FdD nada más

el Dueño repite constantemente que desde que tiene uso de razón quiso tener un objeto, un ser inerte que pudiera usar a su gusto y conveniencia. para eso tomó posesión del objeto y lo ha ido modelando y usando para convertirlo en eso. la castidad, la sumisión, la obediencia… todo está encaminado hacia la objetificación, la cosificación. se puede llegar al punto de la imagen, en el que el apéndice de verdad ya no se usa ni funciona y por eso se ha sustituido por un apéndice de plástico, de latex. puede estar hacia afuera, como es el caso, o dentro de la boca, como la mordaza que usa a veces el objeto. esto es la objetificación máxima, cuando el latex se vuelve tu piel y las prótesis en partes del cuerpo. es la prueba evidente de que esto, el cuerpo, no es necesario más que como un soporte. no hay visión, no hay palabras, no hay rostro y, por tanto, identidad. no hay nada más que un objeto.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas