día 2944 de esclavitud, 916 de castidad

el objeto ha empezado a sentirse mal esta noche, desvelándose sobre las tres de la mañana y apenas durmiendo desde esa hora. el motivo es que la garganta le ardía y la flema no le dejaba casi respirar estando tumbado, así que ha tenido que levantarse. no es la mejor situación para un objeto dedicado al servicio, y eso crea cierto malestar en el objeto porque no cumple su función, pero el Dueño entiende que estas circunstancias ocurren. porque pase lo que pase, esté como esté, el objeto está seguro de que el Dueño lleva el control de todo. ayer mismo le decía que no se engañara, que aquello que parecía que ocurría fuera de Su Control, realmente era algo que El deseaba y permitía. no hay nada en la vida del objeto que se escape a Su mirada, a Su supervisión. de hecho el objeto vive en una prisión, controlada por el Dueño. El tiene todo el control y el poder. el objeto lo sabe. el Dueño lo sabe y es una situación no sólo aceptada y asumida, sino querida.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas