FdD

FdD cuestionamiento social

uno de los principios básicos del bdsm, al menos de aquellos que lo vemos más como una forma de vida que como una diversión o algo reducido a la cama y al sexo, es que hay una jerarquía, que algunos catalogamos como “natural”. unos han nacido para ser servidos y otros para servir, unos para obedecer y otros para dar órdenes, unos para estar por encima y otros por debajo. viendo la FdD de hoy parecería para el objeto, que este principio se confirma. es el objeto plenamente consciente de lo conservador y hasta totalitario que parece este pensamiento, pero es que el bdsm entendido como forma de vida es totalitario, que no tiene nada que ver con los totalitarismos a nivel político. un inferior entiende que el Dominante es quien debe dirigir “toda” la vida del objeto. el problema donde se chocan todos los razonamientos es que esto no puede ser impuesto, sino que debe se “elegido”; suplicado más bien por el inferior. para que esto sea así debe haber un espacio, un momento de igualdad que desaparece cuando el sumiso suplica servir y el Amo lo acepta como servidor. por eso el bdsm es, paradójicamente, adalid de la libertad, porque sin ella la auténtica sumisión no sería posible. no hay nunca que olvidar que, en nuestra comunidad, la esclavitud es, siempre, voluntaria.

FdD malo malote

afirmar que los inferiores nos sentimos atraídos por el peligro, por “el malo”, por lo perverso, es una obviedad. ningún Amo ha seducido a un esclavo siendo “el chico bueno”, lo cual no significa que sea un desalmado. cada uno tiene su trabajo. el del inferior es reconocer su naturaleza y aceptar que está por debajo de los Superiores, que vive en una sociedad no igualitaria y que Ellos merecen toda la atención y el servicio. el de los Superiores es aceptar lo mismo pero en otra dirección, que merecen ser servidos y obedecidos y que, sus “maldades” son precisamente lo que busca el inferior. es un extraño equilibrio el que deben conseguir: proteger al inferior para que se sienta seguro, pero a la vez “romperlo” para llevarlo a la plenitud de sus potencialidades. en el bdsm ser el chico malo, es un plus. sin embargo serlo, pero no parecerlo es aún mejor.

FdD forma

un fetichista es alguien, o algo, que antepone el material a la forma, el continente al contenido y hasta podría decir que lo que parece a lo que es. ¿qué es más importante? ¿qué sean un guante y una bota o quien los lleve? sin duda más importante es lo que son que quien los lleve.
por eso sabemos que estamos ante un fetichista. sin embargo para algunos eso no es suficiente. no basta con llevar cuero, hay que llevarlo bien, y además debe ser la expresión exterior de algo interior, profundo, la manifestación de un poder interior que se ejerce sobre los otros. no son solo un guante y una bota. es una forma de pisar sobre el mundo y de tocar el mundo, una forma mediatizada, contenida, mediada, pero una forma al fin y al cabo.

FdD oficina

muchas veces hemos hablado de cómo el bdsm invierte las cosas, les da la vuelta y las cambia con respecto al resto del mundo. en este mundo el que parece el jefe puede ser el inferior más profundo, y el de mantenimiento de la oficina, aquel que domina y controla la situación. muchas veces la gente que tiene más poder en el “mundo vanilla” son precisamente los que más se someten, lo necesitan para conseguir el equilibrio de tener tanto poder. en algunos momentos necesitan justo lo contrario, no tenerlo. lo que esto pone en evidencia es que lo que se “esconde” tras estas prácticas no es una cuestión baladí sino un intercambio de fuerzas y de quien lleva las riendas en qué momento. por eso cuando un “poderoso” se somete ocurren muchas cosas en su interior, y en su exterior también. no debemos infravalorar lo que ocurre cuando esto pasa. el bdsm puede ser una experiencia aterradora, transformadora y liberadora…. todo a la vez.

FdD el collar

a veces un rasgo es suficiente para cambiar el sentido de algo, un pequeño elemento le da la vuelta a la situación. una simple felación, por ejemplo, se puede convertir de acto de placer puramente, en acto de sumisión con la presencia de un collar que indica el estado de inferioridad de uno. a primera vista el cuero nos habla de dos moteros que se están dando placer, al menos uno a otro, pero ese collar en el centro de la escena lo cambia todo. sólo los seres sometidos llevan collar: los perros domesticados, las vacas estabuladas, las ovejas controladas por el pastor. si un animal es libre no lleva collar. en el mundo en el que vivimos el collar se lo pones a algo que posees, de lo que eres dueño. es una cuestión de lógica que lo lleven los esclavos y los sumisos, los inferiores en general. dentro de la esclavitud voluntaria se vuelve, además, algo deseable por aquellos inferiores que no están bajo el control o supervisión de un Superior. ellos añoran el collar y lo desean. lo quieren y lo buscan; lo necesitan.

FdD traspaso

los inferiores nacemos para algo. tenemos un sentido y un lugar en la vida, en el mundo. nuestra existencia tiene un fin y un objetivo. sinceramente es más de lo que muchos pueden decir. el problema es que ese fin no es el más aceptado por la sociedad, ni el más valorado, ni el más reconocido. los inferiores hemos nacido para servir y obedecer a los Superiores, para hacer su vida más fácil y darles placer, de la forma que Ellos deseen y quieran. una gran parte de ese dar placer es negarse a uno mismo, por eso la castidad se extiende tanto entre los inferiores, o mejor dicho, entre los Superiores que dominan a un inferior. el sumiso no debe centrarse en su propio placer sino en el placer del Amo. eso es lo único importante. por eso la castidad, que es una especie de castración psicológica, es tan importante. se evita estar centrado en el propio placer, en la propia satisfacción y así el inferior puede centrarse en el placer y la satisfacción del Superior. realmente no es una negación del placer, es un traspaso del placer del uno a Otro.

FdD miradas

ante una imagen cada uno se fija en diferentes cosas. muchos pueden centrarse en el pene del Amo, en su desnudez. sin embargo el objeto se queda con la cara de entrega del esclavo, como se apoya en el Amo, confiando en Él, centrándose en Él. poco importan las cicatrices que tiene el inferior en el pecho. lo importante es que el inferior está roto, indefenso, desarmado.

FdD fuera de lugar

en los periódicos y revistas existía antes, no sabe el objeto si aún se hace, en la sección de pasatiempos el juego de “los 7 errores”, o “buscar las diferencias”. se basan en buscar y encontrar cosas que están fuera de lugar. desde mapplethorpe este criterio ha servido para mostrar imágenes bdsm. la FdD de hoy es una de ellas. estos tres bdsmseros parecen desentonar en este salón burgués elegante. parece que pegarían más en un bar leather o en un sótano decorado con cadenas, sling, cruces de san andrés y jaulas. sin embargo nadie puede afirmar que esta casa no sea de uno de los que están en la imagen. son los prejuicios los que hace que parezcan que están fuera de lugar. todo está en su sitio, incluso ellos.

FdD gimps

en el bdsm se ha ido extendiendo el término gimp, del que hemos hablado en alguna parte del blog, como una categoría para hablar de los inferiores más cosificados, menos humanizados, más despersonalizados. suelen llevar capucha y se les ha ido quitando paulatinamente durante el entrenamiento, cualquier tipo de atributo humano. en su forma más radical no se les ve ni un centímetro de piel, y por supuesto mucho menos el rostro, y la práctica más común es la de dejarlos almacenados en algún lugar hasta que el Dominante quiera usarlo de nuevo. el gimp añora estar así, desea estar así, encerrado, aislado, sin hablar, sin moverse más que lo necesario. muchos opinan que un gimp solo puede serlo por definición en un período corto de tiempo, algo que se podría discutir, pero sin duda es una de las formas más radicales de sumisión que existe. sobre decir que el objeto se siente muy cerca de esta definición.

FdD quien vs que

uno de los pilares de la existencia del objeto es que no debería hablar nunca más. pero es que si llevamos eso al extremo, no necesita su cara nunca más, por lo que debería estar encapuchado permanentemente. si la cara es la prueba externa de quien eres no debería mostrarse. de lo que se trata aquí no es de mostrar quién eres, sino qué eres. y la cara oculta tu verdadera naturaleza, no la muestra. por supuesto esto es sólo aplicable a inferiores que han dejado atrás la identidad como humanos. un esclavo, siendo propiedad, debe ser reconocible por su Amo, entre otros esclavos por ejemplo. sin embargo un inferior que ha descendido más, no tiene por qué hacerlo. es sólo algo que es usado y que tiene capacidad de movimiento, por eso puede obedecer, pero poco más. da igual el color de los ojos o los rasgos. por eso muchos Amos afeitan a sus objetos completamente, de cabeza a los pies; o en el caso de los amantes del latex, utilizan el término dron o droide. aquellos que sienten predilección por la hipnosis les hacen borrar los recuerdos. son sólo formas distintas de hacer lo que hace esta capucha: eliminar quien eres para mostrar o que eres.

FdD comer

hace unos días hablábamos de la función de las botas en el proceso de Dominación/sumisión, como ayudaban a tener al inferior en su lugar. hoy lo vemos en acción. pero con una salvedad, no es el mero acto de someterse y mostrar respeto lamiendo o besando las botas del Dominante. aquí el inferior está como comiéndoselas, metiéndoselas en la boca. es una forma inconsciente de hacer presente, de manifestar su necesidad de alimentarse de la humillación que le proporciona el Amo. los Superiores alimentan a los inferiores con eso, con órdenes, servicio, pero sobre todo con humillación. para un inferior ser humillado es una bendición, un regalo porque tiene efectos muy beneficiosos: reduce el ego, aumenta la sumisión, desinhibe, elimina barreras…. el acto de comer implica digerir, hacer tuyo algo que está fuera, que lo que comes forme parte de tu ser. por eso este esclavo lo está haciendo, como muestra de sumisión pero guiado por un deseo profundo de someterse hasta lo más profundo a su Amo.

FdD análisis en profundidad

“Estás en una celda solitaria y oscura”. estas fueron unas palabras que el Dueño le dijo al objeto hace una semana aproximadamente, y penetraron profundamente en la mente del objeto. las ha recordado al ver la FdD de hoy. encadenado a la pared, en un sótano, con muñequeras y un collar al cuello parce que apenas puede llegar a beber un poco de agua en el cacharro. delante suya de forma misteriosa una especie de fusta parece esperar. es una imagen explícita, pero también misteriosa al mismo tiempo. que ha pasado aquí? qué le espera al esclavo? muchos considerarían que es una escena cruel. cómo se puede tratar a un ser humano de esa forma? y aquí está el primer error. el que está ahí no es un ser humano, al menos como se concibe el concepto en la sociedad contemporánea: un sujeto de derechos inalienables. esta es una concepción relativamente moderna y aún no universal, porque la esclavitud sigue existiendo, algo censurable, a menos, como defendemos nosotros, que sea voluntaria. entonces la imagen adquiere nuevo sentido. el que está ahí quiere estar ahí, desea estar ahí, es feliz estando ahí, se siente realizado así. quien tiene la capacidad de juzgar por él mismo y decidir por él? un médico? un juez? un policía? si alguno de ellos soltara la cadena de la pared, posiblemente sería el mismo esclavo el que la volvería a enganchar de nuevo. o será que esta gente se considera con el suficiente poder para decidir por uno? donde queda entonces la libertad que tanto proclaman?

FdD botas y aspiraciones

el mundo está dividido en opuestos. eso es una realidad. y lo es más en el bdsm. algunos están arriba y otros están abajo; unos mandan y otros obedecen; unos guían y otros siguen. aceptar que esto es así nos libra de muchos quebraderos de cabeza. entre estos opuestos está que unos miran el mundo desde arriba y otros desde abajo. eso lo sabemos bien los inferiores. cuando aceptas lo que eres te das cuenta que tienes un lugar en el mundo, un puesto, que determina una perspectiva concreta. en una nueva interpretación del mito de ícaro, un inferior no debe aspirar a volar muy alto, de hecho no debería aspirar a estar por encima de las botas de su Amo. igual que el personaje griego se acercó al sol y perdió las alas, los inferiores influenciados por la sociedad podemos llegar a pensar que podemos hacer grandes cosas. pero estamos equivocados, y para eso están las botas de los Superiores. Ellos nos mantienen cerca del suelo, cerca de donde debemos estar, de nuestro lugar. de hecho sólo deberíamos verlas, sus botas, en todo momento, sentir su presión sobre nosotros. no nos engañemos, hay que aceptar la realidad y la realidad es que vivimos para, por y desde Ellos. por eso lamemos sus botas como señal de sumisión y obediencia. deberíamos hacerlo cada vez que entráramos en Su presencia.

FdD Amos naturales

quien diga que no existen los Amos naturales no ha estado nunca al servicio de un Amo de verdad. la discusión es la de siempre, un Amo, nace o se hace? puede que las dos cosas. recientemente el objeto leyó un libro en el que se decía que un Amo se despierta en un momento dado. sea como fuere es cierto que hay gente que desprende poder y autoridad. de forma espontánea la gente quiere complacerle y le dan conversación e intentan estar a su lado el mayor tiempo posible, porque da seguridad, tranquilidad, a la vez que una fuerte excitación sexual. mucha gente se comporta así, sumisamente frente a los Amos naturales, sin saberlo. los inferiores lo hacemos pero conscientemente. y cuando los Amos naturales y los esclavos naturales se encuentran entonces surge el bdsm y el fetichismo, donde el cuero, las botas, el latex y el bondage, sólo por nombrar algunos, amplifican esa Dominación o esa sumisión, convirtiendo el susurro en grito y los deseos en necesidad. nosotros los inferiores no podemos vivir sin ellos. Ellos pueden existir sin nosotros, porque siempre hay alguien dispuesto a obedecerles, y ocupan puestos de poder donde son obedecidos fuera del bdsm. nuevamente afrontamos esto de manera diferente, desequilibrada. los inferiores aceptamos nuestra condición y vamos por ahí suplicado ser salvados de una existencia sin sentido por los Amos naturales.

FdD dinámica

para muchos el bdsm es algo exclusivamente físico, donde los cuerpos y el sexo es lo importante. sin embargo existe toda una corriente donde lo importante es la dinámica de intercambio de poder que se produce aquí. mucho gays tienen cuerpos perfectos y se machacan en el gimnasio, pero buscan siempre algo a cambio. cuando van a los bares de exhiben y se muestran para recibir placer. entre los bdsmeros la cosa es diferente. es cierto que podemos machacarnos también haciendo pesas para tener buenos cuerpo pero los Amos lo hacen para tener no placer, sino poder; y los sumisos lo hacen o bien por obediencia o bien para entregar ese poder a los Amos. el hecho es que llega un punto donde los físico pasa a un segundo plano, donde tu identidad, representada por tu cara, es innecesaria. no eres, en el caso de los inferiores, más que un objeto que es usado para satisfacer al Superior y anulado para obedecer ciegamente. no es casualidad que máscaras y capuchas sean tan comunes en el bdsm, o que los cuerpos se oculten en sacos y camisas de fuerza. no son tan importantes como la gente cree. lo que realmente excita a un Amo natural es un esclavo obediente, sumiso y con capacidad de entrega. cuanto más sea, más excitante resulta para el Superior. esa es nuestra dinámica, para eso existimos los inferiores y cuanto más sometido, anulado y controlado estamos, más felices y realizados nos sentimos.

Ir a la barra de herramientas