día 3273 de esclavitud, 1245 de castidad

termina un año más y el objeto, como todos, hace balance. durante este año ha profundizado mucho en la sumisión y la obediencia. cuando el objeto mira al principio de año y se ve ahora no puede evitar sentirse más objeto, menos humano. poco a poco el Dueño ha ido tejiendo esa tela de araña que va encerrando al objeto. con una orden acá, un deseo allá, y una correción por ahí, al final todo va minando la poca autonomía que le quedaba al objeto.
ante el nuevo año el objeto espera poder profundizar aún más, llegar más lejos en el servicio al Dueño, que El pueda hacer en y con la mente del objeto lo que quiere y desee.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas