día 3339 de esclavitud, 1311 de castidad

el objeto se ha dado cuenta de que el final de 2018 y el principio de 2019 ha sido una locura tremenda. el blog se ha retrasado más que nunca y han pasado un montón de cosas haciendo que los días pareciera que volaran. la mayoría de estas cosas tienen que ver con la familia y el trabajo y el Dueño ha estado al tanto de todas, pero eso no ha evitado que parezca que el objeto ha abandonado determinadas obligaciones como el propio blog.
curiosamente y paralelamente a esto, pocas veces el objeto se ha sentido tan mentalmente controlado, encerrado, encadenado y enjaulado por el Dueño como en este tiempo. Su control ha sido total y el objeto ha avanzado y profundizado en la sumisión hasta puntos que creía imposible. no consigue entender el objeto cómo ha sido esto posible, pero espera que a partir de ahora la cosa se normalice. ser un objeto propiedad del Dueño es un trabajo a tiempo completo y aunque el Dueño ha ordenado que el objeto esté aquí y que haga lo que está haciendo, eso no es excusa para no hacer otras cosas, para llevar el blog al día, para abrirse en canal y expresar abiertamente por esta ventana sus sentimientos, emociones y experiencias. un objeto no tiene derecho a la intimidad, no tiene derecho a guardarse nada para sí, porque no posee nada, nada es suyo. todo lo que usa es del Dueño y por tanto le pertenece a El y hace con eso lo que el Dueño quiera.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas