leather

FdD lo simple es efectivo

a veces lo más simple es lo más efectivo. sin ropas complicadas, sin aparatajes sin ataduras extremas. basta con atar con cuerdas las manos del inferior y ponerlas unos centímetros por encima de su altura obligándole a estar de puntillas. con eso es suficiente para mantener la tensión, para mantenerlo en un dolor constante, una tortura perversa. es cierto que eso, que se puede hacer prácticamente en cualquier sitio, una habitación un garage, cobra mayor sentido si ocurre en un sótano, una mazmorra con paredes de piedra y el suelo de cemento. eso impone porque no hay que olvidar que toda tortura, del tipo que sea, implica una dimensión psicológica.

FdD rarezas

muchas veces ha hablado el objeto de una experiencia, un sentimiento más bien, que lo inundaba y que recuerda como algo lejano pero importante: la soledad, la sensación de que era algo extraño, diferente, distinto, que era el único que se excitaba con tíos atados, vestidos de cuero, dominados… sentía que era raro y que había algo malo en ellos. por eso fue una revelación cuando, en la universidad, se encontró con el primer libro de dibujos de tom of finland. fue algo revelador, chocante, impactante. esto nunca olvidará esa tarde en la que encontró, y compró, un libro de taschen que recopilaba esos dibujos. esto pasó incontables tardes masturbándose con esos dibujos, grabándolos en la mente, pero sobre todo disfrutando con ellos y sintiéndose menos raro, menos extraño. internet fue un paso para descubrir y contactar con otros con los mismos gustos, apetencias, deseos…. y para descubrir que había toda una comunidad que había pensado, reflexionado y construido un discurso sobre esto. por eso cada vez que esto ve una foto “vintage” como esta, se siente en una especie de deuda, de agradecimiento, porque gracias a imágenes como esta, el objeto se sintió menos raro, menos extraño.

FdF fuerza

sería una gran sorpresa pasear por un parque y encontrarse a alguien así. tal vez en españa sea imposible pero en algunos países europeos no es descabellado. a primera vista resulta evidente que nos encontramos ante un Superior, alguien seguro de sí mismo, que no depende de los demás ni tiene en cuenta su opinión más allá de lo estrictamente necesario. a este objeto le cuesta pensar cómo sería un encuentro real con un Superior como este y cómo reaccionaría un inferior. la propia naturaleza de la relación asimétrica hace que el inferior se sienta indefenso ante un Superior como este. la única forma que se le ocurre al objeto que pueda resistirse es si siente el poder de otro Superior, si pertenece a un Amo. de otra manera es casi imposible que un inferior desobedezca a un Superior. es algo mayor que él mismo, lo supera y aunque lo intente no podrá resistirse. su fuerza es demasiado grande.

FdD botas Superiores

hay unas líneas, constantes en este blog. son unas ideas, principios que subyacen a su propia formación y que lo van recorriendo como ríos subterráneos que, de vez en cuando, salen a la superficie y constituyen señales de identidad propias de diariodeunesclavo. una de esas líneas es la certeza de que existen botas adecuadas para Amos y botas más propias de sumisos, calzado para Superiores y calzado para inferiores. un inferior, en su necesidad de aplacar el ego, de someterse a la voluntad del Superior, no debería llevar ropa estridente, ni estar sujeto a los dictados de la moda, sino sólo a las órdenes del Amo. por eso ir muy a la moda es contraproducente para un inferior. lo mismo ocurre con las botas. los Superiors deben ser el centro de atención en todo momento. hacia Ellos debe dirigirse todas las miradas si así es su deseo y un inferior no debe privar al Superior de que esto ocurra. por eso, cada vez que un sumiso se poner por encima, bien sea en una conversación, discusión o vistiendo sencillamente, de un Superior, está cometiendo una falta y debe ser castigado por ello.

FdD recuerdos

hay moteros y moteros. los hay que usan exclusivamente monos de cuero de carreras, y los hay que combinan el cuero con elementos más de mediados de los cincuenta, y los hay que son modernos, modernos. sobra decir que el objeto se fija en unos sobre otros. incluso siendo atractivos y fijándose en todos por el cuero, prefiere a los segundos sobre los primeros, al cuero liso sobre el que tiene letras y cosas por el estilo. ¿por qué se ha fijado el objeto en esta imagen en concreto? porque hace muchos años, recuerda haber entrado en una cafetería a muy tempranas horas de la mañana a desayunar y haber visto un motero muy parecido a este en una posición muy similar al que vemos en la imagen. es como uno de esos recuerdos, no de infancia porque fue mucho más tarde, pero sí que se le quedaron fijados en la retina y en el cerebro. la cuestión es que entonces ya se identificaba como fetichista del cuero, pero aún no sabía que era un objeto, y mucho menos podría llegar a imaginar que pertenecería a un Dueño. sirva esta imagen de hoy como recuerdo y rememoración de ese instante, preámbulo de lo que está viviendo ahora mismo

FdD naturaleza muerta

si estuviéramos en un estudio clásico de arte podríamos calificar la imagen de hoy de ‘naturaleza muerta’. no hay nadie presente, pero eso no hace que sea menos excitante lo que aquí se ve, o menos bdsm, al contrario. el erotismo se distingue de la pornografía en lo que muestra sin querer, en lo que enseña pero no enseña, en lo que propone más que en lo que dispone. el erotismo juega con la imaginación, incluso a riesgo de ser refutado por la propia realidad. ante eso sólo podemos imaginar quién habrá llevado esas botas, o quien llevará esas chaquetas de cuero. son lederones seguro, pero ¿de qué tipo?, ¿cómo serán? la imaginación se desborda. ¿dónde están ahora? la respuesta mas sencilla y evidente sería follando, y eso es lo que convierte esta imagen en erótica. sea como fuere si alguien se ha excitado, aunque sea mínimamente, al verla, que no se engañe, es un fetichista del cuero y las botas. lo que pase a partir de ahí lo deja este objeto en manos de ustedes.

FdD satisfacción y recompensa

gimp es el término “técnico” en el bdsm para referirse a aquellos inferiores que han llegado al punto de desarrollarse como objetos, bien porque han descubierto su auténtica naturaleza, bien porque el entrenamiento del Amo les ha llevado hasta ese punto. en cualquier caso es normal que alguien se pregunte qué satisfacción obtiene un Amo, un Superior, en mantener a un inferior en ese estado. parece que no existe ningún placer sexual, ninguna satisfacción. pero esto es sólo en apariencia. lo que subyace es la auténtica naturaleza de una relación de Dominación/sumisión: el poder. el inferior se siente en ese estado completamente indefenso, sin poder, sin capacidad de acción, sin control sobre nada de lo que le sucede. ahí radica su excitación. en el extremo opuesto del espectro está el Dominante, que lo controla todo, que lo tiene a su merced, a su disposición para lo que desee, para hacer con el inferior lo que le apetezca. esa es su excitación, ahí radica su satisfacción y su recompensa.

FdD bootblacking

el bootblacking es una práctica bdsm no muy extendida que consiste en limpiar públicamente las botas, normalmente de un Amo o Superior, por parte de un sumiso o inferior. esta práctica que se realiza en encuentros y locales leather, se bada en dos elementos claves: el brillo de las botas de un Amo debe ser impecable, y por otros, esto debe ser hecho por inferiores porque es un trabajo degradante o humillante. en la cultura occidental estar a los pies de alguien es someterse a él, a sus deseos, estar a su merced. esta expresión popular expresa como pocas la naturaleza del bootblacking. la versión más sumisa y radical de esto es cuando el sumiso hace lo mismo pero con su lengua, lamiendo las botas del Amo. el resultado debe ser el mismo: que el Amo pueda verse reflejado en el brillo de sus botas. esa es una señal de que efectivamente es un gran Amo.

FdD equivocación

podemos vivir en la fantasía de que somos independientes, de que tenemos autonomía, pero los inferiores sabemos que eso no es verdad, que sólo es imaginación, que no es cierto. por eso estamos tan felices cuando nos atan, cuando llevamos el collar, cuando nos controlan y nos dan órdenes. sentimos un extraño placer en obedecer, y nos cuesta enormes esfuerzos decidir y ser independientes. cuando tomamos conciencia de esto nos damos cuenta de que todo depende de los Superiores: una caricia, una muestra de cariño, un reconocimiento, comer, ir al baño, dormir, usar un mueble…. podemos llegar desde las cosas más “elevadas” hasta las más básicas. sea como fuere todo, absolutamente todo, depende de los Superiores. si crees lo contrario estás muy equivocado y esa equivocación sólo te producirá dolor y sufrimiento.

FdD tareas varias

hay algo en el servicio personal, algo que hacían los criados, que después de las revoluciones burguesas del XIX se convirtió en algo bajo, humillante y hasta cierto punto degradante. vestir al Señor, lavarlo, limpiarle la ropa o lustrarle los zapatos eran formas cotidianas de marcar la diferencia de clase entre unos y otros. eso se ha perpetuado hoy en día en rituales del bdsm donde el inferior realiza esas tareas con respecto al Superior. en muchos encuentros bdsm el lustrar las botas se convierte en una práctica de los sumisos hacia los Amos. en la sociedad actual que pregona la igualdad a ultranza, servir es tan difícil como ser servido. a muchos Amos les cuesta que les hagan determinadas tareas, cuando precisamente ese es el sentido de la sumisión y de la vida de los inferiores.

FdD no estamos solos

alguno puede caer en la tentación de pensar que esto es exclusivamente suyo, algo extraño que le pasa a uno. sin embargo hoy traemos la prueba de que no es así: una imagen de un encuentro leather, con gente como nosotros, vestidas como nosotros y sintiendo lo que nosotros. si para algo sirve este blog; si alguno es su mensaje es que no estamos solos, hay más como nosotros y podemos vivir esa vida que tanto añoramos.

FdD sin saber

un fetichista no sabe exactamente por qué siente lo que siente, por qué se excita viendo, tocando o lamiendo determinadas cosas. ocurre en un momento dado y a partir de ese momento está sujeto por ese fetiche y no puede huir de él. ya no podrá vivir otra cosa sino el cuero y las botas, y sólo cuero y botas. a partir de ahí se construye la sumisión, las relaciones asimétricas de poder, la obediencia y con ella el resto de los fetiches.

FdD parecido

parecido a lo de ayer, pero sólo parecido. este lederón es un esclavo, un sumiso. el chaleco, el pantalón, pero sobre todo la muñequera transmite un mensaje: es un sumiso inferior. todas las horas de gimnasio, todos los músculos y toda su fuerza tienen un único sentido: servir y obedecer.

FdD deducciones

sin ver la cara de este lederón, podemos obtener bastante información. estamos ante un leatherman comprometido, lo suficiente como para gastarse sus buenas perras en unos pantalones de cuero duro y unas botas altas que cuestan bastante. además a este lederón le va el bondage, lo cual sabemos por el color gris de la camisa. las cremalleras del pantalón parecen indicar que puede ser un Amo ya que permiten rápidamente sacar la poya para ser usada. sin embargo, esto no es determinante, es un cuero tan bueno y tan brillante que casi evoca un olor penetrante, el olor de ese cuero.

FdD niveles y apariencia

las gorras de plato son propias del estamento militar, de los oficiales. son, por tanto, un símbolo de autoridad y de obediencia, de ser obedecidos. precisamente por eso fueron introducidas en el mundo bdsm desde los primeros momentos, desde el principio. aún ahora, a lo largo del tiempo, han mantenido ese carácter. un sumiso con una de esas gorras resultaría ridículo, inconsistente. se plantea el tema de la apariencia, de la estética frente a la ética, de la superioridad de la segunda frente a la primera. a veces, en el bdsm pasa lo que vemos en la imagen, lo que está en primer plano parece ser importante, incluso cuando lo que realmente importa queda desdibujado.

Ir a la barra de herramientas