día 3026 de esclavitud, 998 de castidad

esto se ha despertado enfermo y el Dueño, como siempre, ha sido comprensivo, a pesar de llevar cierto retraso del blog. hoy aprovechó el objeto y se afeitó los genitales. hacía tiempo que no lo hacía y le costó lo suyo al objeto. al final la sensación y el efecto fue el mismo: sentirse humillado aún más.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas