día 3336 de esclavitud, 1308 de castidad

el objeto fue a comer con unos amigos con permiso del Dueño. fue una de esas comidas largas y en las que se habló mucho y de muchas cosas. sin embargo el día tuvo un aspecto negativo porque el objeto no tenía trabajo hoy al ser lunes de carnaval y su fiesta, pero el Dueño se enteró a media mañana. no entiende el objeto como se lo pudo pasar porque juraría que se lo había dicho en los días anteriores. en cualquier caso el Dueño se molestó, con toda la razón del mundo.
fue un error imperdonable y el objeto se sintió fatal porque había pecado contra el Dueño. por supuesto suplicó su perdón y, como una forma de paliar la falta, hizo una ofrenda al Dueño. no puede entender el objeto como ocurrió y se sintió fatal pero ello, pero al final el Dueño tranquilizó al objeto y el objeto pudo comer tranquilo lo ofrenda fue suficiente para aplacar al Dueño.
el resto del día fue bien aunque siempre estuvo ahí la duda de por qué habría fallado al objeto de manera tan estrepitosa.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas