día 3160 de esclavitud, 1132 de castidad

hay días que se planean de una forma y salen de otra. puedes comenzarlos con mucha ilusión y ganas, pero de pronto recibes una noticia y todo se tuerce. hoy ha pasado algo así, ha muerto un familiar del objeto. esto lo ha afrontado con entereza, sobre todo porque hay personas mayores que necesitan más apoyo y alguien tiene que darlo. como en situaciones así, la presencia de la muerte hace que te replantees la vida y el objeto debe dar infinitas gracias por la vida que tiene y por la presencia del Dueño en ella. ni remotamente en sus sueños más profundos pudo el objeto imaginar que llegaría al punto en el que está ahora. por eso, cuando hoy ha sentido alguna punzada de tristeza o cuando se han puesto todos alrededor a llorar, el objeto traía a su mente al Dueño, que evidentemente ha estado informado de todo, y sentía un calor interior que ayudaba a afrontar la situación. la obediencia tiene esa ventaja, hace que hasta las cosas más graves se lleven mejor.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas