día 3008 de esclavitud, 980 de castidad

si no fuera por los “rituales” que ha establecido el Dueño, la vida del objeto sería un desastre, donde imperaría la tristeza y el dolor por no poder vivir a los pies del Dueño. sin embargo el control del Dueño mantiene a esto centrado. por la mañana, antes de empezar el día, esto debe saludar al Dueño y suplicar su permiso para vivir un día más. siguen unas peticiones para que el Dueño apruebe todo lo que esto tiene que hacer durante ese día. este hecho hace que todo lo del día dependa del Dueño.
a partir de ese momento si algo surge durante el día esto tiene que suplicar permiso igualmente. todo tiene que pasar por él. es una forma muy efectiva de control que facilitan los actuales medios de comunicación, especialmente el teléfono. todo se hace por escrito porque esto no tiene derecho a hablar y está siendo entrenado por el Dueño en el silencio para que no tenga que utilizar la voz en ningún momento.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas