fisting

FdD abierto

dicen que el fist es una práctica radical que produce un efecto de abandono alucinante. aún 402 no lo ha probado, pero por la experiencia que tiene con los buttplugs cuando entrena puede llegar a imaginar lo que significa para los que hablan de él. realmente es sentirse completamente poseído, llevo, tomado. es un punto más al de ser follado por el Amo. el cuerpo del esclavo es llevado al límite, al límite extremo, y puesto a prueba. sentir una mano penetrando por el ano es lo más parecido a sentir romperte por dentro, y por tanto, rendirte al Amo. hay que hacerlo con cuidado y con precaución, pero el efecto psicológico es brutal y abrumador. es una experiencia marcante y de lo más bajo, especialmente si se combina como es el caso con bondage, cuero y botas.

FdD debilidad

un esclavo no tiene que parecer débil porque los esclavos no son seres débiles sino fuertes. las situaciones humillantes y de indefensión a las que se someten no implican una debilidad sino todo lo contrario.
a veces las mismas prácticas fetichistas son en sí duras y requieren fortaleza, como el fist que practica este esclavo de la FdD de hoy.
si no fuera por el collar cualquiera podría pensar que estaba ante un Amo. los tatuajes, la musculatura, los propios guantes, todo parece indicar que es un Amo. sin embargo la cadena y el candado es determinante. Es un esclavo propiedad de alguien.
la pulsera en la mano derecha de color roja indica que le va el fist, concretamente que le metan el puño, nada ligero o liviano, sino algo duro para lo que es necesaria cierta fortaleza.

FdD dolor y sufrimiento

muchas veces el bdsm implica dolor, sufrimiento; y en ocasiones mucho dolor y mucho sufrimiento. pero al igual que en otras experiencias de la vida, cuando llega la aceptación el dolor se convierte en placer. algo así ocurre con el fist, por ejemplo, o cuando introduces algo por el ano. al principio es muy doloroso debido a la dilatación, pero llega un momento en que si no luchas, en que si aceptas lo que está pasando, entonces el dolor no desaparece, pero se hace llevadero e incluso parece que disminuye. eso le ha pasado al perro cada vez que ha tenido que meterse el estimulador. al principio duele, sobre todo por las bolas que tiene en los extremos y en el centro, pero luego acepta que tiene que estar ahí y el dolor se mitiga. de igual forma la presión que hace sobre la próstata no sabría definirla si como placer o como dolor, o como las dos cosas a la vez. se acerca más al dolor, pero un dolor llevadero. sin embargo lo más doloroso y a la vez lo más enriquecedor es la humillación que el perro siente después de haberse ordeñado. entonces se da cuenta de que no es nada delante de su Amo y que depende de El.

FdD humillaciones

el ano tiene connotaciones culturales muy fuertes. educados en una sociedad machista, es un orificio “prohibido” en el sentido de que para muchos heteros, introducir algo por así, cuestiona su hombría y masculinidad. en mayor o menos medida eso funciona también con los perros, con los esclavos. meter cosas por el culo, desde la polla del Amo a un buttplug o  un dildo, dependiendo del contexto en que se haga, suele resultar humillante. y digo según el contexto porque si a un Amo le gusta el sexo anal como forma de placer, que le ordene a su esclavo que le penetre es satisfactorio para el Amo y humillante para el esclavo. muchas veces este perro ha pensado que una buena forma de humillación sería obligar a un esclavo gay a que se acostara con una esclava o que follara a otro esclavo siendo él mismo pasivo. 
la imagen de hoy es la imagen de un fist, pero a este perro le parece una imagen llena de fuerza e intensidad. aún acostado, el Amo es el que controla la situación, mientras el perro, estando encima, está a cuatro patas y abierto, en una postura más que humillante. no todo es lo que parece, al menos en el bdsm.

FdD propietario de tu cuerpo

en la cultura occidental la antropología predominante, la visión del hombre más extendida, es la dualista. tenemos un cuerpo, dentro del cual habita un principio espiritual que sobrevive a la desaparición de aquel, el alma. sin embargo en las relaciones bdsm pevalece otra mentalidad, otra concepción, aunque pocos le han dado forma. en el mundo de las relaciones D/s, el cuerpo y el alma son lo mismo. cualquier esclavo que haya sido atado sabe que ese estado de indefensión físico tiene una repercusión inmediata en el interior, no sólo a nivel psicológico, sino incluso más profundo. ese principio espiritual está tan íntimamente unido al físico que su separación no deja de parecer un mero ejercicio intelectual. de hecho, cualquier cosa que le hagas al cuerpo, de hecho se lo haces al alma, si existe. por eso cuando te penetran, bien sea con la polla o con cualquier otra parte del cuerpo del Amo, como es el caso, éste está tomando posesión de tí, entra en tí dejándote indefenso, porque empieza a actuar desde dentro. en cierta medida también toma posesión de tu alma, te domina y te controla. aún aceptando estos dos principios, un Amo no es auténticamente Dueño de ti hasta que no controla ambos aspectos, ambas dimensiones. El empieza siendo propietario de tu cuerpo, pero acaba siendo propietario de todo tu ser, hasta que tú quedas en nada.
Ir a la barra de herramientas