sumision

FdD para ellas

hay un paso entre obedecer una orden y dejarse llevar por ella, sumiéndose en el deseo. lamer las botas del Amo es una obligación de todo esclavo, pero llega un momento en que su olor, su sabor, su tacto trasciende la pura orden y el inferior se deja llevar por ella, entrando en subspace, perdiendo la conciencia de individualidad, convirtiéndose en lo mismo con ella.
para un inferior las botas se convierten en un seguro, en un asidero, porque están a su nivel y son el vínculo con el Amo, con el Superior. llegado a un punto, incluso el inferior se siente por debajo de ellas porque las botas están en contacto directo con el Amo mientras que el inferior lo está a través de ellas. lamerlas es alimentarse de ellas, vivir por y para ellas.

FdD rarezas

muchas veces ha hablado el objeto de una experiencia, un sentimiento más bien, que lo inundaba y que recuerda como algo lejano pero importante: la soledad, la sensación de que era algo extraño, diferente, distinto, que era el único que se excitaba con tíos atados, vestidos de cuero, dominados… sentía que era raro y que había algo malo en ellos. por eso fue una revelación cuando, en la universidad, se encontró con el primer libro de dibujos de tom of finland. fue algo revelador, chocante, impactante. esto nunca olvidará esa tarde en la que encontró, y compró, un libro de taschen que recopilaba esos dibujos. esto pasó incontables tardes masturbándose con esos dibujos, grabándolos en la mente, pero sobre todo disfrutando con ellos y sintiéndose menos raro, menos extraño. internet fue un paso para descubrir y contactar con otros con los mismos gustos, apetencias, deseos…. y para descubrir que había toda una comunidad que había pensado, reflexionado y construido un discurso sobre esto. por eso cada vez que esto ve una foto “vintage” como esta, se siente en una especie de deuda, de agradecimiento, porque gracias a imágenes como esta, el objeto se sintió menos raro, menos extraño.

FdD bootblacking

el bootblacking es una práctica bdsm no muy extendida que consiste en limpiar públicamente las botas, normalmente de un Amo o Superior, por parte de un sumiso o inferior. esta práctica que se realiza en encuentros y locales leather, se bada en dos elementos claves: el brillo de las botas de un Amo debe ser impecable, y por otros, esto debe ser hecho por inferiores porque es un trabajo degradante o humillante. en la cultura occidental estar a los pies de alguien es someterse a él, a sus deseos, estar a su merced. esta expresión popular expresa como pocas la naturaleza del bootblacking. la versión más sumisa y radical de esto es cuando el sumiso hace lo mismo pero con su lengua, lamiendo las botas del Amo. el resultado debe ser el mismo: que el Amo pueda verse reflejado en el brillo de sus botas. esa es una señal de que efectivamente es un gran Amo.

FdD equivocación

podemos vivir en la fantasía de que somos independientes, de que tenemos autonomía, pero los inferiores sabemos que eso no es verdad, que sólo es imaginación, que no es cierto. por eso estamos tan felices cuando nos atan, cuando llevamos el collar, cuando nos controlan y nos dan órdenes. sentimos un extraño placer en obedecer, y nos cuesta enormes esfuerzos decidir y ser independientes. cuando tomamos conciencia de esto nos damos cuenta de que todo depende de los Superiores: una caricia, una muestra de cariño, un reconocimiento, comer, ir al baño, dormir, usar un mueble…. podemos llegar desde las cosas más “elevadas” hasta las más básicas. sea como fuere todo, absolutamente todo, depende de los Superiores. si crees lo contrario estás muy equivocado y esa equivocación sólo te producirá dolor y sufrimiento.

FdD un tirón

entrega, una mueca de sumisión. por supuesto hay gestos muy elocuentes: arrodillarse, agachar la cabeza, incluso llegando a tocar el suelo… en el bdsm el símbolo más claro de la sumisión es llevar un collar, propiedad del Amo, que te convierte a tí mismo en propiedad. si además añadimos una correa el simbolismo se multiplica porque la correa sirve para dirigirte, para llevarte, para conducirte. un collar te hace propiedad, una correa indica dominación y control. tu vida se limita a lo larga, o corta, que sea la correa que te han puesto. cuanto más sumiso, más corta deseas que esta sea, menos capacidad de acción, menos libertad de movimientos, menos capacidad de decisión. entonces ocurre como con aquellos perros que quieren ir por libre, basta un tirón del Amo para que vuelvan a estar controlados a su lado, para que se den cuenta de que no pueden ir a donde quieran. ya lo más que puede aspirar un inferior es que, además, el Amo ponga su bota encima. ahora ya no hay duda, este gesto reafirma la inferioridad del sumiso, su dependencia, su nivel, el mismo que el propio suelo.

FdD tareas varias

hay algo en el servicio personal, algo que hacían los criados, que después de las revoluciones burguesas del XIX se convirtió en algo bajo, humillante y hasta cierto punto degradante. vestir al Señor, lavarlo, limpiarle la ropa o lustrarle los zapatos eran formas cotidianas de marcar la diferencia de clase entre unos y otros. eso se ha perpetuado hoy en día en rituales del bdsm donde el inferior realiza esas tareas con respecto al Superior. en muchos encuentros bdsm el lustrar las botas se convierte en una práctica de los sumisos hacia los Amos. en la sociedad actual que pregona la igualdad a ultranza, servir es tan difícil como ser servido. a muchos Amos les cuesta que les hagan determinadas tareas, cuando precisamente ese es el sentido de la sumisión y de la vida de los inferiores.

FdD inequívoco

hay cosas que son inequívocas, que no pueden ser malinterpretadas. un pantalón de cuero, con una cremallera en el culo es un pantalón de un sumiso, de un inferior. incluso aceptando que un Dominante puede ser penetrado por placer, nunca lo manifestaría de esa manera. lo interesante es que la imagen de hoy es extremadamente sexual, con una fuerte carga, y sin embargo, no se ve un solo centímetro de piel, al menos de piel humana. sólo hay cuero y metal, esposas y mucho sexo.

FdD orgullo inferior

el objeto no encuentra mejor forma de expresarlo pero un inferior puede sentirse “orgulloso” en algún momento, cuando cumple y obedece a su Amo. realmente no es orgullo lo que debería sentir porque el orgullo es fruto del ego. la palabra correcta tal vez sería satisfacción pero tampoco. un inferior como el de la imagen obedece, y al obedecer cumple los deseos del Amo. son esos deseos los que producen felicidad. los Amos si que pueden estar orgullosos de sus inferiores, de sus creaciones. llevar el collar, llevar la jaula y llevar las pinzas son motivo de satisfacción para el inferior, mostrando su sumisión, su obediencia, su entrega. de rodillas, con el culo abierto, la cabeza alta, todo su cuerpo habla de esa sumisión, de esa obediencia, de esa entrega. en otro contexto, en otra postura, con otra ropa. podría pasar por alguien normal. de esta forma ha perdido todo rasgo de humanidad, y efectivamente, y para todos los efectos, es un inferior.

FdD fragilidad

hay una forma de humillar a un inferior, especialmente en las primeras etapas del entrenamiento, que de sencilla que es desconcierta. consiste sencillamente en dejarlo desnudo mientras el Superior está completamente vestido. la acción se amplifica si el segundo, además, está vestido de cuero, porque es un material duro, parecido a la piel, pero protector. el sumiso, desnudo, está indefenso. al vivir en una sociedad donde estar sin ropa es algo íntimo, privado, personal, al desnudar al inferior se le expone, se le muestra, se le enseña; en definitiva pierde el control sobre su entorno y su propio cuerpo. se vuelve frágil, inseguro, endeble, sin resistencia. ese estado facilitará enormemente la tarea del Superior.

FdD mundo

el proceso de degradación de un inferior, de reconocimiento de su propia identidad, y de vivir acorde con ella; es un proceso de irte quitando todo. como si pelaras una cebolla el Superior va quitando aquello que la sociedad ha ido colocando y que, bajo la excusa de la identidad, lo que ha hecho es ocultar completamente lo que eres, tu auténtico ser, aquello para lo que has nacido. si el proceso tiene éxito, algo muy difícil y poco común, el inferior va entregando todo al Superior: lo que tiene y lo que es, su obediencia, su sumisión, su libertad de decisión… todo. el momento final es cuando el mundo del inferior queda reducido a lo que el Superior ha construido para él, ha decidido para él. puede ser un sótano vacío, una habitación o un hotel entero, da lo mismo, pero ese es el mundo en el que vive el inferior; un mundo que no depende de él, donde él no tiene nada y que es gobernado por el Superior. es en ese momento cuando todo cobra sentido y el inferior puede empezar a vivir realmente.

FdD duelo

cuando finalmente se abraza la esclavitud y puedes vivirla completamente porque el Amo te encierra, es normal sentir cierta tristeza y depresión. es mucho lo que se deja atrás pero tienes que darte cuenta que eso que dejas atrás no es realmente importante. hay que vivir una especie de duelo, que consiste en morir a las últimas cosas que te inculcaron y te enseñaron durante tu proceso de socialización en una sociedad que rechaza la sumisión y la obediencia, y que se fundamente en la individualización, el egoísmo y la separación. es el último acto de entrega y sumisión: entregar lo último que te queda. el proceso de entrenamiento ha sido largo y costoso, porque se han ido abandonando todos aquellos aspectos que, aparentemente fundamentaban tu vida: el éxito económico y social, la necesidad de valoración y aceptación de los demás, etc. poco a poco el inferior ha ido descubriendo su inferioridad y aceptándola. en el último acto para ser realmente lo que es, debe abrazarla, aceptarla y vivirla. cuando lo consiga habrá dado el salto. su existencia girará en torno al Superior y, por fin, podrá ser feliz.

FdD arsenal

en la escala de inferiores el lugar más bajo lo ocupan los objetos, aquellos que han perdido su condición de humanos porque tal vez nunca lo fueron. irónicamente para descubrir su propia naturaleza y quedarse “desnudos, tienen que cubrirse con cosas, normalmente cuero y latex. cuanto más piel tapada, menos humanos; cuanto menos humanos, más sumisos; cuanto más sumisos, más objetos. es una relación directamente proporcional que va acompañada de un proceso interior. uno no puede cubrir su exterior sin que lo de dentro cambio y se transforme. hay una comunicación especial. por eso es tan importante elegir lo que llevamos, porque dice al exterior lo que llevamos dentro, pero a la vez conforma en nuestro interior una actitud y un sentimiento. no hay que olvidar eso, porque ponerte una capucha, una chaqueta de cuero, o una mordaza afecta a tu interioridad, y esa es un arma muy poderosa.

FdD ser y estar

hay lugares para estar, lugares donde estar y lugares donde ser. el lugar donde un inferior puede ser él mismo siempre es bajo las botas de su Amos, de su Superior. el olor de las botas, su tacto y su brillo, todo provoca en el objeto esa sumisión que conecta con lo más profundo que es y que tiene: su necesidad de servicio y de entrega. no es una mera cuestión de excitación sexual, que si; es una cuestión existencial, de lo que eres, de dónde te sitúas en el mundo, de cuál es tu entorno y de cómo quieres vivir. por eso el bdsm es, para algunos, sencillamente una forma de excitarse rápidamente, pero para otros es todo una forma de organizar el mundo y lo que viven. es una forma de ser lo que son.

FdD razones

al objeto le atraen especialmente esas imágenes donde se combina un entorno altamente casero y vulgar con una situación que no lo es. un inferior con camisa de fuerza en una cocina no es algo que se vea todos los días. además la actitud corporal habla por sí misma. inclinado hacia delante en actitud sumisa y obediente, muestra su inferioridad. además la capucha lo sitúa dentro del rango de los objetos. sin rostro. sin identificación. indefenso. sin poder reaccionar. tras la resistencia inicial posiblemente se rinda, se rompa y no quede nada de su voluntad de rebelarse. entonces aceptará su destino y se someterá, o tal vez ya lo haya hecho. en cualquier caso la obediencia será la norma de su existencia y la sumisión su razón de existir.

FdD todo pasa

el objeto nunca pensó que diría esto, pero añora cierto grado de dolor, de tortura, no gratuíta, sino ejercida por el Dueño. sabe que este deseo es furto del entrenamiento y del control mental que el Dueño ejerce sobre el objeto. en eso consiste el entrenamiento, especialmente en un objeto, en ir quitando ideas y sustituirlas por otras más acordes a los deseos del Dueño. viendo la imagen de hoy el objeto ha remitido a este sentimiento, a esta sensación de ser torturado, de sufrir y ofrecer ese sufrimiento al Dueño, porque el único sentido de hacerlo es como ofrenda al Propietario, al Dominante, al Señor y Dueño. la bola de mordaza, aunque no la más efectiva, se hace necesaria, porque el sufrimiento te lleva a gritar, incluso a suplicar, a desear no estar ahí, pero sólo es algo momentáneo. el inferior debe saber que toda su existencia depende del Amo, de que esté ahí, de su control. porque todo dolor pasa, tarde o temprano pasa, y lo que queda son sus efectos, la destrucción del ego y una sumisión aún más perfecta.

Ir a la barra de herramientas