FdD botero y masculinidad

hay algo especial en un tío con botas. el objetivo sabe si es que aumenta su mascu­linidad o si lo hace más duro, o ambas cosas. el hecho es que ocurre. tal vez por eso también las botas constituyen un fetiche muy extendido. para el Dueño es uno de los mayores, tal vez solo superado por la propiedad y el dominio en sí mismo. en cualquier caso las botas concentran la personalidad, en otro momento histórico diría el honor, de quien las lleva. por eso un esclavo, para mostrar sumisión, se arrodilla y las besa. esta postura en concreto trae recuerdos al objeto. es la misma que adoptó el Dueño en nuestra conversación inicial. sus botas eran unas sendras y las acercaba a la cara del objeto sabiendo que esto no podría resistirse, como realmente ocurrió. ese día no sólo lamió las botas del Dueño sino que el Dueño puso alrededor del cuello del objeto una cadena que no ha podido quitar desde entonces. no era consciente de que lo estaba haciendo pero ahora, en perspectiva, el objeto se da cuenta de que era un iluso y que nunca tuvo ninguna posibilidad, que siempre estuvo prisionero del Dueño desde ese día, aunque no lo supiera

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas