día 2998 de esclavitud, 970 de castidad

en determinados momentos esto toma conciencia plena de lo que es, de donde está y de lo que le espera en el futuro según el Dueño. son momentos de aceptación y transparencia con uno mismo. el objeto siente la jaula y sabe que nunca más volverá a tener un orgasmo en condiciones. cualquier actividad sexual de esto no es del agrado del Dueño.
luego está la palabra. el objeto ya no desea hablar más, ni mucho menos y cuando se ve obligado a ello es desagradable y se siente vacío. esto debería estar en silencio permanente y definitivo.
ahora lo que este objeto espera es que se cumpla la voluntad del Dueño, que desea tener el objeto encerrado y encadenado, incluso ha hablado en muchas ocasiones de sacarlo del mundo, de aislarlo y de que El sea su único contacto con el mundo exterior. es una vida radical y absoluta pero, como también se ha dicho a menudo, esto no es para pusilánimes.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas