FdD lujos y sencillez

un inferior no necesita grandes lujos, ni decoraciones recargadas, ni grandes banquetes. de hecho todo esto sería contraproducente para un inferior. le haría tener la falsa sensación de que vale algo, de que merece la pena. la autocomplacencia y la autosatisfacción son contraproducentes en un inferior, lo lleva al despiste. más bien suele ocurrir lo contrario. cuanto más duro y estricto sea el régimen en el que vive, más profundo es el desarrollo de su sumisión, y de su obediencia. los lujos con contrarios a la inferioridad. un esclavo ni los merece ni los necesita. en el fondo todos lo sabemos, por eso las expresiones y manifestaciones de esos sótanos y mazmorras “oscuras” que tanto nos atraen. los Superiores merecen, por el contrario, todas las comodidades: grandes salones, servicio, decoraciones adecuadas, lujos. es una forma externa de manifestar algo interior.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas