día 3216 de esclavitud, 1188 de castidad

ha sido un día tranquilo cuidando a unos familiares. en teoría tenían un cuidador pero se ha puesto enfermo y el objeto lo ha hecho. es otra forma de servicio, porque como es obvio, lo ha hecho con permiso del Dueño. a veces el servicio y la sumisión es así, discreta, poco escandalosa y llamativa…. hasta diría aburrida, pero sigue siendo sumisión. muchos piensan que se somenten cuando se cubren de cuero o latex, se van a un bar el sábado por la noche, y se arrodillan ante los Superiores que estén allí y que se lo permitan. y sin poder censurar este comportamiento, por eso se llaman a esto sesiones, es algo esporádico, que a los inferiores naturales acaba dejando insatisfechos. los que se necesitan someterse, vivir sometidos, necesitamos una pierna, preferiblemente embotada, encima nuestra que no permita que levantemos la cabeza. necesitamos control, dominación sobre nosotros, incluso ser “violentados” en determinadas ocasiones para ir perdiendo la autonomía. una sesión no es suficiente, porque cuando se consigue, toda la vida se convierte en una sesión. el Amo es tu faro y tu guía, y todo lo haces por El. es lo que ha sentido hoy el objeto por el Dueño, haciendo algo que parece vulgar pero que sabe agrada al Dueño. esa ha sido su recompensa y da gracias al Dueño por permitirle hacerlo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas