FdD

FdD línea

la relación de Dominación/sumisión es una relación que a menudo se mantiene al filo, en el límite, bordeando el peligro. puede llegar a ser peligrosa para el inferior que es quien está en un estado mayor de indefensión. es él el que puede acabar enjaulado, inmovilizado, indefenso e impotente mientras el Dominante la usa. hay una ligera línea entre la sumisión y el abuso que nunca debe curarse. ¿qué diferencia hay entre un Amo y un asesino psicópata que puede matarle y tirar tu cuerpo a un pozo en el bosque? que a pesar de que el Amo fuerza al esclavo, nunca le hará nada contra su voluntad, porque incluso ese forzamiento es voluntario y deseado por el inferior.

FdD contradicción

muchas veces hemos hablado de la piel del inferior, del latex, una sustancia sintética elaborada en fábricas que acerca al inferior al mundo de lo elaborado, alejándolo del mundo natural. tal vez sea por esto que cuando se ve a un inferior su latex en un entorno natural se produce un choque, una contradicción, algo que no cuadra.

FdD Superiores

los Superiores son Superiores por algo. son mejores, más decididos, más autoritarios, en definitiva, Superiores. están por encima del resto de los mortales y ante ellos sólo hay una actitud: reverencia y sumisión. ante lo que parece ruinoso, los Superiores dan estabilidad, brillo, lucimiento. a pesar del polvo de la vida cotidiana Ellos se mantienen incólumes e impolutos, impecables. su cuero debe brillar porque son un faro para el resto de los mortales.

FdD uno mismo

hay una figura que llama la atención del objeto y es la del esclavo que lleva años de servicio. muchas veces la imagen del objeto es un ser joven, sumiso y obediente. pero los inferiores crecen y maduran. hay inferiores y objetos de todas las edades y formas. el objeto se resiste a pensar que cuanto mayores, más difíciles de manejar, de trabajar, los esclavos con experiencia son un valor. los inferiores que han sido entrenados saben donde está lo importante hasta el punto de que sólo necesitan lo imprescindible: vaqueros, camisa negra, chupa y botas de cuero. no hay nada más, no hace falta nada más porque no tiene que presumir, ni aparentar, ni hacer teatro. sólo tienen que ser ellos mismo y obedecer.

FdD aeropuertos

últimamente los aeropuertos se han manifestado como un lugar donde ver a boteros, a pesar de que obligan a quitárselas al pasar por los controles de seguridad. la gente suele viajar con lo mejor que tiene y eso incluye el cuero y las botas. los lugares de espera son sitios donde podemos disfrutar de estas vistas.

FdD llamativas

esto sí que captarían la atención del Dueño, y la del objeto, aunque posiblemente la reacción sería diferente. el Dueño sentiría excitación y atracción. el objeto, además sentiría veneración por estar ante botas de Amos, de Dominantes, de Superiores. por defecto todas las botas Superiores son Dominantes. un inferior debe ser discreto, muy discreto, sin llamar la atención, sin ser exagerado. así también deben ser sus botas.

FdD influjo

esto no puede escapar al influjo de las botas, de su atracción, y eso que no siempre fueron su principal fetiche. ahora casi puede decir que si lo son pero es obra del Dueño. Él lo llevó hasta este punto, hasta necesitarlas y desearlas, de no poder dejar de verlas. las de hoy no son las preferidas del Dueño, que son las sendra. pero son botas y botas especiales, de cuero negras, de motero. son botas bdsm.

FdD pervertido

si hubiera que ponerle un título a la entrada tal vez sería reivindicación de la perversión. para el resto de la gente somos unos pervertidos y hay que admitir que tienen parte de razón. vestirse de cuero, dominar a un inferior, hacer que obedezca, azotarlo, ponerle pinzas y lamer sus botas, si que es perverso. algunos Amos expresan esto de manera especial en su sonrisa. no son los ojos, ni el cuero, ni siquiera la gorra. la clave del Amo está, al menos el de la imagen de hoy, en su sonrisa.

FdD moteros

los años 50 del siglo XX marcan el inicio de una cultura determinada. eran los tiempos de la chupa de cuero y las botas de las motos, de los incorformistas y contestatarios del sistema. muchas de esas cosas han pasado pero se ha mantenido la estética y el bdsm ha heredado parte de esa estética. en el mundo vainilla esa estética se mantiene para indicar algo de ese espíritu. al objeto le evoca los momentos de la Vieja Guardia, cuando entrar en la comunidad era más complicado que ahora. puede darse el caso de un rebelde que sólo sea imagen y un auténtico inferior que no lo aparente ni por asomo. lo ideal sería que ambas cosas coincidieran pero no vivimos en un mundo ideal.

FdD calidades

el objeto no deja de sorprenderse por la cantidad de gente que está involucrada en el bdsm, que es fetichista y se viste de cuero o latex y llevan botas. un indicativo de esto es la cantidad de tiendas dedicadas a este tema que han proliferado en prácticamente todas las grandes ciudades. es cierto que hay calidades en esto también, y que el dinero marca la diferencia. no es igual llevar un cuero que otro, ni unas botas que otras.
en el Amo de hoy esto es evidente. el cuero que lleva es de alta calidad y además lo lleva con poder y autoridad. de eso se trata, de explicitar aquello que tanto ha costado conseguir, en lo que se ha invertido tanto. cualquier inferior sentiría inmediatamente deseos de servir a este Superior.

FdD público

ya en muchas ocasiones hemos hablado de lo que subyace en el bdsm, entre tanta bota, tanto cuero y tanto latex. bajo toda esa parafernalia, en el sentido positivo, está la sumisión, al entrega de un inferior a un Superior. en todo acto de una relación D/s, de Dominación/sumisión, esto se ve implícitamente, pero hay actos específicos de sumisión donde se expresa esto: lamer las botas del Amo, caminar por detrás de Él, arrodillarse en Su presencia.
además si esto ocurre de manera pública, eso añade un plus. antes se hacía en los bares pero desde que se realizan encuentros en calles, estas manifestaciones son aún más públicas si cabe. en la imagen de hoy el inferior no sólo se arrodilla sino que lo amordaza. a partir de ese momento la entrega es total. el inferior ya no tiene voz. el Amo habla por él.

FdD artificios

clásico. así podríamos catalogar esta imagen. un lederón utiliza el código de pañuelos para comunicar y dar a conocer sus fetiches y lo que busca. el azul oscuro indica follar y el gris bondage. al llevarlo a la izquierda está diciendo que es activo, así que lo que esa pregonando es que le gusta follar y que le gusta atar, o lo que es lo mismo, que le gusta follar a tíos atados.
en un entorno hostil estos artificios eran necesarios. hoy tal vez no lo sean tanto, aunque el bdsm sigue siendo algo que la sociedad no llega a comprender, a pesar de las 50 sombras de grey. para un fetichista, además, esa combinación de cuero y metal tiene evocaciones increíbles.

FdD aftercare

existe un concepto que se usa poco en el bdsm pero que es muy importante, aftercare, que se traduce por “cuidados posteriores”. se utiliza para cómo trata el Amo al inferior una vez ha sido usado. cuando un Superior usa a un esclavo o a un objeto puede llevarlo a una situación intensa, dura, donde se mezclan dolor, ansiedad, tensión, y un montón de emociones. el esfuerzo físico y emocional puede ser demasiado para un inferior. incluso a veces se puede cruzar límites y llevar al sumiso a lugares y experiencias que ni había imaginado.
cuando todo se relaja es necesario apoyo, comprensión, acogida y tal vez cuidados físicos. eso es el aftecare. restituir las heridas, reforzar la confianza, curar los dolores ayuda a que el inferior se entregue más. de hecho, es el último episodio de cualquier sesión. sólo entonces se termina.

FdD hogar

para un inferior el hogar no es donde nació, ni siquiera donde está su casa, donde vive. para un inferior su hogar es allí donde esté su Dueño. cuando el Superior cierra la cadena y se convierte en el Amo, se produce una transformación en el esclavo, una ruptura, una quiebra. el inferior entra dentro de la vida del Amo y se convierte en algo suyo. se establece entonces un vínculo entre ambos que puede llegar a ser uno de los vínculos más fuertes que existen.

FdD temporadas

parece una contradicción comenzar el mes de agosto comentando una foto de un tío encuerado, pero para un fetichista no hay temporadas. cualquier momento es bueno para llevarlo, aunque el tiempo no ayude. llega un momento en que es algo más que estética, tiene que ver con una forma de vida, con una manera de afrontar los problemas y de ver la realidad. el cuero protege y aisla, hace falta fuerza para llevarlo y, en una época, honor para ganártelo. ahora lo puedes comprar por ahí, pero en el bdsm sigue significando algo.

Ir a la barra de herramientas