FdD el objeto

cuando el Dueño le dijo al objeto que era eso, un objeto, fue como una revelación, un momento de lucidez extrema. fue como encajar la última pieza de un puzzle muy complicado, que había sido confuso la mayor parte del tiempo, pero que ahora adquiría todo su significado. todo cobró sentido desde entonces: la necesidad de ser sometido, de obedecer, la excitación ante un alpha, ante un Dominante, la pasión por el bondage…. todo cuadró. a partir de ese momento el objeto se “rompió” en sentido de que todo lo que vino después entró sin cuestionamientos, sin obstáculos casi: la castidad, el silencio, la objetificación, la despersonalización. todo fue cayendo en cascada, como quitarle las capas a una cebolla. parecería que son cosas añadidas, pero lo único que hacían era descubrir la auténtica naturaleza del objeto. ahora es apenas algo más que la imagen de hoy: un ser sin rostro, mudo, sin visión, con un collar que indica que es una propiedad y dependiendo del Dueño para todo.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas