día 3004 de esclavitud, 976 de castidad

el Dueño sigue con su proceso de reprogramación del objeto. cree esto que es la mejor forma de decirlo porque siente como lo va reconstruyendo mentalmente. El Dueño está cambiando ideas, moviendo cosas, haciendo que las defensas sean inútiles. normalmente tenemos estrategias para escondernos, para justificar comportamientos, para escapar y evitar que otros nos cojan en un requiebro o en una debilidad. el Dueño está destruyendo todo eso. está desvelando todos esos procesos para que no quede ninguno. y Él tenga siempre camino libre. no habrá nada entre la Voluntad del Dueño y la vida del objeto.
esto nunca pensó que pudiera sentirse más indefenso pero siempre el Dueño consigue haciendo que sea más profunda la sumisión e indefensión.
el Dueño quiere, que en la distancia, sigue suplicando permiso para cada vez más cosas y más permanentes, es decir, para todo, para absolutamente todo.
el mismo Dueño lo ha dicho, cada vez está más cerca de conseguir lo que siempre deseó, un objeto inerte, mudo, castrado y sin voluntad; y efectivamente está cerca de conseguirlo, si no lo ha conseguido ya.
de hecho hoy el objeto ha vuelto con el tema del gimp. el término gimp se ha extendido por el mundo bdsm para referirse a esos inferiores, normalmente completamente cubiertos de latex, que son objetos. no hablan, no deciden, no piensan, sólo obedecen. todo lo relacionado con los gimps tiene que ver con la objetificación y la deshumanización.
parece ser que el origen del término está en la película pulp fiction, en la escena del sótano donde utilizaban ese término para referirse al que aparece vestido de cuero, encapuchado, y que no puede hablar y vive encerrado.
fetlfe está lleno de grupos y fetichistas que abordan este tema. se discute si es posible vivir así 24 horas y gente que buscan Dueño o Amo, o un gimp que usar. esto no se define como gimp aunque no es más que terminología porque podría serlo. prefiero el término objeto, que es el que utiliza el Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas