FdD disponible

una de las características que deben marcar a un inferior es la disponibilidad. si además está bajo entrenamiento o posesión de un Superior, esta disponibilidad debe ser absoluta, completa, radical. normalmente esta disponibilidad debe ser no sólo psicológica y espiritual, sino física también. a veces eso se expresa cuando el inferior, a punto de ser penetrado, él mismo se abre las nalgas como diciendo “aquí estoy, haz conmigo lo que quieras”. menos común es la imagen de hoy. colocado el cuerpo en esta posición el inferior está completamente indefenso, sin posibilidad de protegerse, por ejemplo, de una posible agresión o de un posible golpe. es la confianza más absoluta y radical, la entrega más profunda. otro elemento importantísimo es que el objeto no se resiste. acepta su destino, su situación, su posición. está ahí y no desea estar en otro sitio. sinceramente el objeto lo envidia.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas