sumision

FdD inequívoco

hay cosas que son inequívocas, que no pueden ser malinterpretadas. un pantalón de cuero, con una cremallera en el culo es un pantalón de un sumiso, de un inferior. incluso aceptando que un Dominante puede ser penetrado por placer, nunca lo manifestaría de esa manera. lo interesante es que la imagen de hoy es extremadamente sexual, con una fuerte carga, y sin embargo, no se ve un solo centímetro de piel, al menos de piel humana. sólo hay cuero y metal, esposas y mucho sexo.

FdD orgullo inferior

el objeto no encuentra mejor forma de expresarlo pero un inferior puede sentirse “orgulloso” en algún momento, cuando cumple y obedece a su Amo. realmente no es orgullo lo que debería sentir porque el orgullo es fruto del ego. la palabra correcta tal vez sería satisfacción pero tampoco. un inferior como el de la imagen obedece, y al obedecer cumple los deseos del Amo. son esos deseos los que producen felicidad. los Amos si que pueden estar orgullosos de sus inferiores, de sus creaciones. llevar el collar, llevar la jaula y llevar las pinzas son motivo de satisfacción para el inferior, mostrando su sumisión, su obediencia, su entrega. de rodillas, con el culo abierto, la cabeza alta, todo su cuerpo habla de esa sumisión, de esa obediencia, de esa entrega. en otro contexto, en otra postura, con otra ropa. podría pasar por alguien normal. de esta forma ha perdido todo rasgo de humanidad, y efectivamente, y para todos los efectos, es un inferior.

FdD fragilidad

hay una forma de humillar a un inferior, especialmente en las primeras etapas del entrenamiento, que de sencilla que es desconcierta. consiste sencillamente en dejarlo desnudo mientras el Superior está completamente vestido. la acción se amplifica si el segundo, además, está vestido de cuero, porque es un material duro, parecido a la piel, pero protector. el sumiso, desnudo, está indefenso. al vivir en una sociedad donde estar sin ropa es algo íntimo, privado, personal, al desnudar al inferior se le expone, se le muestra, se le enseña; en definitiva pierde el control sobre su entorno y su propio cuerpo. se vuelve frágil, inseguro, endeble, sin resistencia. ese estado facilitará enormemente la tarea del Superior.

FdD mundo

el proceso de degradación de un inferior, de reconocimiento de su propia identidad, y de vivir acorde con ella; es un proceso de irte quitando todo. como si pelaras una cebolla el Superior va quitando aquello que la sociedad ha ido colocando y que, bajo la excusa de la identidad, lo que ha hecho es ocultar completamente lo que eres, tu auténtico ser, aquello para lo que has nacido. si el proceso tiene éxito, algo muy difícil y poco común, el inferior va entregando todo al Superior: lo que tiene y lo que es, su obediencia, su sumisión, su libertad de decisión… todo. el momento final es cuando el mundo del inferior queda reducido a lo que el Superior ha construido para él, ha decidido para él. puede ser un sótano vacío, una habitación o un hotel entero, da lo mismo, pero ese es el mundo en el que vive el inferior; un mundo que no depende de él, donde él no tiene nada y que es gobernado por el Superior. es en ese momento cuando todo cobra sentido y el inferior puede empezar a vivir realmente.

FdD duelo

cuando finalmente se abraza la esclavitud y puedes vivirla completamente porque el Amo te encierra, es normal sentir cierta tristeza y depresión. es mucho lo que se deja atrás pero tienes que darte cuenta que eso que dejas atrás no es realmente importante. hay que vivir una especie de duelo, que consiste en morir a las últimas cosas que te inculcaron y te enseñaron durante tu proceso de socialización en una sociedad que rechaza la sumisión y la obediencia, y que se fundamente en la individualización, el egoísmo y la separación. es el último acto de entrega y sumisión: entregar lo último que te queda. el proceso de entrenamiento ha sido largo y costoso, porque se han ido abandonando todos aquellos aspectos que, aparentemente fundamentaban tu vida: el éxito económico y social, la necesidad de valoración y aceptación de los demás, etc. poco a poco el inferior ha ido descubriendo su inferioridad y aceptándola. en el último acto para ser realmente lo que es, debe abrazarla, aceptarla y vivirla. cuando lo consiga habrá dado el salto. su existencia girará en torno al Superior y, por fin, podrá ser feliz.

FdD arsenal

en la escala de inferiores el lugar más bajo lo ocupan los objetos, aquellos que han perdido su condición de humanos porque tal vez nunca lo fueron. irónicamente para descubrir su propia naturaleza y quedarse “desnudos, tienen que cubrirse con cosas, normalmente cuero y latex. cuanto más piel tapada, menos humanos; cuanto menos humanos, más sumisos; cuanto más sumisos, más objetos. es una relación directamente proporcional que va acompañada de un proceso interior. uno no puede cubrir su exterior sin que lo de dentro cambio y se transforme. hay una comunicación especial. por eso es tan importante elegir lo que llevamos, porque dice al exterior lo que llevamos dentro, pero a la vez conforma en nuestro interior una actitud y un sentimiento. no hay que olvidar eso, porque ponerte una capucha, una chaqueta de cuero, o una mordaza afecta a tu interioridad, y esa es un arma muy poderosa.

FdD ser y estar

hay lugares para estar, lugares donde estar y lugares donde ser. el lugar donde un inferior puede ser él mismo siempre es bajo las botas de su Amos, de su Superior. el olor de las botas, su tacto y su brillo, todo provoca en el objeto esa sumisión que conecta con lo más profundo que es y que tiene: su necesidad de servicio y de entrega. no es una mera cuestión de excitación sexual, que si; es una cuestión existencial, de lo que eres, de dónde te sitúas en el mundo, de cuál es tu entorno y de cómo quieres vivir. por eso el bdsm es, para algunos, sencillamente una forma de excitarse rápidamente, pero para otros es todo una forma de organizar el mundo y lo que viven. es una forma de ser lo que son.

FdD razones

al objeto le atraen especialmente esas imágenes donde se combina un entorno altamente casero y vulgar con una situación que no lo es. un inferior con camisa de fuerza en una cocina no es algo que se vea todos los días. además la actitud corporal habla por sí misma. inclinado hacia delante en actitud sumisa y obediente, muestra su inferioridad. además la capucha lo sitúa dentro del rango de los objetos. sin rostro. sin identificación. indefenso. sin poder reaccionar. tras la resistencia inicial posiblemente se rinda, se rompa y no quede nada de su voluntad de rebelarse. entonces aceptará su destino y se someterá, o tal vez ya lo haya hecho. en cualquier caso la obediencia será la norma de su existencia y la sumisión su razón de existir.

FdD todo pasa

el objeto nunca pensó que diría esto, pero añora cierto grado de dolor, de tortura, no gratuíta, sino ejercida por el Dueño. sabe que este deseo es furto del entrenamiento y del control mental que el Dueño ejerce sobre el objeto. en eso consiste el entrenamiento, especialmente en un objeto, en ir quitando ideas y sustituirlas por otras más acordes a los deseos del Dueño. viendo la imagen de hoy el objeto ha remitido a este sentimiento, a esta sensación de ser torturado, de sufrir y ofrecer ese sufrimiento al Dueño, porque el único sentido de hacerlo es como ofrenda al Propietario, al Dominante, al Señor y Dueño. la bola de mordaza, aunque no la más efectiva, se hace necesaria, porque el sufrimiento te lleva a gritar, incluso a suplicar, a desear no estar ahí, pero sólo es algo momentáneo. el inferior debe saber que toda su existencia depende del Amo, de que esté ahí, de su control. porque todo dolor pasa, tarde o temprano pasa, y lo que queda son sus efectos, la destrucción del ego y una sumisión aún más perfecta.

FdD deconstrucción dirigida

el entrenamiento trata de desmontar al esclavo, de quitarle todo aquello que han puesto tantos años de educación y socialización. es una especie de deconstrucción dirigida, consciente y organizada. para el inferior es como lanzarlo a un poco por el que no deja de caer cada vez más abajo. primero viene ser humillado, luego la animalización y, finalmente, la objetificación.
el entrenamiento va bien cuando el Amo observa que cada vez tiene que forzar menos y el inferior desea y pide ser sometido, realmente lo suplica, con sus ojos, con su cuerpo, con su actitud, y lo haría con las palabras, si no tuviera una mordaza en forma de hueso metida en la boca.

FdD hermoso

la sumisión es hermosa. la obediencia es hermosa. la esclavitud voluntaria es hermosa. estar de rodillas es hermoso. un esclavo solo necesita dos símbolo. uno es la jaula de castidad y el otro la cadena con el candado al cuello. los dos son suficientes para marcar la diferencia entre inferiores y Superiores. pero además la actitud, de rodillas y sumiso no deja lugar a dudas. por si había alguna duda el esclavo se ha afeitado los genitales para poder llevar mejor la jaula.

FdD la esencia

entre tanto postureo y fotos preparadas resultan gratuitamente ver una foto de una pareja normal mostrando de forma tan clara su relación de Dominación/sumisión. el entorno es algo normal, cosa que ya introdujo mapplethorpe. el esclavo de rodillas sujeto a la pierna del Amo mostrando su cadena de esclavo. mientras el Amo pone la mano sobre él, protegiéndole, pero controlándolo. esta imagen es la esencia del bdsm, de la sumisión.

FdD romper vs resistencia

a determinados Amos les gusta encontrar cierta resistencia en sus esclavos, porque así tienen algo que “romper, una barrera que superar. es un reto. y cuando ocurre.el Amo no para hasta que consigue vencer esa barrera, romper al esclavo, hacer que se entregue incondicionalmente. ver en qué estado está el sumiso es todo un arte. sobre todo hay que fijarse en la mirada. la mirada expresa y condensa todo el interior del sumiso. él aún no lo sabe, pero su resistencia es inútil. cuando lo descubra entrará en crisis, tal vez intente escapar o quiera terminar pero entonces el Amo lo llevará al extremo y, cuando lo “rompa”, se produce la inversión y no querrá ser liberado, ni salir de esa situación

FdD símbolo total

si hay un símbolo generalizado en la cultura bdsm, aceptado prácticamente por todos es el del collar como señal de propiedad, de pertenencia. un inferior con un collar es una propiedad, un esclavo. puede ser de muchos tipos y de distintas formas y grosor pero todos significan básicamente lo mismo, estar bajo la autoridad de un Superior. puede ser un rato o una sesión, un tiempo más largo o indefinidamente. pero llevar el collar siempre es lo mismo: ya no eres tuyo sino de otro. a partir del momento en que lo cierran existes para obedecer.

FdD potente

rara vez publica el blog imágenes tan explícitamente sexuales pero todo en esta foto es potente. potente la Dominación y potente la sumisión. el inferior está de rodillas, dando placer y recibiendo la hombría, la masculinidad del Amo. y el Amo lo recompensa con una caricia y una excitación extrema. mientras tanto el cuero siempre presente. es algo simple, pero también algo muy, muy potente.

Ir a la barra de herramientas