Latest Posts

FdD hitos

inhumano. tal vez esta sea la palabra que mejor defina la foto del día de hoy. eso es porque nos evoca recuerdos de cuando la esclavitud era legal en occidente. no hay que olvidar que la esclavitud no voluntaria sigue existiendo en la mayor parte del mundo, incluido en occidente bajo el nombre de hipoteca. sin embargo esta es una imagen de una esclavitud diferente, la esclavitud voluntaria, aquella asumida libremente como parte del proyecto vital. cuando un hombre o mujer, descubre que no se siente a gusto con las normas de la sociedad, que vive en una especie de angustia existencial producida por las exigencias, las obligaciones, las decisiones constantes, posiblemente ese malestar existencial sea fruto de una sumisión no descubierta, de una inferioridad no asumida. el proceso de curación implica aceptar ese hecho y empezar a configurarse de forma que se pueda desarrollar. entonces empiezan los hitos liberadores: la primera vez que te sometes a otro, la primera vez que te atan, que lames sus botas, que cumples una orden sin desear hacer lo que te ordenan, la primera vez que te rapan en señal de humildad o cuando cierran por primera vez la jaula donde te encierras y, también por primera vez, te sientes realmente seguro.

día 3270 de esclavitud, 1242 de castidad

ya ha contado el objeto algunas veces que realmente lleva dos diarios, o mejor dicho un diario pero con dos partes. la primera es la auténtica, la que publica aquí, aquello que le pasa como objeto y que repercute realmente en su existencia. la otra es lo que pasa cuando se hace pasar como humano en el entorno cotidiano. en ese caso tiene que escribir nombres, lugares, fechas, actos que no deben ser públicos, por respeto a los humanos con los que el objeto trabaja. eso no significa que sea incompleto o que el diario no sea real, porque lo único real es lo que aquí relata el objeto. lo que ocurre es que aún tiene que soportar, por circunstancias, el sufrimiento de parecer humano, porque eso es efectivamente lo que pasa, es un sufrimiento.
una vez descubierta la propia naturaleza, cualquier cosa que vaya contra ella produce sufrimiento, entendido siempre como algo distinto del dolor. el Dueño infringe dolor al objeto, cuando lo castiga o sencillamente cuando lo tortura por placer, pero nunca haría sufrir al objeto. el sufrimiento viene por otro lado, cuando vives no acorde con tu propia naturaleza, como lo que eres. el sufrimiento es algo generalizado casi en nuestra sociedad. y la gente huye del dolor cuando de lo que realmente debería huir es del sufrimiento. la prueba de esto es que, los días en los que el objeto va a visitar al Dueño, esa segunda parte del diario, desaparece, está vacía. sólo está la primera porque no hay nada más que contar sino la vida del propio objeto como objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD valor

una vez convertido en propiedad el siguiente paso lógico es la objetificación, la deshumanización o despersonalización. como en otras ocasiones uno duda si primero fue lo uno o lo otro. ¿la objetificación te convirtió en propiedad, o viceversa? esa es una discusión bizantina. lo que al objeto importa es que no es más que lo que se ve en la imagen de hoy, un objeto con forma humana, sin rostro, sin capacidad de acción, sin decisión, sin responsabilidad, sin derechos. está a merced del Dueño. ha sido obra suya, porque ha sido el Dueño quien le ha revelado su auténtica naturaleza, el auténtico sentido de su existencia. ha sido el Dueño quien lo ha liberado del ego y quien le ha dado fuerzas para seguir, sirviéndole, obedeciéndole, sometiéndose a su voluntad. en la imagen el objeto ya ni puede comer como un humano, porque no lo es. es el equivalente de que el objeto no pueda hablar libremente o decidir, o incluso mirar directamente al Dueño. ¿cómo podría? el objeto vale menos que las botas del Dueño.

día 3269 de esclavitud, 1241 de castidad

el Dueño lo ha verbalizado hoy. lo ha puesto en palabras. oficialmente el objeto ha dejado de ser humano en ningún sentido. en cierta medida es como si su entrenamiento hubiera terminado. el Dueño ha, según sus propias palabras, “colonizado” la mente del objeto, por lo que ya no hay nada que hacer. tiene el control y el poder. puede introducir en la mente del objeto cualquier sentimiento, sensación, idea o valor que desee y el objeto no tiene capacidad para resistirse, para oponerse o poner algún tipo de barrera u obstáculo. el objeto es eso, un objeto, nada más. el Dueño tiene todos los resortes. una palabra Suya y hundirá al objeto en la más profunda de las miserias o lo elevará por encima de cualquier cosa. ya no hay más que hablar. el objeto es una propiedad y no hay ni salida ni escapatoria.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD elecciones

en la mente del objeto hay binomios establecidos que no se pueden desvincular ya: botas-autoridad, castidad-sumisión, cuero-poder, Superiores-inferiores. posiblemente para el objeto la vida sea más fácil que para la mayoría, porque estos binomios ayudan a simplificar. además en caso de duda basta que el Dueño decida. entiende el objeto que para alguien versado en la ideología moderna de la libertad absoluta como valor prioritario esto le pueda parecer monstruoso, pero precisamente el objeto está llevando esa ideología hasta sus últimas consecuencias, libremente decide dejar de ser libre. nadie obliga al objeto a arrodillarse ante las botas del Dueño, lamerlas y besarlas como forma de sumisión y obediencia, y cumplir sus deseos, que se convierten en mandamientos para el objeto. ante esto alguien puede decir, “pues entonces sigues siendo libre”. hasta cierto punto, porque es cierto que el objeto “eligió” servir al Dueño, pero ha llegado un punto en que no puede vivir sin El, sin su control. el entrenamiento ha dado sus frutos. ahora el objeto no vale más que cualquiera de las botas del Dueño, y es un honor y un privilegio ser una de sus propiedades.

día 3268 de esclavitud, 1240 de castidad

el objeto vivió una situación aparentemente contradictoria. por un lado tuvo que imponerse en una conversación con alguien del trabajo en la que ha tenido que ser duro y estricto, todo lo más alejado de un objeto.
por otro lado el Dueño profundizó mucho en la mente del objeto, recalcando que ya casi no queda nada humano en él. lo único que se mantiene es por las circunstancias y la distancia. el Dueño tiene que mantener cierto margen para que el objeto pueda sobrevivir en un mundo de humanos, pero sin ser uno de ellos. ante las preguntas del objeto el Dueño fue taxativo: esás castrado y esas mudo, no tienes sexo, ni voluntad, ni opinión y aún mantiene algunas de estas cosas porque tiene que seguri viviendo en la distancia. cuando esto ya no sea necesario ese margen desaparecerá.
además hoy ocurrió algo extraño. un antiguo sumiso conocido envió al objeto una foto de unas botas sendras nuevas que había comprado. la verdad es que las botas y la foto eran muy bonitas. parte de su desorientación venía porque eran unas botas repujadas, más propias de un Dominante que de un inferior.
cuando el Dueño las vio le dijo al objeto que se olvidara de quedar con él, y al objeto ni se le había pasado por la mente. no era esa su intención. la verdad es que no había pensado nada. su mente estaba en blanco, sólo quería obedecer. había quedado con él o no quedará nunca con él, hubiera hecho cauqluier cosa sólo proque el Dueñolo ordenara. El se ha convertido en el único criterio, en la única referencia. todo lo demás sobra.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD bondage liberador

para un inferior estar atado es estar bien, en paz. si estas atado no puedes hacer nada, y por tanto no eres responsable de lo que te pasa. el bondage transfiere la responsabilidad completamente al Dominante. El es quien ordena, manda, trae, lleva, ejerce el control y el dominio, y eso es precisamente lo que los inferiores necesitamos. últimamente en varios libros el objeto ha leído la idea de que la sumisión es una necesidad de los inferiores, algo que ya sabía, pero que le extraña ver tan claramene escrito en tantos sitios diferentes. es otra forma de decir que algunos hemos nacido para obedecer. y es asi. algunos sólo encontramos la paz, y nos sentimos a gusto cuando cumplimos órdenes y cuando no tomamos la iniciativa, o decidimos. al principio se puede manifestar en un malestar por tener que elegir. otras veces es una paz y una tranquilidad cuando obedecemos. y a menudo, esto que se manifiesta en nuestra vida vanilla, cobra sentido la primera vez que nos atan. entonces se produce la revelación y encontramos nuestro lugar en el mundo, o al menos empezamos a encontrarlo porque sólo cuando seamos completamente controlados por un Superior, descubriremos lo que eso significa.

día 3267 de esclavitud, 1239 de castidad

desde hace unos meses el objeto está yendo a hacer ejercicio regularmente. al principio contaba pero en cuanto se acostumbró ya no podía estar sin ir. la mayor parte del tiempo el objeto está dolorido, por los músculos pero también es cierto que quema toxinas y se desahoga, renovando las energías.
el ejercicio es como una buena sesión de bdsm, pone el cuerpo al límite y debería hacerlo, forzándolo, llevándolo al extremo. es cierto que puede que no lo tomes en serio o que no te esfuerces pero, también como el bdsm, no tiene mucho sentido ir si no te lo tomar en serio.
otro paralelismo es la necesidad de disciplina, de constancia. no es una cuestión de fuerza, o de intensidad, cuanto de constancia. hay que ser sistemático, constante, diario en el ejercicio. para muchos que viven el bdsm como algo esporádico, fruto de ciertos impulso, cuanto más intenso mejor. pero para aquellos que lo vivimos como una forma de vida, la constancia y la presencia cada segundo es lo realmente fundamental.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD traslado

una de las consecuencias laterales de usar una jaula de castidad es que sientes que tu masculinidad desaparece. es cierto que es un estereotipo que la hombría se concentre en la polla, pero no se puede negar que es un elemento cultural que está presente y que los Superiores utilizan para humillar a lo inferiores. cuando la jaula convierte tu órgano sexual en un mero apéndice que no puedes usar ni disfrutar pierdes algo en cierta manera. cuanto más tiempo lo usas, más lo pierdes, o mejor dicho, menos esperanza tienes de volver a recuperar la situación anterior. no es solo que un trozo de carne pierda su función, es que has perdido tu mayor fuente de placer que empieza a situarse en el Amo, en el Dominante. el primer paso para una auténtica objetificación es la eliminación de tu fuente de placer, de trasladarla desde ti mismo, desde tu autosatisfacción a la de otro, el Superior, el Amo, el Dueño.

día 3266 de esclavitud, 1238 de castidad

el camino puede ser largo pero no hay nada comparable a cuando el Dueño dice “Has llegado a casa” o ” Este es tu lugar en el mundo”. el proceso de transformación del objeto parece haberse completado según el Dueño. el proceso de objetificación sólo está limitado por aquello que el Dueño ha mantenido para que el objeto pueda seguir viviendo entre los humanos. el Dueño habla de elementos externos que impiden que el objeto quede definitivamente en su objetificación. fuera de ellos, fácilmente eliminables por otra parte, el objeto ya casi no tiene nada de humano.
una prueba de ello es que hoy ha vuelto a sentirse como encerrado, com enjaulado. su mente estaba consciente de lo que hacía, pero en lo más profundo estaba sólo detrás de una fuerte puerta que lo mantiene aislado, separado, alejado del mundo. el objeto entiende que es una situación extraña y que no puede explicar muy bien. solo sabe que es así y así lo experimenta. el Dueño dice que ha colonizado la mente del objeto que vive en ella. es una forma muy clara de decir algo similar. el hecho es que la experiencia es tan intensa que no hay palabras a veces para describirla. entonces hay que usar los símiles, y las metáforas. es la única manera.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas