día 3331 de esclavitud, 1303 de castidad

un objeto no es una mascota, ni un esclavo. por tanto va con su naturaleza el ser almacenada cuando no es usado hasta que se necesite, hasta que haya que hacer uso de él. mientras tanto está esperando. hoy el objeto pensó en eso, en estar encerrado en una habitación, tras unos muros, esperando a que el Duero decide usarlo. el mundo del objeto sería ese, una habitación, no más grande que una celda, con un simple retrete y un lavamanos, un colchón en el suelo y una mesa y una silla para escribir, no porque el objeto lo desee, sino porque muchas veces ha dicho el Dueño que quiere que el objeto trabaje y escriba, y esa es una de las razones por las que lo sacaría del mundo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas