esclavitud

día 3310 de esclavitud, 1282 de castidad

decir que lo humano pesa al objeto no es una mera metáfora, es algo muy real. cuando el objeto ve el comportamiento de algunos humanos no deja de sorprenderse. los humanos siempre están compitiendo y haciéndose trastadas para imponerse y ponerse por encima de los demás. el ego siempre está presente, siempre actuando.
una ocasión en la que eso lo ha experimentado el objeto últimamente es conduciendo. al volante de un coche parece que la agresividad está a flor de piel y le gusta parecer estar compitiendo. el nivel de agresividad al volante parece aumentar considerablemente.
cuando conduce el objeto asume una actitud de objeto y entonces, no se enfada cuando alguien hace una maniobra agresiva o quiere adelantar cuando no debe. lo primero que piensa el objeto es “son Superiores, tienen derecho”, y este pensamiento le da paz y le permite llegar a su destino con tranquilidad y calma.
para la mayoría este comportamiento puede parecer humillante, y lo es, pero de humillaciones es de lo que vivimos los inferiores. el objeto nota como el ego huye cuando pasa esto, y eso es muy bueno para el objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3309 de esclavitud, 1281 de castidad

llevar la jaula no es sólo tener algo en los genitales que impide que te corras normalmente, que te mantiene caliente sin poder desahogarte o liberarte. llevar una jaula implica que muchas cosas cambian a tu alrededor, que cosas cotidianas se vuelven extrañas. la primera cosa que cambia es tu forma de orinar. se acabó el mear de pie, a riesgo de convertir todo en un desastre y tal vez orinarte a ti mismo. podrás seguir haciéndolo en la ducha tal vez, pero poco más. parece algo simple pero se complica ir al baño en cualquier lugar público.
también cambian las pautas de higiene. llevar la jaula implica ser más cuidadoso a la hora de orinar porque es normal que se queden gotas o restos. hay que sacudirse la jaula muy bien.
algunas otras cosas se vuelven también complicadas, como llevar bañador o ropa ajustada. también los calzoncillos se vuelven obligatorios, al menos son más cómodos para llevar la jaula. ir a un vestuario se vuelve una carrera de obstáculos a menos que quieras que te vean con ella. las duchas colectivas son terreno prohibido, a menos que desees o te ordenen que tu castidad y tu sumisión se vuelvan del domino de todos. y todo eso sin olvidar que de vez en cuando el dolor hace acto de presencia, bien sea con una erección imprevista, y no deseada, o porque al hacer un movimiento los testículos se ven oprimidos.
cualquier entono de intimidad es problemático. imagina entrar en un bar y encontrar un tío que se te declara y quiere follar contigo ¿le dirías que estás enjaulado? podría encularte sin problema ¿lo harías? normalmente la jaula suele ponerla un Amo a su esclavo como forma de control, pero no siempre es así. ¿dirías que la llevas fuera por la razón que fuese?
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3308 de esclavitud, 1280 de castidad

por la tarde el objeto estaba cambiando las ruedas del coche, algo poco glamuroso o relacionado con el bdsm. estando allí esperando llamó el Dueño habían salido unos discos de colección que quería y, aunque tiene dinero más que suficiente para comprarlos, quería que el objeto lo hiciera como ofrenda. eso, dijo, le añadiría el doble de su valor.
en cuanto los vio pensó en el objeto y eso fue algo que hizo feliz al objeto. como propiedad del Dueño el objeto existe para hacer feliz y cumplir los deseos del Dueño. el efecto fue tal que el objeto sintió una punzada de dolor en la entrepierna debido a la jaula que impidió la incipiente erección que se producía en el objeto.
por supuesto, nada más colgar, allí mismo, el objeto compró los discos para el Dueño. lo curioso es que ya sale por defecto en el perfil de la tienda que el producto que se compra debe ser enviado a madrid y no a canarias. es una prueba más de cómo el Dueño ha organizado la vida del objeto alrededor de El.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3307 de esclavitud, 1279 de castidad

el objeto fue hoy al gym, a una clase de bike muy intensa. al terminar se quedó un tiempo en la piscina de chorros, para hacerse una especie de masaje en la espalda, que lleva regular de tantas horas que tiene que pasar sentado, aparte de que su higiene postural es nefasta.
el hecho es que tanto en una como en otra, el objeto tenía la jaula puesta y, para ponerse el bañador, tuvo que desnudarse en el vestuario. lo hizo de una forma que no llamara la atención y que quedara oculto que tenía una jaula en su apéndice, pero no dejó de ser vergonzante, en cierta medida humillante. hay mucha gente conocida en el gym, incluso del trabajo y el objeto no sabe cuál sería su reacción si lo vieran asi, castrado con la jaula, sin genitales, sin sexo.
otra cosa es si la jaula se veía o era evidente con el bañador. el objeto no quiso comprobarlo. lo que sí ocurrió fue una sonrisa y un saludo del socorrista de la piscina que normalmente ignora al objeto ¿se habrá dado cuenta o sencillamente estaba flirteando un poco? el objeto no lo sabe pero en cualquier caso poco importa porque esto se seguirá produciendo ya que el Dueño ha dejado claro que el objeto tiene que ir a entrenar con la jaula puesta, sea la actividad que sea.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3306 de esclavitud, 1278 de castidad

después de una semana sin hacer deporte el objeto fue al gym de nuevo, a bike. su objetivo no es tener un cuerpo perfecto, ni siquiera ponerse en forma. su objetivo es cuidar la propiedad del Dueño y ponerla a punto para cuando la use esté en las mejores condiciones posibles.
el ejercicio fue agotador aunque había poca gente porque fue casi a última hora de la tarde. cuando terminó faltaba media hora para que cerrara y el objeto fue a cambiarse. estaba en el vestuario cuando se da cuenta que al lado hay un tío cachas, tatuado, mandando un mensaje con el móvil, y en la taquilla abierta, delante de él, una fantástica chupa de cuero. era increíble: brillante, de cuero muy bueno, nueva, impecable. el objeto hizo lo posible para poder verla puesta, sobre el tatuado, pero fue imposible. podría haberse hecho el remolón pero por alguna razón pensó que eso sería como traicionar al Dueño, así que se fue.
con lo que si se quedó fue con la reflexión que ha hecho varias veces en este blog, como el cuero lo nubla, hace que todo lo que está alrededor desaparezca. es cierto que el tatuado estaba bueno, pero podría haber sido un adefesio y la reacción hubiera sido la misma. la única diferencia la marcaba la propia chaqueta, y especialmente el cuero con el que estaba hecha.
sin embargo esto no fue más que la terminación del día porque por la mañana el objeto estuvo solo en casa y el Dueño decidió que era el momento para pagar un castigo que estaba pendiente. y como en otras ocasiones el Dueño ordenó al objeto ponerse las botas altas de goma, el collar, el buttplug y las pinzas, además tenía que ponerse las esposas de cuero.
durante la primera hora el objeto debía usar las pinzas y estar con las manos esposadas a la espalda y el buttplug. la segunda hora ya sería sin pinzas y las esposas sueltas pero con el buttplug. en la tercera el objeto se daría diez azotes con la fusta en las nalgas y se sacaría la leche con la jaula puesta, como si se masturbara, como castigo. esta semana el objeto y el Dueño hablaron sobre esto y vieron la cuestión de utilizar el ordeño como un castigo ya que es doloroso y desagradable, muy desagradable, para el objeto. hoy el Dueño ha hecho precisamente eso.
como el objeto vuelve a tener mucho retraso con el blog suplicó al Dueño usar esa primera hora como ordenó, pero en vez de con las manos a la espalda, por delante, y así poder trabajar. el Dueño lo permitió.
al objeto le sorprendió lo fácil que entró el buttplug y lo duro que fue llevar las pinzas y ambas cosas dispararon en la mente del objeto la misma reacción: un “perdón” y un”gracias” casi a partes iguales y, por supuesto, dirigidos al Dueño.
cuando pasaron las dos primeras horas el objeto procedió a azotarse las nalgas. era difícil con las manos esposadas por delante con las esposas de cuero. resultaron sin embargo más sencillas para ordeñarse. tal como deseaba el Dueño fue doloroso y desagradable. el objeto sintió asco, repulsión, rechazo y culpabilidad.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3305 de esclavitud, 1277 de castidad

están siendo unas semanas duras, hasta el punto de parecer que el objeto va a perder el equilibrio y se va a ver arrastrado por los elementos externos. por ahora resiste gracias a que el Dueño ha encerrado la mente del objeto en la mazmorra subterránea, ese lugar seguro donde puede recurrir el objeto cuando el entorno se vuelve “demasiado humano”. en el fondo no es más que, al realizar un papel, empezar a creértelo demasiado. entonces viene el Dueño y vuelve a colocar al objeto donde corresponde. no tiene nada de malo, si no se va demasiado lejos. forma parte de la dinámica de la propia vida. muchas veces nos imaginamos la existencia como algo estático, cuando la vida es cualquier cosa menos estática. lo que si es definitivo en la vida del objeto es la sumisión, la esclavitud, el hecho de pertenecer al Dueño. eso es algo que no tiene discusión ni alternativa.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3304 de esclavitud, 1276 de castidad

antes de acostarse el objeto debe agradecer al Dueño que le haya permitido vivir un día más y antes, o después de que lo haga, el Dueño le ha mandado un mensaje diciendo que botas debe llevar al día siguiente. en esta acción se unen dos hechos que producen un fuerte efecto en el objeto: por un lado que el Dueño escoja la ropa, en parte al menos, que va a llevar el objeto al día siguiente, y por otro que el objeto ya es un botero reconocido así por todos los de su entorno. hace años, antes de ser una propiedad del Dueño, el objeto jamás se hubiera imaginado que llegaría un momento en el que solo utilizaría botas y así lo vería todo el mundo. ahora no se siente bien llevando otra cosa. con ellas el objeto pisa fuerte y pisa de una manera dife­rente a todas las demás. el ruido de los tacones le precede y es una forma de marcar esto, incluso de diferenciarse, pero no como algo para sobresalir sino al contrario, para dejar claro de alguna forma que el objetivo es humano ¿como? porque las lleva por obediencia. si el Dueño ordenara que fuera a trabajar con chanclas, lo haría, o si fuera con zapatos elegantes, lo haría. porque no es ya decisión del objeto, sino del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

día 3303 de esclavitud, 1275 de castidad

el objeto tuvo hoy las botas puestas 18 horas. cree que ha batido un record. el Dueño ordenó que llevara las botas negras nuevas. le costó al objeto quitárselas al final del día, aunque realmente esto no es así porque el objeto tuvo que coger dos aviones y pasar por dos controles de seguridad y allí obligan al objeto a quitárselas.
aún así, y sabiéndolo, el objeto fue con ellas no solo porque el Dueño le ordenó sino porque ya no puede vivir sin ellas. son su seña de identidad. el objeto no suplicó al Dueño que le permitiera ir con zapas. hubiera sido una especie de traición al objeto y al Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3302 de esclavitud, 1274 de castidad

cada día que pasa el objeto se da más cuenta de que no es el bondage, ni el cuero, ni el latex ni las botas, que si. el mayor fetiche del objeto, que ya ha dejado de ser un fetiche, es la sumisión, el servicio, la propiedad, ser una propiedad, pertenecer al Dueño. y dice el objeto que ya no es un fetiche porque se ha convertido en su forma de ser, en su existencia.. y lo ha hecho de tal manera que ya no concibe otra forma de vivir. la libertad sería, por parte del Dueño, el mayor castigo, porque de hecho sería condenarlo a muerte. cuanto más profundiza el objeto en su ser de esclavo, más cuenta se da que la muerte física no es más que un tipo de muerte. que hay muchas otras y muchas formas de morir aunque el corazón siga latiendo. de hecho Dueño y objeto han hablado muchas veces de que realmente el objeto tiene 9 años porque empezó a vivir cuando el Dueño lo tomó como suyo. todos los años anteriores parecen sólo un lejano recuerdo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

día 3301 de esclavitud, 1273 de castidad

Dueño y objeto volvieron a hablar hoy de lo perdido que estaba el objeto cuando conoció al Dueño, cuando aún se creía humano. recordando esos días el objeto se siente algo estúpido. en aquel entonces creía que podría controlar la situación, que se sumergiría hasta donde quisiera, hasta donde decidiera la ignorancia del objeto solo era superada por su prepotencia. y ese orgullo fue su perdición. el Dueño tenía otros planes y los llevó a cabo. poco a poco fue conduciendo al objeto por un camino en el que iba cerrando cada puerta, como un animal al que van dirigiendo hasta su encierro, así llevó el Dueño al objeto hasta su mazmorra.
y entonces ocurrió, tampoco sabe muy bien el objeto cuando, pero ocurrió. el Dueño cerró la puerta, pasó la llave y el objeto supo que no podría abrirla. el objeto ya no puede concebir su existencia sin el Dueño y, justo a esto, el Dueño empezó a desmontar al objeto o, más acertadamente, a quitar todo lo que la educación y las distintas experiencias habrían añadido o puesto encima del objeto, ocultándolo, escondiendo su auténtica naturaleza.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3300 de esclavitud, 1272 de castidad

la acuciante e insistente necesidad de sumisión de los inferiores nos juega a veces malas pasadas. el objeto le dijo hoy al Dueño que había pensado en la posibilidad de comprar el nub, el modelo más pequeño del holytrainer y usarlo no como jaula habitual sino como jaula de castigo. al Dueño le pareció una muy buena idea y ordenó al objeto comprarlo. existía la posibilidad de comprar sólo el tubo, sin la llave y el anillo y así lo hizo el objeto.
como no envian a canarias el objeto puso la dirección del Dueño, como ocurrió con la última jaula, la nano así que el objeto tendrá que ir a madrid a que el Dueño se la ponga.
por la tarde el objeto pensó que lo va a pasar mal con ella puesta, qué necesidad de sugerir eso. pues todo inferior debe poner todo de su parte para que el entrenamiento sea lo más efectivo posible, y si tiene una idea debe ponerla a los pies del Amo para que lo reconsidere. y eso lo debe hacer incluso si va en su contra. para el resto del mundo estoy no tiene mucho sentido pero el inferior debe buscar formas más eficientes y originales de ser torturado y de sufrir si ese es el deseo del Amo, aunque le cueste y para el inferior implique mayor sufrimiento.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

día 3299 de esclavitud, 1271 de castidad

los días se suceden y a veces no ocurren cosas lo suficientemente significativas como para consignarlas en el blog. en el fondo la vida es muy aburrida. sin embargo hay algo que no se puede obviar y es que el objeto ya no puede dejar de ser objeto, que eso es una constante en su existencia y que cada vez va a más. por eso hoy el objeto estuvo reflexionando sobre su entrenamiento y se preguntó si realmente termina alguna vez porque eso significaría que ya vive sin ego. al ego no hay que darle cuartel y siempre hay que estar pendiente por si reaparece para que no te coja desprevenido.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

día 3298 de esclavitud, 1270 de castidad

nuevamente el objeto se siente que no avanza, que está repitiendo temas y cuestiones en el blog, pero es que una entrada diaria es una exigencia muy fuerte. la vida no da para tanto. la vida de un objeto está muy limitada a un número muy pequeño de cosas, a las que le da vueltas una y otra vez.
ya ha dicho el objeto que la figura que mejor refleja esto es la espiral que da vueltas sobre sí mismas pero siempre profundizando, yendo más abajo. es un proceso de descubrimiento constante, viendo nueva cosas, nuevas perspectivas, aprendiendo cada vez más, y luego viviendo, viviendo la sumisión como un modo de existencia.
para el objeto el bdsm no es algo de un momento dado, de una cuestión sexual puramente. es algo más profundo y que no queda limitado a la cama o al sexo. para el objeto es una forma de relacionarse con el mundo, de vivirse, de comportarse, y de asumir lo que le ocurra.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3297 de esclavitud, 1269 de castidad

un objeto es el nivel más bajo de los inferiores, de los sumisos. no hay forma más concreta de definirlos. un objeto no tiene voluntad, ni decisión, ni deseos ni libertad. no decide, ni siquiera piensa. solo obedece y se somete a su Dueño. para el objeto el beneficio está en la paz y tranquilidad que trae consigo la fatal de responsabilidad, la ausencia de la tensión de tener que elegir. cuanto menos elige un objeto, más objeto se vuelve, porque más paz consigue al no tener que decidir. elegir es posiblemente lo peor a lo que tenga un objeto que enfrentarse. el Dueño libera al objeto de ese destino terrible.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3296 de esclavitud, 1268 de castidad

hay mucha gente que se siente atraída por el bdsm, más de lo que imaginas. sin embargo el miedo y el temor a aceptar esos deseos los condenan a un estado de infelicidad casi permanente. se sienten vacíos e insatisfechos porque esos deseos nunca desaparecen sino que sale por mucho que los reprimas. de hecho la represión se convierte en la única forma de existencia, y en reprimir se gastan muchas energías, todas las energías. son un pozo sin fondo y la gente se pierde en él.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas