día 2812 de esclavitud, 784 de castidad

el objeto ha tenido un día muy intenso en el trabajo, con muchos egos. poco agradecerá el objeto al Dueño, haga lo que haga, que le haya entrenado para que su ego esté controlado.
más tarde en casa, el objeto ha suplicado permiso para dormir una siesta y el Dueño lo concedió. su control es absoluto y el objeto es feliz cuando el Dueño lo ejerce.
luego el objeto volvió a engancharse con unos blogs de sumisión hetero. como en otras ocasiones próximas el objeto quedó prendado de esos tíos sumisos atados, sometidos, controlados. poco le importó que fueran Amas. encuentra el objeto cierta ironía en el hecho de que algunos de ellos tal vez se hubieran burlado de un gay y ahora están humillados. la sumisión uniformiza y más independientemente de tu orientación sexual.
durante todo el día, a pesar de las ocupaciones y las situaciones, el objeto se ha sentido castrado con la jaula de castidad. el objeto se lo agradeció al Dueño por la mañana. por la noche el Dueño ordenó al objeto una ofrenda, un disco que le apetecía y el objeto se sintió honrado y feliz de poder obedecer al Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas