moteros

FdD guantes

un jinete moderno. el cuero como protección. son dos tópicos comunes en el blog. sin embargo el objeto se fija hoy en otra cosa, en los guantes y no sabe por qué, aunque tampoco debería haber razón. no son los guantes que suelen usar los Amos en el bdsm, lisos y ajustados. estos son guantes de motero, reforzados, duros y ásperos. y el objeto en su fantasía, se imagina ser usado con ellos. no son guantes para acariciar, son guantes para golpear sin sufrir daño porque han sido pensados para eso, para ser golpeados sin que se dañe la mano. un puñetazo, una bofetada con ellos debe doler bastante y aquí está el objeto sorprendido por sus deseo de ser usado por unos guantes que lleva un jinete moderno.

FdD malo malote

afirmar que los inferiores nos sentimos atraídos por el peligro, por “el malo”, por lo perverso, es una obviedad. ningún Amo ha seducido a un esclavo siendo “el chico bueno”, lo cual no significa que sea un desalmado. cada uno tiene su trabajo. el del inferior es reconocer su naturaleza y aceptar que está por debajo de los Superiores, que vive en una sociedad no igualitaria y que Ellos merecen toda la atención y el servicio. el de los Superiores es aceptar lo mismo pero en otra dirección, que merecen ser servidos y obedecidos y que, sus “maldades” son precisamente lo que busca el inferior. es un extraño equilibrio el que deben conseguir: proteger al inferior para que se sienta seguro, pero a la vez “romperlo” para llevarlo a la plenitud de sus potencialidades. en el bdsm ser el chico malo, es un plus. sin embargo serlo, pero no parecerlo es aún mejor.

FdD reconocimiento

ser un alpha, un Superior, se puede expresar de muchas formas diferentes: con las palabras, los gestos, las acciones… en muchas ocasiones hemos dicho en este blog que eso no se puede fingir y que sale de manera natural, espontánea. en el fondo es una actitud, una constante a la hora de relacionarte con los otros. se suele manifestar en la forma general de vivir, de mirar, de hablar. si fuera una pose sería algo difícil de mantener durante mucho tiempo. de hecho es algo que se ve sobre todo en situaciones normales, cuando pides algo en una tienda, cuando entras a un restaurante, cuando respondes a una pregunta. en esos momentos algo llama la atención de un inferior, capta la mirada de un sumiso. es el momento del reconocimiento, cuando dos seres simbióticos se encuentran. es algo especial, único diría, y es muy especial.

FdD He is my Master

moteros y rockeros tal vez sean, junto con el bdsm, los que más usan el cuero y son ellos precisamente los que vincularon este material con “chicos males”; y la mejor forma de tener a un chico malo es esposarlo. defensores a ultranza de la libertad, las esposas en un motero o en un rockero deben arderles en las muñecas, pero son necesarias para que aprendan que el único Amo es aquel que tiene la llave de esas esposas. el proceso es largo: primero lucha, luego rechazo, mezclado con súplica, al final la aceptación y la sumisión. merece la pena todo el esfuerzo. al final la chaqueta sólo debería poner “He is mi Master”.

FdD nuevos moteros

los moteros han sido siempre catalogados como defensores de la libertad. la moto es un vehículo con el que no tienes necesariamente que seguir las carreteras, y tampoco las normas. los grupos de moteros de los años cincuenta marcaron una tendencia que aún sigue viva en el imaginario del bdsm, y de la sociedad en general. el objeto sigue fijándose en la indumentaria, las botas y el cuero, porque no hay nada más opuesto a la vida de un objeto que esa idea de libertad. los moteros sólo tienen cabida en este blog como boteros y cuerero; y a todo lo más, por la estructura fuertemente jerarquizada de esos grupos de moteros. al final, como siempre ocurre, los extremos se unen.

FdD sinónimos antagónicos

algo extraño tiene, para un fetichista el cuero es piel, piel brillante y es extraño verlo sobre otra piel, esta vez humana. esta superposición lleva aparejada una especie de contradicción porque, aunque altamente sexual, una relación de Dominación/sumisión puede estar basada en el sexo o no. el Superior de la imagen muestra su piel, lo cual es muy sensual, pero lo cubre con el cuero, lo cual es un potenciador de autoridad, y la autoridad es control. control y sexualidad son términos que se tocan y se superponen. para un fetichista lo primero prima sobre lo segundo, como demuestra el hecho que a los inferiores se les suele poner en castidad. es otro ejemplo de como ambos elementos se interrelacionan: la negación de algo hasta el extremo es, a la vez, su afirmación más clara.

FdD moteros

los años 50 del siglo XX marcan el inicio de una cultura determinada. eran los tiempos de la chupa de cuero y las botas de las motos, de los incorformistas y contestatarios del sistema. muchas de esas cosas han pasado pero se ha mantenido la estética y el bdsm ha heredado parte de esa estética. en el mundo vainilla esa estética se mantiene para indicar algo de ese espíritu. al objeto le evoca los momentos de la Vieja Guardia, cuando entrar en la comunidad era más complicado que ahora. puede darse el caso de un rebelde que sólo sea imagen y un auténtico inferior que no lo aparente ni por asomo. lo ideal sería que ambas cosas coincidieran pero no vivimos en un mundo ideal.

FdD tras los límites

entre tanta imagen fetichista al objeto siempre le gusta intercalar una imagen de verdad pero que podría ser igualmente del bdsm, como la del motero de hoy. como grupo social los que conducen motos son peculiares. normalmente van en grupos, casi podriamos decir que tribus, y a pesar de su “modernidad”, siguen teniendo algunos rasgos “salvajes”. para más inri van con cuero y botas con lo que se convierten en el blanco perfecto de los fetichistas. casi todos se mantienen dentro del rango de la “normalidad”. sin embargo algunos, como el de la foto de hoy, cruzan el límite, con las botas, mostrando cierta predilección que, sin dejar de ser “normal”, se acerca bastante a la catalogación de fetiche. a los amantes de ellas no nos queda sino disfrutar de ellas.

FdD trio

la polisemia es algo muy curioso, especialmente con el verbo montar porque se puede montar un caballo, un esclavo o una moto. tal vez por eso hay tanta vinculación entre los agentes activos de estas tres actividades. en el fondo se trata de controlar a tres bestias, una animal, otra humana y otra mecánica. en los tres casos se trata de control, de saber dirigir, de saber llevar y manejar. las tres tienes que hacerlos a ti, que aprendan a comportarse según los movimientos y deseos del Amo, del que lleva las riendas, de quien dirige. los tres viven sometidos. los tres existen para llevar al Amo a donde quiera ir. los tres dependen de El.

FdD vasos comunicantes

contrariamente a lo que pudiera parecer, la FdD de hoy no está sacada de una página bdsm ni fetichista. es una imagen cogida de una red social de un motero. cuero y botas no son exclusivos de Amos y esclavos, esto ha quedado muy claro a lo largo de todo este tiempo en el que se ha escrito el blog, pero no hay duda de que existen vasos comunicantes entre unos y otros. independientemente de que te guste el bdsm o no, no hay duda para este objeto de que este motero se siente fuerte, seguro de sí mismo, poderoso llevando esa ropa. es algo que salta a la vista, que es evidente incluso para el más profano. es algo incuestionable. para un fetichista, además, es la ocasión idónea para salivar un poco y para imaginarse de rodillas lamiendo esas botas.

FdD superioridad vs prepotencia

la FdD de hoy es uno de esos casos en los que la frontera entre el bdsm y la vida vanilla. para cualquiera es un motero, encuerado, pero motero. para los inferiores es un Superior, para los Superiores, un hermano y compañero. incluso sin que le vaya el bdsm se puede percibir la fuerza y la superioridad. porque el ser Superior no está sólo en los Amos que conscientemente viven y practican el bdsm. también está en aquellos que, incluso sin conocer este mundo, saben que han nacido para ser servidos y obedecidos. la Superioridad no tiene que ver con la prepotencia, aunque a menudo se confundan. un Superior es alguien que tiene esa fuerza y ese convencimiento. de hecho la prepotencia normalmente suele ser el disfraz con el que los inferiores que no aceptan su naturaleza, pretenden presentarse como Superiores ante los otros. el objeto siempre ha desconfiado de los Amos prepotentes. nunca son lo que parecen.

FdD reconocimiento

para cualquier inferior la visión de un motero botero lederón tiene algo especial, un halo de superioridad que le afecta, lo quiera o no. desprende una energía que afecta directamente a esa especie de cerebro fetichista que tenemos los inferiores y que anula cualquier otro tipo de reflexión o cualquier capacidad de decisión. están por encima, son mejores, tienen poder, son superiores. estas son en forma de frases los sentimientos que embargan a un inferior ante esta visión. no hay más que eso, no hay más que decir, sencillamente ocurre. ¿por qué? el objeto no lo sabe ni le preocupa tampoco. sencillamente sabe que pasa y que ocurre. eso es suficiente para reconocer su inferioridad y saber que es una propiedad del Dueño.

FdD margen

en el imaginario bdsm los moteros ocupan un lugar especial, porque donde hay motos hay cuero, y donde hay cuero hay algún fetichista. es cierto que el bdsm ha llevado esto a un nuevo nivel, convirtiendo el medio en fin, pero también alterando los límites y volviendo a algunos moteros, iconos de la libertad en sus caballos motorizados, en esclavos e inferiores como el de la imagen de hoy. poco puede hacer un motero encuerado si tiene una capucha que le impide ver y hablar. es una especie de metáfora, nuevamente, de cómo no siempre podemos llevarnos por los estereotipos ni los prejuicios, de hecho nunca deberíamos dejarnos llevar por ellos. habría que dejar siempre un cierto margen a la sorpresa, al desconcierto, a la novedad.

FdD comparaciones

es una comparación muy frecuente, un simil muy recurrido. para muchos los moteros son los nuevos “caballeros” del siglo XX y XXI, casi el último reducto de “libertad” que existe. durante el siglo pasado es cierto que las bandas de moteros alimentaron el imaginario colectivo de un grupo de personas que vivía libremente al margen de la sociedad, una especie de nómadas modernos que usaban sus motos como cabalgaduras que los llevaban a donde querían. su estética leather y en algunas ocasiones su pasado militar, hicieron de ellos el germen del que saldría el bdsm gay moderno, la famosa Old Guard. es cuestionable si esto fue una realidad histórica o sencillamente una recreación posterior sobre un pasado idealizado. la verdad es que tampoco importa mucho. la historia no es más que el relato de lo que pasó de aquel que puede contarlo. lo que realmente importa es lo que hay detrás de todo esto, una ansia, un deseo de mantenerse al margen de la sociedad, de lo colectivo, de aquello que censura lo que es diferente. a veces el cuero sirve no sólo para protegerte del frío o de la carretera sino también para protegerte de los que no quieren que vivas según tu naturaleza. es una forma de ignorarlos de hacer que te resbale lo que dicen, de decirles que te da igual. a veces el cuero es una forma de decirles que vives tu vida en autenticidad y que, aunque te arrodilles y perteneces a otro, eres más libre que ellos.

FdD para los inferiores

no luches, no te resistas, no cuestiones, no pienses en ello más: acepta. acepta que hay gente que está por encima de tí, que es mejor, que es Superior, que son más fuertes, más seguros de si mismos, que merecen ser servidos y obedecidos, que tu vida es mejor bajo sus botas, lamiendo sus cueros. acepta y obedece, no queda otro camino salvo que desees ser siempre un ser incompleto e infeliz. acepta sus órdenes, acepta sus deseos, cumple lo uno y lo otro. deja que tu vida cobre sentido. sométete y acepta que naciste para eso. es el camino de tu felicidad.

Ir a la barra de herramientas