día 3218 de esclavitud, 1190 de castidad

un día de esos en los que el objeto entra en el trabajo a las ocho de la mañana y sale a las ocho de la noche, con dos horas para comer. para que después digan que no existe la esclavitud. sin embargo el objeto lo lleva bien. la principal razón es que su mente está enjaulada, encadenada y amordazada. ayer el Dueño le dijo al objeto que a partir de ahora ya siempre sería así, que el otro estado de su mente sería una excepción pero que todo lo demás era apariencia. no sabe el objeto cómo lo ha hecho pero efectivamente parece que es así. en el trabajo mucha gente intenta molestar y alterar al objeto apelando a su ego, pero como no lo tiene y su mente está en ese estado de subspace, todos sus intentos caen en saco roto ¿cómo se puede ofender a alguien, o a algo, que vive en estado de humillación? no se puede. desaparecido el orgullo no pueden ofenderte porque no hay orgullo que ofender. el mayor miedo en los trabajos es perder status o poder. si no quieres status o poder no puedes perderlo, y por tanto el miedo desaparece. esta es la gran enseñanza, el gran regalo que el Dueño le ha dado al objeto.
el objeto sabe que en algún momento puede perder, por las circunstancias, o por estar lejos del Dueño, ese estado mental. pero también sabe que el Dueño lo detectará inmediatamente y pondrá remedio. así que, como ayer, sólo queda la aceptación, saber que el objeto vivirá así, con su mente enjaulada, encadenada y amordazada para siempre. es así. no hay cuestionamiento, no hay “peros”. es así y así lo acepta y abraza el objeto. para muchos aparentemente esto se manifiesta en seguridad, cuando realmente en su interior lo que hay es dependencia. es curioso como los extremos se tocan y lo que realmente es humillación se puede entender como autosuficiencia en el sentido de no dejarse influir por lo demás. el objeto depende del Dueño en todo, por lo que la Suya es la única opinión que vale. el objeto vive en silencio en su interior, por lo que no se pierde en conversaciones vanas o argumentaciones sin sentido. la vida social parece una lucha constante entre ego. si no quieres vences ¿qué sentido tiene la lucha? si “perder” socialmente es tu naturaleza, porque reconoces que eres un inferior y los humanos son Superiores ¿para qué luchar? el objeto deja que los humanos luchen mientras el objeto se limita a obedecer al Dueño.
es por todo esto que el bdsm, pero especialmente el Dueño, ha transformado la existencia del objeto. realmente el objeto se siente una creación del Dueño. El ha establecido estas normas y ha hecho del objeto lo que el objeto es. y todo hombre es dueño de lo que crea.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas