día 2961 de esclavitud, 933 de castidad

nunca se vio, se ha visto, y tal vez se verá el objeto como un revolucionario pero no hay duda de que algunos elementos presentes en su vida y en este blog constituyen un cuestionamiento radical de los fundamentos de la propia sociedad. el mismo principio de que todos somos iguales es puesto en duda por el objeto. ya sólo esto podría suscitar muchas críticas y cuestionan la base de la relación que mantienen Dueño y objeto. este cuestionamiento proviene no sólo de los que viven en la sociedad perfectamente aceptando sus principios. las críticas también vienen de miembros de la propia comunidad lederona y bedesemera. parece que está bien vestirse de cuero y latex pero no arrodillarse y someterse a un Amo. lo sorprendente es que hay lederones que buscan la aprobación y la aceptación por parte del resto de la sociedad, quieren ser “respetables”. lo que no hay que olvidar nunca es que esa “respetabilidad” no es más que una concesión a sus principios y normas y, por tanto, una traición a lo que sentimos y deseamos. el objeto no quiere que nadie, salvo el Dueño, ponga normas y organice su vida. no se puede servir a dos señores y la sociedad intenta siempre controlar la mente de los que viven en ella; pero eso sólo lo puede hacer el Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas