FdD efectos

el cuero es la segunda piel, el recubrimiento de la primera. bajo ella la piel de verdad se vuelve de mentira, siendo el brillante cuero negro la auténtica piel de un fetichista. oculto bajo ella se puede ser uno mismo. completamente cubierto uno está protegido. para un fetichista es la máxima expresión del placer, la fijación constante, la mediación inevitable para poder disfrutar. su olor es embriagador, su tacto da estremecimiento, su observación produce temor. ante un lederón el objeto no puede levantar la vista, es como si se quedara sin respiración, sin aire, sin posibilidad de hablar. en estos momentos, en este punto del entrenamiento, el objeto cae sin pudor en una estado de humillación y humildad que no le produce nada más en el mundo. es efecto de la acción del Dueño, de su entrenamiento, de su control y dominio.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas