FdD nueva escena

el dolor ha entrado a formar parte de la vida de esclavo del perro. el Dueño ha establecido que lo torturaría a partir de ahora. cuero, cuerdas, dolor, todo se combina para formar un cuadro, una nueva imagen de cómo será el futuro. el perro está dispuesto a soportar ese dolor, a acogerlo, a abrazarlo y a vivir con él mientras y hasta que el Dueño quiera. ese será el ofrecimiento que el perro hará cada día. no hay escapatoria, ni otra salida.

Ir a la barra de herramientas