FdD análisis en profundidad

“Estás en una celda solitaria y oscura”. estas fueron unas palabras que el Dueño le dijo al objeto hace una semana aproximadamente, y penetraron profundamente en la mente del objeto. las ha recordado al ver la FdD de hoy. encadenado a la pared, en un sótano, con muñequeras y un collar al cuello parce que apenas puede llegar a beber un poco de agua en el cacharro. delante suya de forma misteriosa una especie de fusta parece esperar. es una imagen explícita, pero también misteriosa al mismo tiempo. que ha pasado aquí? qué le espera al esclavo? muchos considerarían que es una escena cruel. cómo se puede tratar a un ser humano de esa forma? y aquí está el primer error. el que está ahí no es un ser humano, al menos como se concibe el concepto en la sociedad contemporánea: un sujeto de derechos inalienables. esta es una concepción relativamente moderna y aún no universal, porque la esclavitud sigue existiendo, algo censurable, a menos, como defendemos nosotros, que sea voluntaria. entonces la imagen adquiere nuevo sentido. el que está ahí quiere estar ahí, desea estar ahí, es feliz estando ahí, se siente realizado así. quien tiene la capacidad de juzgar por él mismo y decidir por él? un médico? un juez? un policía? si alguno de ellos soltara la cadena de la pared, posiblemente sería el mismo esclavo el que la volvería a enganchar de nuevo. o será que esta gente se considera con el suficiente poder para decidir por uno? donde queda entonces la libertad que tanto proclaman?

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas