día 2897 de esclavitud, 869 de castidad

en ocasiones el objeto comprueba que el bdsm es una lucha de titanes, un enfrentamiento entre dos grandes entes, por un lado el Amo y por otro el ego. el ego nunca debe ser infravalorado. es un ente poderoso, una realidad que, si te despistas,vuelve a aparecer y retomar todo el espacio perdido en menos de un segundo. cada paso que da el Superior sobre su inferior para empequeñecer el ego de éste, puede desaparecer rápidamente por lo que el entrenamiento debe ser constante, sistemático y despiadado. es una lucha sin cuartel.
esta reflexión no la hace el objeto porque hoy haya sido un día nefasto en este sentido, al menos con él. la reflexión viene porque ha sido testigo en el trabajo de un enfrentamiento de dos egos que ha afectado profundamente al resto de la gente que estaba alrededor y que ha marcado el día.
como suele ocurrir en estas ocasiones las dos personas han acabado discutiendo no por lo que estaban hablando, que irónicamente era perfectamente compatible y estaba de acuerdo, sino porque el ego tomó las riendas, dejaron de escucharse y sacaron a relucir todo lo que tenían guardado y almacenado desde hacía semanas. fue muy desagradable, sobre todo porque, tras la mirada del objeto, las dos personas desaparecieron completamente y sólo quedaron sus egos. la consecuencia fue la misma cuando esto ocurre: no se soluciona nada, se acaban teniendo más problemas y la gente sale dolorida con heridas que no se ven pero que son profundas y sangrantes. ahora, en el mejor de los casos, comenzará un proceso de recuperación en el que las personas volverán a tomar las riendas de la situación y se resolverá con mucho esfuerzo y trabajo. en el peor de los casos estas dos personas no serán capaces de hacerlo y se convertirán en enemigas, con lo que el ego habrá ganado y tanto su existencia como la de los que están a su alrededor se habrá convertido en un infierno.
viendo lo visto ¿cómo puede el objeto quejarse del entrenamiento del Dueño que ha llevado a tener su ego controlado? no lo hace, al contrario. valora y agradece el esfuerzo que ha dedicado el Dueño a esta tarea. sin duda, independientemente del hecho de ser un objeto, de ser un inferior que para desarrollarse necesita eliminar su ego. vivir sin él, sin el ego, facilita mucho la vida. la hace más llevadera y agradable. evita conflictos y problemas que luego nos cuesta resolver, y todo gratuitamente y sin beneficios, porque nada se ha sacado de la situación de hoy, salvo tal vez la oportunidad de dar un paso más y crecer. eso es cierto, pero también lo es que, si no se da, se habrá destruido una relación y la vida de los de alrededor se habrá convertido en un infierno. ya veremos como evoluciona todo esto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas