FdD latigazos

este post parece la segunda parte del de ayer, cuando hablaba del dolor. la diferencia es que aquel hablaba del dolor sobrevenido, del que nos depara la vida en general, este trata del dolor inflingido por el Amo sobre su esclavo. es cierto que todo lo que se decía allí puede ser aplicable aquí: como el dolor nos ayuda a crecer, nos hacer más fuerte si lo aceptamos y vivimos con entereza. en una relación D/s hay dos tipos de dolor. primero está aquel fruto del castigo por una orden incumplida. este perro no ha conocido nunca un dolor tan intenso y terrible, y no porque sea físico, de hecho el castigo más terrible que recuerda fue una simple bofetada. no hubo sangre, y el calor de la cara duró muy poco, pero la mirada de desaprobación estuvo ardiéndo por dentro de este perro durante mucho tiempo. la vergüenza lo devoraba por dentro. el otro dolor es el que es fruto del entrenamiento, de tu realización como esclavo, aquel que ataca el ego y le enseña que ya no tiene poder porque todo pertenece a su Dueño, a su Amo. es un dolor aceptado y deseado, en el que el Amo encuentra satisfacción y desahogo. deseo a todos los sumisos y esclavos que tengan mucho de este en su vida.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas