FdD botas y aspiraciones

el mundo está dividido en opuestos. eso es una realidad. y lo es más en el bdsm. algunos están arriba y otros están abajo; unos mandan y otros obedecen; unos guían y otros siguen. aceptar que esto es así nos libra de muchos quebraderos de cabeza. entre estos opuestos está que unos miran el mundo desde arriba y otros desde abajo. eso lo sabemos bien los inferiores. cuando aceptas lo que eres te das cuenta que tienes un lugar en el mundo, un puesto, que determina una perspectiva concreta. en una nueva interpretación del mito de ícaro, un inferior no debe aspirar a volar muy alto, de hecho no debería aspirar a estar por encima de las botas de su Amo. igual que el personaje griego se acercó al sol y perdió las alas, los inferiores influenciados por la sociedad podemos llegar a pensar que podemos hacer grandes cosas. pero estamos equivocados, y para eso están las botas de los Superiores. Ellos nos mantienen cerca del suelo, cerca de donde debemos estar, de nuestro lugar. de hecho sólo deberíamos verlas, sus botas, en todo momento, sentir su presión sobre nosotros. no nos engañemos, hay que aceptar la realidad y la realidad es que vivimos para, por y desde Ellos. por eso lamemos sus botas como señal de sumisión y obediencia. deberíamos hacerlo cada vez que entráramos en Su presencia.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas