FdD valor

una vez convertido en propiedad el siguiente paso lógico es la objetificación, la deshumanización o despersonalización. como en otras ocasiones uno duda si primero fue lo uno o lo otro. ¿la objetificación te convirtió en propiedad, o viceversa? esa es una discusión bizantina. lo que al objeto importa es que no es más que lo que se ve en la imagen de hoy, un objeto con forma humana, sin rostro, sin capacidad de acción, sin decisión, sin responsabilidad, sin derechos. está a merced del Dueño. ha sido obra suya, porque ha sido el Dueño quien le ha revelado su auténtica naturaleza, el auténtico sentido de su existencia. ha sido el Dueño quien lo ha liberado del ego y quien le ha dado fuerzas para seguir, sirviéndole, obedeciéndole, sometiéndose a su voluntad. en la imagen el objeto ya ni puede comer como un humano, porque no lo es. es el equivalente de que el objeto no pueda hablar libremente o decidir, o incluso mirar directamente al Dueño. ¿cómo podría? el objeto vale menos que las botas del Dueño.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas