tortura

FdD medir el dolor

el dolor es algo subjetivo, ya que algunos tienen umbrales más altos y otros más bajos. sin duda con entrenamiento y práctica se puede conseguir alterar estos umbrales. esto have que sea difícil medirlo. sin embargo la foto de hoy nos muestra una manera: pesando todas estas cadenas. si nos fijamos detenidamente vemos que hay un esclavo debajo de todas ese metal que está sintiendo su presión y por tanto sufriendo. is es un esclavo entrenado en el masoquismo, o is ha desarrollado esa tendencia natural, sin duda podrá aguantar mucho, pero eso no es común. el nuestro no es un mundo que acepte el dolor libremente sino que huye de él. la edad media, por ejemplo, parece un tiempo donde el dolor era más aceptado, incluso potenciado.
los lectores de años saben que 402 nunca se ha definido como masoca, pero el Dueño quiere que lo sea y que este objeto se entrene en el dolor, aprendiendo a sentirlo, a abrazarlo, a fundirse con él y hacia ese objetivo va. el esclavo de hoy le sirve de ejemplo.
un único apunte. realmente la cara del Amo es una cara de sádico.

FdD tortura

a veces un esclavo es torturado no con dolor o golpeándolo, sino poniéndolo en una situación que, a la larga, produzca malestar e incomodidad. el Amo ha puesto al esclavo de forma que para respirar tiene que levantar la cabeza y sacar el tubo del agua. al principio parece algo fácil pero con el tiempo el cansancio hará mella en el esclavo y puede encontrarse en auténticos problemas. antes incluso de tenerlos, el esclavo sabe que llegará a ese punto y ese tema adelanta el sufrimiento que se avecina.

FdD prueba de dolor

2015_01_25como el perro no se define como masoquista, pensaba que podría pasar por este camino sin necesidad del dolor. sin embargo estaba equivocado. un esclavo no puede ser entrenado sin cierto grado de dolor, bien como castigo, bien como forma de hacerle ver que ya no se pertenece a sí mismo, sino que pertenece a su Amo.
el dolor infligido como castigo, y el dolor infligido sin ninguna razón, son las dos herramientas que permiten entrenar al esclavo domando al ego.
el perro imagina la sensación cuando el dolor se vuelve intenso pero no puedes escapar porque estás atado y amordazado, así que no puedes gritar ni suplicar que pare, ni pedir perdón y la angustia aumenta porque crees que el Amo se pasará y llegará a un punto insoportable para tí, pero entonces para, y sabes que has pasado la prueba, a pesar de que el dolor está ahí, pero incluso ahora es menos dolor.

FdD dolor

¿cómo llega un sumiso que no soportaba el dolor a desear que lo torturen? esta pregunta se la hace el perro en estos momentos porque, después de haber estado con el Amo hace poco, ha llegado a descubrir el valor liberador del dolor, del sufrimiento si tiene un sentido, en este caso el de los deseos del Amo. durante años, desde que el perro comenzó su andadura por el bdsm, siempre ha puesto el dolor como uno de sus límites. el Dueño deseó que eso no fuera así y que aprendiera a soportar el dolor, comenzando por las pinzas en los pezones. aún teme al dolor este perro pero el entrenamiento está teniendo resultado porque a veces, y hoy es uno de esos días, el perro desea ser torturado. mejor sentir dolor por el Amo que no sentir absolutamente nada. el dolor cura, limpia y fortalece. las faltas desaparecen y los Amos reconocen el valor del esclavo que soporta el sufrimiento infligido  ahí está nuestra fortaleza y nuestro camino. por eso el bdsm ayuda en la no-vida. si eres capaz de soportar el dolor puedes soportar cualquier cosa. 

FdD dolor y tortura

el dolor, la tortura, el cuero, la mordaza, todo combinado forma parte del alma del esclavo, de su vida  de su entrenamiento. entrenar a un esclavo es un proceso largo y laborioso, que cuesta mucho y consume muchas energías. en la imagen la tortura física no es la única, ni la prioritaria. ver como la polla del esclavo se excita y se tensa  provocando oleadas de dolor en los pezones, le hace ver que no controla ni su propio cuerpo. a este perro le ocurre a  menudo: cuando habla con el Amo su cuerpo de perro parece reaccionar independientemente, la erección es inevitable. envidio su sensación de impotencia, de su indefensión.

FdD el dolor purificador

si ayer hablábamos de las botas como elemento controlador del ego, hoy esta imagen evoca a este perro los otros dos métodos para evitar que el ego tome las riendas: la humillación y el castigo físico o psicológico. el esclavo está atado y amordazado delante de un grupo de personas y el Amo está preparado con un látigo de varias puntas. no puedo dejar de imaginar lo humillante que puede ser esto, sabiendo además que estabas siendo grabado y que, posiblemente, en pocos minutos estarías circulando por internet. de pronto, y sin ser famoso, te conviertes en alguien público, y además en una actividad que es censurada por muchas personas. posiblemente la mayoría de la gente perdería su trabajo o su familia si estuviera en esta situación. 
pero además no es sólo la exposición pública, sino el que vas a ser azotado así. el dolor, tanto en público como en privado, hace que te centres casi exclusivamente en él, por lo que todo lo demás se relativiza, se cuestiona, deja de tener importancia. todas aquellas cuestiones provocadas por el ego, de ser más importante, más reconocido, etc. sencillamente desaparecen. sólo existes tú con tu dolor, con el dolor que tu Amo te regala, y cuando termina, llega la auténtica liberación, aquella en la que te entregas a tu Dueño.

FdD dolor

muchas veces en este blog este perro ha dicho que no se define como masoquista, y así es. sin embargo, por expreso deseo del Dueño, este perro se está entrenando en soportar ese dolor. supongo que es un desarrollo natural del sentido de posesión. uno hace con lo suyo lo que quiere. el Amo mismo ha dicho a este perro que no tiene con otros deseos sádicos, salvo con su esclavo. eso le llena a este perro de alegría, porque significa que le pertenece y esa posesión despierta esos instintos. en el último viaje, cuando estuvo en su presencia, este perro lloró de dolor. fue algo intenso, muy intenso, y que le marcó. “para eso he venido, Amo”, repetía sin cesar, tanto exterior como interiormente. fue un acto de entrega como pocas veces ha realizado este perro. sigo sin definirme como masoquista, pero siento envidia al ver esta foto.

instrumentos de tortura

a petición de un lector del blog, este perro pone fotos de los objetos con los que se somete a su Amo. la semana pasada puso los chaps y aqui tienen, en primer lugar, el cockring de silicona. tiene un orificio para el pene y otro separado para los testículos. es difícil de poner y desde el primer momento es doloroso.

estas son las pinzas de los pezones. producen un fuerte dolor al principio. luego este perro asimila el dolor y lo soporta mejor, pero luego se vuelve cada vez más insoportable

y por último la mordaza. Amo y este perro la denominan “mordaza de madrid” porque fue con la que este perro salió de la tienda SR y recorrió madrid con ella puesta, tras una bufanda, en diciembre pasado.

FdD sobrestimulado

la sobrestimulación pueder ser una tortura, un tormento. el principio es muy sencillo: se ata al esclavo para que no pueda moverse o evitar las sensaciones. luego, en este caso, las pinzas en los pezones, y la estimulación eléctrica en los genitales empiezan a enviar sensaciones de placer, al menos al principio. a medida que para el tiempo, incluso manteniendo la intensidad en el mismo grado, las sensaciones se vuelven insoportables.
entonces, junto al dolor físico, fruto de una “sobreexcitación” placentera, se une la desesperación por no poder evitarlo, por no poder impedirlo. la indefensión y la impotencia minan el poder del ego y pueden llevar a un grado de desesperacióntla que roce la locura. la salvación que llega por tu Amo, que te libera, hace que te inunden los sentimientos de gratitud y de sumisión. así es nuestra vida.

FdD dolores

nacemos con dolor, con mucho dolor, tanto que es una de las maldiciones que aparecen en la biblia tras la caída del hombre. ahora intentamos mitigar el dolor con pastillas e inyecciones. las mujeres ya no sufren tanto cuando traen un niño al mundo, y no tinene por qué hacerlo. pero el dolor también nos aleja un poco de la vida. somos seres extraños porque huímos de él, pero el dolor también nos hace fuerte. todo aquel que haya estado en una sesión de bdsm sabe que el dolor es un elemento importante, fundamental para la existencia y que te eleva sobre ella hasta lugares insospechados. ya no sólo hablo del efecto psicológico de las endorfinas, sino de como afrontando el dolor podemos aprender a afrontar la propia vida. sin una cosa no hay la otra. eso lo sabe bien cualquier esclavo.

FdD torturas

los esclavos tenemos un gran enemigo: nuestro ego. el ego es aquella parte de nosotros, de nuestro interior, que el resto de la sociedad más ha potenciado a lo largo de nuestra educación y nuestro proceso de socialización. se recurre al ego cuando nos hablan de autonomía, de éxito, de triunfo, de autosuficiencia. se recurre al ego cuando se quiere potenciar todo lo opuesto a lo que debe, y quiere, ser un esclavo. por eso el ego es el gran enemigo a batir mediante prácticas físicas y psicológicas. entre las segundas tenemos la humillación, la obediencia ciega, el silencio, la intrspección… hoy sin embargo esta foto me remite a las otras, a las físicas que producen un efecto directo sobre el ego: la castidad y el bondage son las más significativa y están aquí presentes. la sensación de autonomía y de control sobre tu cuerpo desaparece cuando no puedes hacer ni una cosa ni otra. cuando estás sujeto por correras y no puedes acceder a tu pene, el ego empieza a comprender que hay algo sobre lo que no tiene control que está perdiendo el poder de actuar, de sentir, de darse placer. tú eres tu cuerpo, y lo que hagas a tu cuerpo tiene efecto sobre tu mente y tu ser; pero al mismo tiempo tú eres tu mente, y aquello que pienses se hará carne en tu cuerpo. la guerra contra el ego tiene estos dos campos de batalla. si desatiendes alguno corres peligro de perder, de tener que capitular ante el ego. no permitas que eso ocurra. 

FdD dolor, dolores

hay muchas formas de vencer y dominar al ego. la humillación es una de ellas, el dolor es otra. el dolor pone al esclavo al límite, especialmente si no es masoquista. normalmente el ego huye del dolor, del esfuerzo de la incomodidad, del trabajo, de los retos. le gusta quedarse como está, que las cosas no cambien, que nada se altere, que nada se mueva. un esclavo atado sufriendo algún tipo de dolor intentará huir, escapar, porque eso es lo que le indica el ego, pero si está fuertemente atado no podrá. entonces el ego se revolverá y se desesperará hasta un punto en el que se dará por vencino, cuando ve que no hay escapatoria. entonces sólo queda la aceptación, sumisa y servicial de tu destino, de tu condición de perro. justamente cuando estés dispuesto a recibir más dolor, es cuando ya no necesitas que te inflinjan más. soporta el dolor te hace fuerte, te hace resistente, algo que el ego no puede soportar, porque el ego se alimenta de tu debilidad, de tu carencia de estímulo, de tus necesidades. por eso el dolor es liberador, porque te sobrepone al ego y te lleva más allá.

FdD castigo

nuevamente con el castigo. no siempre tiene que ser una falta cometida lo que lleva al esclavo a ser azotado, humillación, golpeado. a veces es sencillamente porque el AMO necesita relajarse o desea recordarle al esclavo quien manda, quien da las órdenes. ¿puede ser entonces considerado con el nombre de castigo? tal vez no, posiblemente no, pero un esclavo tampoco debe plantearse eso. la obediencia ciega, tan mal considerada últimamente puede ser un gran activo de un esclavo. a este perro aún le cuesta aceptar el dolor, asumirlo, amarlo cuando viene de su AMO. es una tarea pendiente que espero poder afrontar pronto.

FdD dolor

¿por qué el dolor? la primera idea que me viene a la mente es: porque sencillamente lo quiere el AMO. pero aún siendo la primera respuesta, no es la única. vivimos en una sociedad que valora tanto el placer que el dolor queda relegado a la trastienda. huimos de él, lo rechazamos, lo ocultamos, lo niguneamos. sin embargo el dolor está permanentemente presente en nuestra vida. de una forma o de otra vuelve a aparecer. una actitud vital saludable sería adiestrarnos para poder soportarlo, para poder vencerlo, para poder superarlo. y aquí aparece una nueva de esas paradojas que recorren completamente el bdsm. el entrenamiento en el dolor es un entrenamiento de la voluntad, una voluntad que no es individual, sino una herramienta que se pone a los pies del AMo. se trata de practicar la voluntad para poder obedecer más y mejor.
Ir a la barra de herramientas