esclavitud

día 3195 de esclavitud, 1167 de castidad

han pasado varias cosas hoy. ayer a última hora el Dueño envió un mensaje al objeto ordenándole que consiguiera por internet unas botas de goma roja, de las de lluvia. ha sido desde hace tiempo un deseo del Dueño y ha decidido que ya es hora de ponerlo en marcha. el objeto buscó por internet y le envió varias sugerencias al Dueño que eligió unas que venían de china, y que son muy humillantes. ese es el sentido de todo eso, que el Dueño considera muy humillantes unas botas de goma, de lluvia rojas, y quiere que el objeto las lleve. por supuesto se hará como el Dueño desea, esto existe para cumplir sus deseos así que está esperando que lleguen a la casa del Dueño a madrid y supone el objeto que en el próximo viaje las llevará puestas y será usado por el Dueño con ellas.
a media tarde pasó otra cosa que sorprendió al objeto. esto expresó al Dueño su preocupación por el nuevo sistema de control que comienza mañana. el Dueño quiere que el objeto le comunique absolutamente todo: lo que hace y donde está en cada momento y esto teme fallar y no estar a la altura. fue muy extraño porque bastó que el objeto lo dijera para que el Dueño contestara que se suspende por ahora el sistema, que mañana el objeto no tiene que hacerlo. eso debe confesar que la primera reacción fue de sorpresa, pero también de decepción. sentía que había fallado al Dueño, que le había hecho dar marcha atrás, aunque tampoco era eso. las sensaciones que más se aproximan fueron sorpresa y vergüenza. el objeto no insistió ni preguntó nada al Dueño. sencillamente se calló y asumió la decisión sintiendo esto el resto de la tarde.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3194 de esclavitud, 1166 de castidad

el objeto estuvo mensajeándose por wassaap con un inferior que vive en méxico y que el Dueño conoce desde hace tiempo. de hecho parece que fue el Dueño quien le abrió las puertas de la sumisión y de una vida en esclavitud voluntaria. nunca dejará de asombrar al objeto la cantidad de gente que están en esta situación: ansiando someterse, dispuestos a hacerlo pero con miedo a que ocurre por lo que pueda pasar. es necesario que alguien, normalmente un Superior, les lleve hasta donde quieren estar, desean estar, pero no se atreven a estar. por supuesto la conversación fue autorizada por el Dueño y hubo una inmediata conexión entre el objeto y el maricón, como quiere que le llamen. lo más sorprendente fue que, sin conocernos, estando separados a kilómetros de distancia y en culturas cercanas, pero no iguales; ambos nos reconocimos. vimos que había algo en común, un sustrato, una naturaleza que nos unía. y no sólo eso sino que ambos sentimos una especial devoción por el Dueño. es un auténtico inferior, un esclavo natural y esto se siente hoy muy feliz por haber podido hablar con él.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3193 de esclavitud, 1165 de castidad

un día sin trabajo, lo que no significa que necesariamente que haya descansado el objeto. tuvo una reunión y estuvo haciendo varias cosas. sigue haciendo mucho calor, muchísimo, pero el objeto no ha llevado las botas hoy porque no ha salido de casa.
la semana pasada el Dueño y el objeto hablaron y el Dueño ordenó al objeto que buscara una forma de tenerlo más controlado. obedeciendo al Dueño el objeto estuvo pensando y lo único que se le ocurrió fue volver al origen e intensificarlos.
en los orígenes de la dominación del Dueño, el objeto tenía que mandarle un mensaje al Dueño cada vez que cambiaba de lugar o de actividad. eran un par de mensajes al día. el nuevo sistema que le propuso al Dueño el objeto fue intensificar esto. al Dueño le gustó mucho la idea. el límite lo pondría el Dueño. cuanto más mejor, dijo El. “Quiero saber desde cuando vas al baño hasta si te cambias de camisa”. la verdad es que esta frase asustó un poco al objeto. significa estar encadenado al móvil y ser consciente, acordarse del Dueño, en todo momento. en el fondo ese es el objetivo. lo que pasa es que al objeto le entraron dudas de sí sería capaz. esas dudas las compartió con el Dueño que dijo que efectivamente fallaría, y que sería castigado por ello, pero que aprendería. nuevamente el objeto siente como si se hubiera puesto él mismo una soga alrededor del cuello.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3192 de esclavitud, 1164 de castidad

las reunión de ayer ha tenido consecuencias. hoy algunos compañeros se han acercado al objeto para expresar su rechazo a algunas intervenciones que molestaron o intentaron poner al objeto en mal lugar. eso demuestra que la gente no es tonta y se da cuenta cuando alguien hace algo con mala intención. el objeto no deja de sorprenderse de cómo los humanos pretenden engañar y autoengañarse. es otro efecto del ego. sigue haciendo mucho calor pero el objeto y está usando botas a tiempo completo. es algo que no dejará el objeto de agradecer al Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3191 de esclavitud, 1163 de castidad

ha sido una mañana llena de reuniones, algunas provechosas y algunas no tanto. sin embargo al final el ego tuvo que aparecer, y no precisamente el del objeto. un grupo de “compañeros” que se querían hacer notar hicieron una pregunta con mala intención que fue evidente desde el primer minuto.
el objeto contestó al reto de la mejor forma posible pero lo que más molestó al objeto fue la mala intención con que se hizo la intervención. el objeto pudo ver el ego actuando detrás. los humanos están perdidos cuando eso ocurre. es algo increíble porque produce dolor, tanto a los que afecta como a lo que está manejando.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3190 de esclavitud, 1162 de castidad

uno de esos días en los que el objeto entra a las ocho de la mañana y sale a las ocho de la noche. además hace muchísimo calor. se comenta que a final de semana puede que lleguen los restos de una tormenta tropical y es no es más que más calor. aún así el objeto lleva las botas que ordena el Dueño y es todo un regalo y un honor porque sólo así el objeto es realmente él mismo: un objeto botero, castrado y amordazado.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3189 de esclavitud, 1161 de castidad

el entrenamiento del objeto hace tiempo que ha dejado de ser un entrenamiento para convertirse en una creación. cuando más avanza más lejos se encuentra de lo que era cuando comenzó y menos se identifica con aquello que fue. es un proceso de extrañamiento, de sorprenderse cómo pudo vivir de aquella forma, con aspiraciones humanas, guiado por el ego, deseando cosas humanas, pensando que podría ser feliz creyendo se humano entre humanos. era tan ignorante y estaba tan ciego… el Dueño lo ha creado todo desde cero, de nuevo. esto es algo irreconocible a lo que era cuando el Dueño lo encontró. por fuera parece lo mismo, pero lo importante, lo realmente importante, siempre está oculto a los ojos. quienes crean que es igual son aquellos que precisamente menos conocen al objeto. el objeto es propiedad del Dueño no porque esto le haya “cedido” la propiedad, o “acepte” que sea así. el Dueño es propietario del objeto porque El lo ha creado y toda persona es dueña y propietaria de lo que crea. así de sencillo y así de profundo.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3188 de esclavitud, 1160 de castidad

esta noche la jaula ha estado muy presente, excesivamente presente. cuando debería ser algo ya integrado al objeto le sorprende que pueda ser molesta, pues lo que significa es que no hay que dar nada por sentado, ni por asumido. es una experiencia que ha tenido el objeto a menudo: no hay que confiarse en nada. siempre hay algo que te sorprende.
estos días el objeto ha caído en la cuenta de que vuelve a tener cierto retraso con el blog y eso es fruto de un descenso en la autodisciplina. siempre está la misma excusa, que es cierta: no tener tiempo, que está siendo una semana dura, etc. pero todas las semanas lo son. siempre hay problemas así que no hay excusa que valga. el objeto debe cambiar la estructura, debe organizarse de otra forma.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3187 de esclavitud, 1159 de castidad

el objeto ha hablado por mensaje con un esclavo que hace poco ha sido tomado como propiedad por un Amo. llevaba tiempo buscando y parecía que no iba a encontrar cuando ocurrió. nada más empezar la conversación lo dijo: “como cuesta eso”; y enseguida apostilló, “pero como lo necesitamos”. me llamó la atención algunas de las cosas que el esclavo considera humillantes pero que el Amo hace como cada noche hacer un ritual diciendo unas palabras, que no compartió con el objeto; o que cuando lo pilla hablando por wassap le ordena hacer un pantallazo y enviárselo. para cualquiera esto sería un atentado contra la intimidad, solo que los esclavos inferiores no tenemos derecho a la intimidad con los Amos a los que pertenecemos. los obedecemos y punto.
por eso somos incomprendidos por los demás. nuestras relaciones, lo que deseamos va en contra de muchas de las normas sociales: el dolor, el control, la obediencia son cosas que la gente rechaza, pero nosotros los necesitamos. lo que hay que entender es que aquellos que los inferiores deseamos para nosotros no lo deseamos para los demás. es el caso de la humillación, que es fundamental para los inferiores. fuera del ámbito bdsm es injustificable pero entre Superiores e inferiores es moneda de cambio habitual.
en cualquier caso espero que este inferior haya encontrado pro fin al Amo que lo encierre y le ayude a encontrar y vivir acorde a su naturaleza. el objeto se siente feliz de que sea así.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3186 de esclavitud, 1158 de castidad

dicen que las cosas no ocurren por casualidad. el miércoles al objeto se le sale la jaula y hoy, nada más abrir tumblr el objeto ve una foto de un nuevo modelo de holytrainer, el nub, una funda realmente minúscula, mucho más pequeña que el modelo nano que es el que el objeto lleva ahora. por supuesto el objeto se lo mandó al Dueño pero condiciona cualquier cosa a que un médico le haga al objeto un examen prostático, una revisión para asegurar que todo va bien. dice que no tiene ningún propósito salvo una revisión de rutina. “Si dice que estás bien, te pondré el nub”, dijo. realmente el objeto no desea llevarlo. no hace ni cuatro meses que lleva el nano y así como se ha salido dos veces, debe decir que muchas veces parece demasiado pequeña. el aro aprieta a veces porque el tamaño de los genitales no siempre el mismo.
lo principal de todo esto es que el objeto ya se vive como castrado. la jaula no tienen tanto una función de evitar que se toque sino psicológica porque sin ella el objeto se siente incómodo, intranquilo, como si le faltara algo. el objeto no se siente a gusto sin la jaula.
esto no significa que en algún momento flaquee y se corra o se marturbe faltando a la castidad. esa posibilidad debe existir, sin la castidad tampoco tendría ningún valor, pero el mismo acto de hacerlo resultaría desagradable.
por la tarde el objeto llegó a casa del trabajo y, tal y como había ordenado el Dueño, se puso el collar ancho de cuero, la mordaza de pene y se esposó las manos por delante con unas esposas de cuero. así estuvo toda la tarde. desde el primer momento fue una sensación extraña porque pudo hacer prácticamente todo lo que hacía, pero tenía que hacerlo de otra manera. tenía que hacer una cosa cada vez porque tenía que usar las dos manos para cada cosa. parece una tontería pero de es se trataba de que hiciera lo mismo pero no de la misma forma.
en el fondo eso es lo que hace el bdsm, obligarte a ver todo desde una forma nueva y diferente. el objeto tuvo la misma sensación que cuando se puso una jaula por primera vez: “esto es”. es incómodo, hay que acostumbrarse, no es lo normal. pero esto es. esto conecta con la naturaleza del objeto. así es como debe estar un inferior, pensó el objeto.
no puede evitar el objeto pensar en la sabiduría del Dueño y en cómo aprieta cada vez más y mejor, como limita al objeto y como le enseña a ser un buen inferior.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3185 de esclavitud, 1157 de castidad

le han ofrecido al objeto hacer algo en el trabajo y no ha podido contestar inmediatamente porque necesitaba el permiso del Dueño. hasta que Éste no lo ha dado, el objeto no ha dicho nada. aunque pueda parecer que esto es algo duro, no es lo que más cuesta al objeto de la esclavitud. que el Dueño decida es liberador para el objeto porque le ahorra tener que pensar o evaluar y tomar en consideración las cosas. sencillamente obedece. se pierde autonomía, se pierde libertad, pero por eso precisamente se le llama esclavitud, y es voluntaria porque es deseada, elegida, apreciada. para muchos la sumisión es algo que se vive en la intimidad, en la cama, en el sexo. lo de hoy es una prueba de que para el objeto es fundamental, algo cotidiano y constante, que abarca todos los aspectos de su vida.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3184 de esclavitud, 1156 de castidad

ha vuelto a pasar. el objeto fue a entrenar a última hora de la tarde y, cuando salió, el apéndice estaba tan pequeño que se salió de la funda. tuvo que meterse la mano dentro del pantalón en medio de la calle y sacarla para llevarla en el bolsillo. no sabe el objeto si es culpa del anillo de la funda que es demasiado grande para el tamaño actual del apéndice.
la semana pasada ocurrió por primera vez y también, como hoy, después de hacer ejercicio. el resto del tiempo la jaula cumple su función, y muy bien. de hecho mantiene los genitales muy apretados. esto puede ser porque efectivamente el apéndice está encogiendo y se ha hecho, y se hace, cada vez más pequeño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3183 de esclavitud, 1155 de castidad

ha sido uno de esos días inesperado que se convierte de día horrible en hito en el proceso de entrenamiento. como siempre ocurrió como quien no quiere la cosa en una conversación con el Dueño. El estaba diciendo que quería un objeto inerte, atado permanentemente. y entonces salió, a partir de ahora, cuando esté en casa a solas, además del colar y la mordaza del objeto deberá estar esposado y aprender a hacer todo así, porque cuando esté en casa del Dueño llevará los grilletes permanentemente. el objeto no tiene derecho a tener las manos libres.
aquí no tiene el objeto grilletes pero sí esposas de cuero que será lo que use para empezar este entrenamiento que sabe el objeto será duro. eso es lo que el Dueño quiere y por tanto es lo que el objeto tiene que hacer.
al principio será complicado porque significa una nueva forma de gestionar y organizar el espacio vital: hacer la comida, escribir, recoger la ropa, limpia son actividades cotidianas que se complican si estas esposado. una cadena facilita algo porque da más margen pero las esposas, y los grilletes son difíciles.
esta dificultad precisamente es la que produce el efecto psicológico deseado: no eres libres, no hay posibilidad de escape, eres una propiedad; ese es el mensaje que transmite vivir esposado.
la reacción del cuerpo del objeto fue casi inmediata: dolor, porque el apéndice intentó una erección que fue inmediatamente reprimida por la jaula. es un nuevo paso, uno lógico aparentemente pero tan radical como la mordaza o la jaula. el objeto tiene cierto temor porque es un cambio muy fuerte, pero confía ciegamente en el Dueño y aunque no fuera así no tiene otra opción que obedecer. su vida es obediencia.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3182 de esclavitud, 1154 de castidad

el objeto tiene problemas en el trabajo porque hay gente que se empecina en el error y no hay forma de sacarlos de ahí. por su historia personal, el objeto cree que lo peor que puede hacer una persona es negar que se ha equivocado cuando es evidente que lo ha hecho. nuevamente el ego es el responsable de este comportamiento y por tanto del sufrimiento que produce.
en el bdsm tenemos este problema solucionado. el Superior siempre tiene razón y/o puede castigar al inferior cuando ha errado, cuando se ha equivocado o ha metido la pata. no hay negociación, no hay peros que valgan. el ego siempre pierde y eso es algo de agradecer.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3181 de esclavitud, 1153 de castidad

el objeto ha pasado el día cuidando a unos familiares que lo necesitaban, con permiso del Dueño, por supuesto. hasta eso depende de Él. no hay nada fuera de su control. el objeto no hace más que repetir eso porque es así.
incluso cuando no haya nada más que hacer que estar sentado, el Dueño está presente. por eso el objeto es un inferior, una propiedad, porque depende del Dueño que es el Superior, quien lleva las riendas y quien controla.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas