día 3019 de esclavitud, 991 de castidad

el lavado de cerebro existe, es posible, el objeto lo ha experimentado. la alienación es un hecho que se ha producido a lo largo de la historia, las religiones, las ideologías, los sistemas políticos…. los ejemplos de instituciones que limpian la mente de los ciudadanos y los convierte en súbditos se multiplican sin cesar.
parecía que esa etapa había pasado pero ahora la alienación sigue vigente pero más encubierta, disfrazada, oculta. es mucho más sutil.. irónicamente el objeto se ha dado cuenta de ello cuando ha sido esclavizado por el Dueño, cuando lo ha sometido profundamente y le ha quitado su “libertad”. sólo entonces el objeto se ha dado cuenta de que eso era mentira, de que pensaba que era libre pero no lo era, de que realmente estaba alienada cuando pensaba que era libre y se ha vuelto libre de verdad cuando el Dueño lo ha esclavizado.
en el fondo la sociedad llama libertad a un montón de obligaciones impuestas que no deseas y que son una carga que te lleva a la infelicidad. son los barrotes de la jaula que te aprisiona sin saberlo. cuando eres inferior, y sobre todo, cuando aceptar que lo eres, esos barrotes desaparecen y los metálicos de la jaula donde te encierra el Dueño no lo son en absoluto. desde que tiene memoria el objeto no recuerda una etapa de paz y tranquilidad más prolongada que estos ocho años en los que ha sido propiedad del Dueño. eso debe significar algo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas