FdD posesión

en el bdsm hay varios niveles, eso se ha hablado muchas veces en el blog, desde aquellos que solo se someten en la cama y para los que es un juego, hasta para aquellos que es una forma de vida. los primeros lo suelen vincular con un fetiche concreto, los segundos lo hacen con algo más profundo: la sumisión y la posesión. el objeto ha llegado a comprender que, aunque están las botas, el cuero y el bondage; el auténtico fetiche del Dueño, aquello que le motiva, excita y da sentido a su control es la posesión. tener un objeto con apariencia humana que posea, que domine, que controle, que obedezca, eso es lo que mueve todo el comportamiento del Dueño con el objeto. para El no es un juego, igual que para el Amo de hoy. a veces un gesto es suficiente y poner la mano de esa forma sobre ese inferior arrodillado lo dice todo.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas