leather

FdD silencio

en estos momentos esta imagen toca profundamente al objeto porque se encuentra inmerso en un proceso que ha ordenado el Dueño, de vivir en el mayor silencio posible. la foto aviva la imaginación del objeto ya que puede referirse al Amo callando al esclavo que está atado y amordazado sufriendo; o puede referirse a lo mismo pero con el inferior sin haber comenzado la sesión suplicando por su vida.
también puede ser justo al final admitiendo que no divulgue nada de lo que allí ha ocurrido, o puede que sólo esté mandando callar a su objeto para siempre. sumido en el más profundo de los silencios, al objeto sólo le queda obedecer y someterse, abrazar su destino y aceptarlo.

FdD divinidad

cuando el objeto ve a alguien completamente vestido de cuero, se asombra cómo puede desaparecer lo humano, la persona. ocurre con los inferiores, es algo que el objeto ha experimentado muy bien con el traje de latex. sin embargo es algo que también ocurre con los Amos.
mientras que la deshumanización del inferior lo aleja humillándolo más, el mismo proceso en un Amo lo ensalza y lo lleva a un estado superior. cuando un Dominante aparece todo vestido de cuero como el de la foto, se eleva sobre el resto y está en un plano superior. por tanto, la distancia entre ambos se multiplica. para el inferior se aproxima a una divinidad.

FdD dirección

como hemos dicho en muchas ocasiones, los fetiches son ocultos, no están a la vista de todos, constituyen un misterio que sólo se deja ver de vez en cuando. en los primero días se inventó un código de colores que se expresaba con pañuelos y que ha perdurado hasta hoy. el negro es el del bdsm más duro, el gris del bondage, el rojo del fist o el amarillo del watersport, todo lo relacionado con la orina.
ese pañuelo es una ventana hacía tu interior, o tal vez una muestra exterior de tu interior. el hecho es que incluso hoy la gente se fija en tus colores, en aquello que llevas, y por tanto hay que tener cuidado. no compres una camisa de cuero gris si no eres un loco del bondage, tanto de atar como de ser atado, o no te pongas una muñequera con alguna banda amarilla a menos que quieras acabar mojado o mojar. la actitud y unas prendas de cuero marcan el camino, pero son estos pequeños detalles lo que marcan la dirección.

FdD desvalamiento

negro y rojo, fuerza joven y experiencia, sumisión y cariño, autoridad y obediencia. dos auténticos lederones de la mano, sin vergüenza de mostrarse como son: elegantes, exquisitos, impecables. desprenden poder y autoridad. poco podríamos imaginar que en la intimidad tal vez hagan las guarradas más inimaginables, o que el joven se arrodillase a lamer las botas del mayor, o que éste sea atado en posturas imposibles o sometido a torturas descabelladas. porque, aunque excitante, el cuero no es más que la armadura exterior, aquello que cubre lo que hay debajo, que lo protege y al mismo tiempo lo muestra. el ejercicio del intercambio de poder es todo un gran misterio que poco a poco se va desvelando a aquellos que saben mirar.

FdD fundirse

la mayor aspiración de un fetichista que además es esclavo no es sólo adorar el cuero del Amo sino fundirse con él, meterse dentro de él,desaparecer en él. el mismo gesto de lamerlo es un gesto simbólico de introducirlo dentro, de convertirse en él. a su vez es algo que el Amo desea igualmente pero como sujeto activo. quiere que le esclavo sea una prolongación de él mismo, de su voluntad y de sus deseos que obedezca ciegamente, que se someta ciegamente, que el propio esclavo sea cuero que lo cubre y protege.

FdD dependencia

si hay algo presente últimamente en la vida del objeto es la idea de dependencia. es la consecuencia lógica y última de la sumisión. cuanto más sometido, más dependiente, hasta el punto de necesitar al Amo para todo, parar las cosas más nimias. como un perro bien entrenado, el sumiso dependiente mira al Amo para ver qué debe hacer, cuál ha de ser su reacción y su comportamiento. aunque esté encerrado en la jaula, aunque las manos estén inutilizadas, aunque no pueda salir ni hacer nada. su mundo, su punto de referencia está en el Amo que, a su lado, lo vigila y protege.

FdD luz y oscuridad

la oscuridad es una prerrogativa del bdsm. nos movemos entre un claroscuro permanente. dentro de esa oscuridad la sumisión es una luz que ilumina a ambos, a Amos y esclavos, a inferiores y Superiores. pero la oscuridad a quien realmente cubre es al sumiso ya que es él quien debe desaparecer bajo el cuero, la capucha, la mordaza. el Amo brilla con luz propia,y es su luz la que ilumina al sumiso, al esclavo. esa luz lo guía y orienta, lo dirige y controla. la luz del Amo es la que ilumina la vida del esclavo. fuera de eso todo es oscuridad.

FdD sexo o no sexo

los Superiores tiene sexo, los inferiores no. los Superiores practican el sexo, los inferiores no. Superiores e inferiores llevan botas pero en ambos casos es porque los Superiores lo desean. ser sexualmente servido por un inferior es lo que el Superior desea, por eso ellos tiene sexo mientras que los inferiores no. arrodillarse delante del sexo de un Superior, darle placer, sentir como gime y se agita de gusto hace que la vida del objeto tenga sentido.

FdD modas

nadie puede negar ya que el nuevo bdsm también está sujeto a modas o al menos que ha ido evolucionando con el tiempo. el cuero de los años 60 es diferente del que el que se llevó en los 80 y 90 o el cuero que se lleva hoy. actualmente hay tiendas y cadenas que proveen a los fetichistas de las prendas que desean cuando antes todo era prácticamente artesanal.
lo mejor de esto es que, aunque evoluciona, no significa que deje de usarse. hay algo extrañamente atractivo en el cuero de épocas pasada. vintage lo llaman pero no por eso ha perdido fuerza, su energía y su atractivo.

FdD la gran tarea

el objeto sabe que es recurrente, que un lector constante puede darse cuenta de que hay temas, imágenes e ideas que salen cada tanto tiempo, pero es que la vida del objeto también es limitada y cada vez más, hasta que quede reducida a las dimensiones de la mazmorra donde el Dueño lo encierre.
¿significa eso que no sea emocionante? en absoluto. para un inferior cada bota que lame es una bendición, cada cuero que huele, un regalo, y cada nudo, o correa con el que el Superior lo ata, una caricia.
existencialmente el inferior descubre, con su entrenamiento, cuál es su naturaleza y su propósito en la vida. la humillación se convierte en su alimento y el brillo del cuero del Amo en su luz. la negación progresiva del ego es la gran tarea, el gran objetivo.
a veces es una tarea titánica porque el ego puede estar muy enraizado pero cuando mas se esfuerce el Superior, más beneficios obtendrá porque más sumiso será el inferior. lo que nunca debe olvidar el esclavo es que esta es su perspectiva. todo lo que esté por encima de la imagen de hoy es una concesión del Superior, algo a lo que no tiene derecho pero se le concede por los motivos que sean. nació para adorar la botas de su Amo, para cumplir sus deseos, para entregarse y someterse, para obedecer.

FdD cambios

en los últimos años el objeto ha observado como ciertas prendas que estaban limitadas al mundo bdsm y fetichista se están extendiendo fuera de ellos. nos referimos a las bombers, que ya lleva mucha gente, o el cuero que se va popularizando, incluso en su forma más radical de pantalones. instagram está llenándose de gente que afirma ser cool hunter con prendas de cuero. en las grandes metrópolis como londres, amsterdam o berlin la imagen de hoy llamaría la atención. pero tampoco excesivamente. si, definitivamente, algo está cambiando alrededor.

FdD recorrido

los inferiores debemos recorrer un largo camino. en primer lugar debemos descubrir lo que somos y, sobre todo no sentirnos culpable por ello. esto puede ser, y es normalmente, muy duro para muchos hasta el punto de que la mayoría no puede traspasar esa barrera moral y de ideas que tanto años de socialización, educación y control mental han levantado en nuestro interior. si tienes la suerte de conseguirlo con ayuda de un Superior, entonces comienza todo un viaje de descubrimiento, de ir probando hasta encontrar aquello que te define más y mejor. puede ser un simple “boy” o un “esclavo”. tal vez te sientas identificado más con un “perro” o llegues a “gimp” o a “objeto”. poco importa lo que seas si eres tú mismo porque en ese momento llegará la felicidad que tanto has deseado. confía en tu Superior, obedécele y déjate guiar por Él. te llevará a lugares que ni imaginas.

FdD límites

hay una norma en el bondage que hemos usado alguna vez en el blog: el bondage no es real hasta que el sumiso quiera soltarse y no pueda. el bondage se centra en la impotencia, en no poder controlar lo que te rodea sino en ser controlado por otro ante el que estás indefenso. muchos se acercan al bondage con fantasías. la mayoría se excitan cuando son atados, encadenados o esposados. cuando intentan salir, liberarse, dar por terminada su fantasía, y no pueden, ahí comienza el verdadero bondage. es una práctica límite que se puede llevar al extremo, pero hay que tener mucho cuidado de no sobrepasarlo.

FdD aprender un lugar

un tema recurrente, tan recurrente que casi resulta manido, es el del lugar tanto de los Superiores como de los inferiores pero es un tema tan importante. hay tantas cosas que depende de eso. si un inferior olvida su sitio, lo olvida todo, pierde el rumbo, se desvía de su camino. cuando cree que no debe humillarse, arrastrarse, hundirse en lo más profundo ante el Amo ha perdido aquello que lo hace único y original. la mejor forma de que vuelva a l redil suele ser un buen castigo, y una buena etapa encerrado y sometido. es la única forma de aprender.

 

FdD barrotes

en el bdsm se ponen en juego muchos elementos, mucho aspectos que se superponen. a algunos les gustan unas cosas y a otros otras; a unos el cuero, a otros el latex. pero hay un punto en el bdsm que trasciende lo puramente físico del fetichismo. es cuando se pasa al bdsm como intercambio de poder, en el que uno se somete y el otro domina. el intercambio del poder tiene un punto de inflexión que es cuando el inferior o sumiso entrega al Dominante incluso la posibilidad, o no, de someterse. eso significa que ya no es una opción vivir bajo la autoridad del Dominante, sino una forma de vida.
entonces la verja se cierra, el candado hace click y el inferior pasa a vivir en una jaula cuyos barrotes pueden ser más o menos anchos, estar más o menos juntos, pero siempre están ahí. la esclavitud voluntaria se vuelve una realidad permanente y el inferior ya no puede vivir fuera de la jaula. esa siempre en ella. no hay otro sitio donde ir.

Ir a la barra de herramientas