día 2945 de esclavitud, 917 de castidad

esta semana es importante porque el objeto tiene que hacer varias cosas que hacer que pueden marcarlo laboralmente en los próximos años. además sigue esforzándose en el trabajo, aguantando egos y gente que solo quiere su beneficio y aunque sea aplastando a los demás.
mientras esto ocurre el objeto solo desea cubrirse de latex, ponerse una mordaza y una capucha y ser introducido en un saco de cuero, apretar las correas y permanecer así un tiempo indefinido, a cuanto más mejor. a veces la vida simulando un humano es agotadora y el objeto necesita abandonarla por un tiempo.
hoy el objeto ha tenido que hablar mucho, más de lo normal, y eso lo ha alejado aún más de la vida de silencio que debería estar llevando. hace mucho que el objeto no pude amordazarse, y estar en silencio durante mucho tiempo: la jaula permanece, está siempre ahí, como una asidero que mantiene al objeto vinculado a su naturaleza.
estamos en medio de una tormenta muy fuerte que hace que esté lloviendo casi todo el día. el Dueño ha ordenado que lleve zapas porque las botas sendra son demasiado valiosas como para que se mojen y el cuero se estropee. así que de nuevo queda la jaula.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas