que se encuentra ahora. sí que recuerda el llanto y sí que recuerda que ese fue el momento en que se rompió, y un único pensamiento ocupaba su mente: “había llegado a casa”. recuerda que fue entonces cuando se convirtió en propiedad del Dueño y en que ya no tendría que buscar más. el llanto no era tanto de dolor cuando de liberación, de todo el sufrimiento acumulado pensando que nunca llegaría a realizarse como esclavo y que nunca sería encontrado por ningún Amo que lo conociera hasta el punto de romperlo y obligarlo a destruir ese caparazón que se había construido para poder sobrevivir en un mundo al que ahora sabe que no pertenece.
viendo el video el objeto descubrió que el Dueño siempre ha estado donde ha estado ahora, que El no se ha movido sino que ha llevado al objeto magistralmente hasta ponerlo en la posición en la que está. poco a poco, pacientemente, ha ido venciendo sus resistencias y ha hecho que se enfrente con su auténtica naturaleza, con lo que es realmente. ya entonces sabía lo que esto era, antes incluso de que el objeto pudiera llegar a formularlo o a imaginarlos. por eso El es Superior, y por eso El lo merece todo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD palos de ciego

el bdsm en general fuerza el cuerpo, lo lleva hasta el extremo, lo violenta, dobla, moldea, lo vuelve maleable. en el proceso es más posible que se rompa el alma a que se rompa el cuerpo, porque el fin último es someter la personalidad, sometiendo el cuerpo; someter el interior utilizando el exterior. somos una unidad que está íntimamente vinculada. olvidarnos de una parte es olvidarnos del todo. la cultura judeocristiana separó el cuerpo y el alma, ensalzando una y desdeñando el otro. algunos practicantes del bdsm hacen lo mismo, creyendo que pueden usar el cuerpo y que eso no tendrá influencias en su interior. craso error. hay una conexión, una unión entre ambas y creer que no hay influencia es una equivocación. cuando moldeamos el cuerpo estamos moldeando el interior. cuando atamos lo de fuera estamos atando lo de dentro. cuando el cuerpo obedece, el alma deja de ser libre. ese es el objetivo y cualquiera, inferior o Superior, que no sea consciente de esto está dando palos de ciego.

día 3020 de esclavitud, 992 de castidad

esto confesó durante la semana que se había tocado, sin llegar a nada, pero que se había tocado sin permiso del Dueño, así que el Dueño ordenó justamente un castigo para el objeto y hoy era el día para llevarlo a cabo. el Dueño ordenó a esto que se pusiera las botas compradas en el último viaje, el collar de cuero ancho y mordaza de cinta americana. durante la primera media hora esto se pondría las pinzas, se metería el buttplug y se pondría un antifaz, para no ver, tras lo cual se ataría las manos a la espalda con unas esposas de cuero. de tres a tres y media esto estaría aislado y esposado, sin hacer nada, centrado en el Dueño y reflexionando sobre lo que había hecho. luego se quitaría las esposas y estaría una hora con las pinzas y el buttplug puesto y luego media hora más sin las pinzas. cuando pasara el tiempo esto se quitaría el buttplug pero seguiría con el collar y la mordaza toda la tarde, en silencio. por supuesto el Dueño no habló de la jaula porque eso se da por supuesto que la lleva siempre.
a las siete y media de la tarde el objeto se sacaría la leche golpeándose con la fusta, como en las dos ocasiones anteriores. cuando el Dueño dijo esto el objeto suplicó que le permitiera cumplir el castigo sin esa parte. no tenía miedo al dolor, sino a la sensación que tiene últimamente cuando se ordeña. a pesar de no tener orgasmo y ser doloroso, le recuerda demasiado al objeto su antiguo ser humano y el sentimiento de repulsa y rechazo es muy fuerte. de hecho el peor castigo que podría infligirle el Dueño al objeto es masturbarse o mantener relaciones como un humano. para esto sería catastrófico. no es capaz de imaginar una pena que mereciera tal castigo, pero eso no le corresponde al objeto, sino al Dueño.
llegada la hora comenzó el castigo. desde el principio fue radical. ya sólo meterse el buttplug, y las pinzas fueron para el objeto como una forma de transportarse a la celda en presencia del Dueño. cayó en profundo subspace desde el primer instante. fue radical, intenso, profundo. esto perdió cualquier rasgo de humanidad. era de pronto solo un objeto, a merced del Dueño incluso en la distancia. siguió los pasos establecidos por el Dueño y no hubo nada más que Su Autoridad, Su Control, Su Presencia.
la verdad es que esto se sentía mal por haber suplicado al Dueño que no se ordeñara. no tenía derecho a hacerlo. un objeto, un buen objeto, obedece, acepta las órdenes sin rechistar, sin protestar y sin negociar. el Dueño ha dicho que el fin del castigo es restituir el alma del objeto una vez fallado y por eso lo hace, así que esto suplicó estar media hora más con el buttplug.
entre una cosa y otra fueron tres horas de castigo y esto agradeció todas y cada una de ellas. al principio, como siempre, las pinzas dolieron pero pronto se integró el dolor. llevaba un buen rato cuando el objeto tuvo un retortijón fuerte así que tuvo que ir al baño, sacar el buttplug y dar de vientre, pero luego volvió a metérselo. en este tiempo el objeto confirmó una cosa, que no es lo mismo estar en silencio que estar amordazado, ser célibe que estar enjaulado y follar a tener un buttplug metido en el culo. porque de lo que se trata es de que sepas que nada de eso lo controlas tú ya. es de alguien que está por encima tuya y que es tu Amo y Dueño. el efecto de todo esto es que, al final de la tarde, el objeto estaba más roto que al principio, roto en sentido positivo, en sentido de romper la voluntad, la creencia de que eres independiente, roto el ego y roto cualquier deseo de independencia, individualidad y separación. cada conversación con el Dueño es como una gotita que va perforando la mente del objeto. castigos como el de hoy son perforadoras que arrasan con todo y que dejan la mente del objeto completamente rasa, dispuesta para que el Dueño trabaje en ella y haga con ella lo que quiera. cualquier resistencia, fruto de la fantasía o de la distancia, o de vivir en la creencia de que era humano del objeto, ha desaparecido hoy. gracias Dueño
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD el verdadero fetiche

el bondage en sí mismo puede ser excitante, y para muchos es un fetiche sin más trascendencia, pero realmente lo que está detrás del bondage no es sino una pérdida del control, pérdida de la capacidad de reaccionar ante los acontecimientos, de responder. es una forma de eludir la responsabilidad que recae en otro, en aquel que te ha atado y te mantiene en esa posición. la sensación es tan intensa que muchos recurren al autobondage para poder sentirla, con las consiguientes complicaciones. atarte no es solo anudar cuerdas o cerrar candados. es algo más. es quitarte tu capacidad de decisión, de elección, volverte indefenso y a disposición de otro. ese es el verdadero fetiche. para eso somos atados; y eso tiene un nombre: sumisión.

día 3019 de esclavitud, 991 de castidad

el lavado de cerebro existe, es posible, el objeto lo ha experimentado. la alienación es un hecho que se ha producido a lo largo de la historia, las religiones, las ideologías, los sistemas políticos…. los ejemplos de instituciones que limpian la mente de los ciudadanos y los convierte en súbditos se multiplican sin cesar.
parecía que esa etapa había pasado pero ahora la alienación sigue vigente pero más encubierta, disfrazada, oculta. es mucho más sutil.. irónicamente el objeto se ha dado cuenta de ello cuando ha sido esclavizado por el Dueño, cuando lo ha sometido profundamente y le ha quitado su “libertad”. sólo entonces el objeto se ha dado cuenta de que eso era mentira, de que pensaba que era libre pero no lo era, de que realmente estaba alienada cuando pensaba que era libre y se ha vuelto libre de verdad cuando el Dueño lo ha esclavizado.
en el fondo la sociedad llama libertad a un montón de obligaciones impuestas que no deseas y que son una carga que te lleva a la infelicidad. son los barrotes de la jaula que te aprisiona sin saberlo. cuando eres inferior, y sobre todo, cuando aceptar que lo eres, esos barrotes desaparecen y los metálicos de la jaula donde te encierra el Dueño no lo son en absoluto. desde que tiene memoria el objeto no recuerda una etapa de paz y tranquilidad más prolongada que estos ocho años en los que ha sido propiedad del Dueño. eso debe significar algo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD tiempo

esta es una de las primeras imágenes que el objeto recuerda haber visto por internet. inmediatamente le llamó la atención y se quedó grabada en su mente. aún no había servido en persona a ningún Amo, pero ya había descubierto el mundo del latex, el fetichismo, el bondage y la sumisión. en su mente, su fantasía, se excitaba con gente atada y sometida. el encuentro real sólo confirmó aquello que ya intuía. han pasado muchos años y muchas cosas desde entonces, y cada día que pasa, el objeto se ve confirmado en lo que es, en lo que vive, en lo que el Dueño ha hecho con esto. ahora puede afirmar que es más feliz que cuando vio esta fotografía por primera vez. sirva de recordatorio de que una vez deseó ser lo que aquí vemos. gracias al Dueño ahora lo ha conseguido.

Ir a la barra de herramientas