FdD comportamientos

desde que el Dueño hizo que el objeto de obsesionara con el latex, empieza esto a comprender determinados fetiches, como los relacionados con el pvc o cualquier otro material que sea brillante y “aislante”, como el latex. es, junto con las botas, el segundo fetiche, el del latex, que el Dueño pone al principio de la lista, cuando estaban al final o a mitad cuando comenzó el objeto a someterse al Dueño. esto es una prueba más de que el control del Dueño no se limita a lo puramente exterior. puede hacer que el objeto sienta predilección por tal o cual cosa, según sean sus deseos. basta una orden suya para que el objeto entre por una puerta que, previamente, ni siquiera había visto. ya casi ni es necesaria una orden, una sugerencia es suficiente

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas