esclavitud

día 3003 de esclavitud, 975 de castidad

después de algún tiempo de tranquilidad en el trabajo, parece que el ego vuelve a hacer de las suyas y ha soliviantado a un grupo de compañeros para volver a hacer tonterías, fruto del orgullo, el egocentrismo y la prepotencia. independientemente de ser un esclavo, un sumiso o un objeto, el hecho de haber afrontado, gracias al Dueño, la tarea de controlar y contener al ego ha facilitado enormemente la vida del objeto, la ha hecho más sencilla, tranquila y feliz. es el objetivo que buscan las tradiciones religiosas, como el budismo y de una forma menos evidente, el cristianismo: no dejarse llevar por el ego, por las apariencias, por lo que no somos. en el budismo se dice explícitamente que hay que matar al ego. esto está comprobando en la vida real sus efectos devastadores, como mete a la gente en una dinámica de autodestrucción, de infelicidad, de ponerlo todo en las apariencias…. es algo que consume tantas energías, que si la gente se diera cuenta sin duda trabajaría para darle de lado.
el objeto lo ve todo como en la distancia. mentiría si no dijera que le afecta, pero muchisimo menos de lo que pudiera parecer. además ser un objeto le ayuda a sorprender a los humanos porque tiene reacciones que no esperan porque no son guiados por el ego.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3002 de esclavitud, 974 de castidad

el objeto pensó durante un tiempo que eso de ponerse cosas: cuero, botas, etc. no era una mera cuestión estética. eso no duró mucho tiempo porque pronto se dio cuenta de que era la sumisión lo que realmente le excitaba y le motivaba.
a partir de ahí el camino cambió, el recorrido se hizo otro. esto se convirtió en un camino existencial, profundo y no material. ahora el Dueño afirma que este era el objetivo, y que ya prácticamente está.
el objeto podría estar desnudo permanentemente, pero no dejaría de ser una propiedad del Dueño; aunque ahora también sabe que nunca va a estar plenamente desnudo porque siempre estará la jaula. el apéndice del objeto ya no estará nunca suelto y “libre”.
esto comprende que a muchos el nuevo concepto de ser una propiedad puede resultarle chocante, pero así es como se siente y vive el objeto. si la libertad es un valor tan absoluto ¿por qué no puede alguien renunciar a ella?
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3001 de esclavitud, 973 de castidad

este diario sería completamente diferente si lo escribiera un Amo o un Dominante. incluso ahora, con el paso del tiempo, su nombre original “diario de un esclavo”, se ha desvirtuado un poco. si lo comenzara ahora tal vez se llamaría “objetificación” o “diario de un objeto”, pero este último sería también contradictorio.
hay aquí encerrada una paradoja porque, en un sentido concreto, el objeto no debería escribir un diario, porque su palabra no es lo suficientemente importante, ni merece la pena ser escrita. tal vez el objeto debería o será encerrado en una celda para siempre y cortará cualquier comunicación con el exterior. tal vez el blog due en un momento necesario pero ya no lo es, o lo sigue siendo. lo bueno de todo esto es que depende del Dueño, no del objeto decidir eso.
cuanta más actividad tiene el objeto, más desea que se cumpla la promesa del Dueño de ser alejado y apartado del mundo, aislado de él.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 3000 de esclavitud, 972 de castidad

hay días que son significativos pero no siempre coinciden. hoy hace 3000 días que el objeto pertenece al Dueño. debido al movimiento de la tierra eso no coincide con el día en que el Dueño tomó posesión de esto. es un número redondo pero no indica ningún momento especial de la relación entre Dueño y objeto. aún así es un logro. esto se siente feliz y “orgulloso” de que haya llegado a ese número, y además en este momento. desde la semana pasada el Dueño parece haberse radicalizado en cuanto a las órdenes, las exigencias y la presencia, el control en definitiva. la vinculación entre Superior e inferior implica que, si Él se vuelve más Dominante, el objeto se vuelve más sumiso. es una relación inversamente proporcional que funciona y está presente. ante eso esto sólo puede darle las gracias al Dueño y suplicar que le lleve hasta sus últimas consecuencias.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2999 de esclavitud, 971 de castidad

el Dueño, como viene haciendo estos días atrás, realizó en la mente del objeto tareas de limpieza. no hay otra forma de expresarlo, o al menos esto no la encuentra porque es exactamente eso, una especie de ir quitando aquellas malas hierbas, entiéndase ideas o pensamientos, que pueden alejar a esto de su camino, de su meta, de su objetivo. el Dueño lo hace por el bien del objeto, eso está claro como el agua, y por eso lo hace de una forma radical y sin tregua. el ego siempre está ahí peligrosamente, tentando al objeto para que vuelva a creer que es alguien, que tiene derechos, que merece algo. nada de eso es real, nada de eso es verdad. todo es una fantasía. el único camino que le queda a esto es someterse y vivir bajo las botas del Dueño, bajo su control y obediencia. cada vez que esto pierde de vista su objetivo empiezan las tristezas y las angustias, el malestar existencial y la pérdida de sentido. y hoy el Dueño ha vuelto a dejar claro que no lo piensa permitir.
tampoco es que haga nada espectacular, nada especial, sencillamente una palabras, unas frase que suelta y que entran en la mente del objeto como bombas que explotan y van destrozando cualquier posible reticencia o limitación o barrera que se haya, o se esté construyendo. todo desaparece y queda sencillamente, la obediencia.
cuando ya no quedaba nada en la mente, sino un profundo estado de subspace, el objeto, sin saber por qué, suplicó al Dueño permiso para sacarse la leche tal y como lo ha hecho en las dos últimas ocasiones, con la fusta, dándose en la jaula. sin saber si podría hacerlo realmente de nuevo. el Dueño dio permiso y el objeto lo hizo, y salió la leche de nuevo, sin tocarse, sólo dándose con la fusta. es algo tan extraño y tan alienante, porque no depende del objeto, ni de su voluntad, sólo ocurre y ya está. tal vez por eso lo suplicó. tal vez por eso pidió hacerlo, para volver a sentir que eso ya no es suyo… que en el fondo ya nada es suyo sino que esto es del Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2998 de esclavitud, 970 de castidad

en determinados momentos esto toma conciencia plena de lo que es, de donde está y de lo que le espera en el futuro según el Dueño. son momentos de aceptación y transparencia con uno mismo. el objeto siente la jaula y sabe que nunca más volverá a tener un orgasmo en condiciones. cualquier actividad sexual de esto no es del agrado del Dueño.
luego está la palabra. el objeto ya no desea hablar más, ni mucho menos y cuando se ve obligado a ello es desagradable y se siente vacío. esto debería estar en silencio permanente y definitivo.
ahora lo que este objeto espera es que se cumpla la voluntad del Dueño, que desea tener el objeto encerrado y encadenado, incluso ha hablado en muchas ocasiones de sacarlo del mundo, de aislarlo y de que El sea su único contacto con el mundo exterior. es una vida radical y absoluta pero, como también se ha dicho a menudo, esto no es para pusilánimes.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2997 de esclavitud, 969 de castidad

últimamente el Dueño dice que el objeto sale demasiado, que tiene una vida social demasiado intenta, que debería estar más solo y en silencio. como siempre tiene razón y esto debería parar y estar más en silencio y aislado. esto nota que el Dueño esa apretando nuevamente más, otro giro de tuerca, apretando la cadena, reduciendo el margen. si algo ha caracterizado esta semana santa es eso, una constante presión para que esto abandone cualquier esperanza o creencia de individualidad. esto es un objeto y no debe pensar, creer, ni siquiera imaginar, que algún momento podrá volver a ser humano. el Dueño lo ha dejado claro: no hay vuelta atrás ni otro camino.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2996 de esclavitud, 968 de castidad

de forma sistemática el Dueño ha estado “arrasando” cualquier rasgo de individualidad, o de voluntad que podía quedar en el objeto. poco a poco, mediante mensajes certeros fue limpiando la mente del objeto. “No estás centrado”, “Tu despiste te aleja de tu naturaleza”, “Cada vez que decides te pierdes y vas contra mis deseos”. “Yo puedo salvarte pero te empeñas en perderte”: así fue prácticamente todo el día. en un momento esto empezó a angustiar al objeto porque pensaba que había avanzado pero se dio cuenta de todo lo que quedaba por hacer.
esto no sabe si es intencionado o no, si es planificado, pero resulta devastador para el objeto… y al mismo tiempo muy necesario.es un condicionamiento permanente que hace que esto se sienta auténticamente prisionero y esclavizado. no es capaz de imaginarse el objeto ya fuera del control del Dueño. cada vez que hay que tomar una decisión el Dueño se hace presente en la mente de esto.
el objetivo del Dueño es que el objeto se comporte, actúe, piense y viva como un auténtico objeto. lo ha expresado muchas veces y cada vez más, quiere un objeto castrado, mudo, encadenado, inerte, sin voz y sin voluntad, sin pensamiento, sin deseos, sin sexo. ese es el objetivo del Dueño y no parará hasta que ocurra.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2995 de esclavitud, 967 de castidad

el Dueño quería castigar al objeto por haberse tocado hace unos días faltando a las normas que había dado. es un cierto misterio las razones por las que esto hace lo que no debe, sabiendo que ese comportamiento va en contra de él mismo. cuando lo hace se aleja de su meta, de su objetivo, de aquello que le da sentido y que le hace feliz: servir y obedecer al Dueño.
el Dueño fue muy específico. para empezar el objeto tenía que ponerse el buttplug. desde primera hora tenía el collar y la mordazas así que no tenía que decirlo. durante la primera media hora tendría que ponerse la capucha y las pinzas en los pezones. durante ese tiempo el objeto tenía que reflexionar sobre su comportamiento con las manos atadas a la espalda con las muñequeras de cuero.
tras la media hora el objeto tenía que quitarse las esposas y la capucha. tras una hora con ellas había quitarse las pinzas y tras otra media hora, el buttplug.
el Dueño estableció una hora de inicio que el objeto cumplió. bastó meter el buttplug para entrar en subspace. el objeto se rompe cuando se mete eso por el ano y su mente cae inmediatamente. entonces lo demás vino solo. el objeto obedeció en todo y poco a poco fue volviendo a encarrilarse.
es extraño el tema del buttplug porque cada vez entra mejor y es una combinación de dolor, pero también de placer porque presiona la próstata y cada movimiento hace que una especie de descarga recorra al objeto. un síntoma de que ya está integrado es que el buttplug intenta salir cada vez que hay ocasión.
el dolor de las pinzas también está más integrado. con el paso de los minutos empiezan a arder pero es soportable. o peor, como siempre, es cuando tiene el objeto que quitárselas. la sangre vuelve a circular y estimula las terminaciones nerviosas. entonces el dolor se vuelve intenso.
como en ocasiones anteriores el efecto psicológico es el más importante. esto se centra y vuelve a su auténtica naturaleza. cuando se hizo la hora el objeto le preguntó al Dueño si deseaba que intentara ordeñarse como la última vez, golpeando la jaula con la fusta. el Dueño dijo que le agradaría mucho, y así lo hizo el objeto, y ocurrió. de nuevo, y debido al buttplug mayormente. de pronto empezó a salir leche de forma incontrolada. como en otras ocasiones, no hubo orgasmo ni placer, y el objeto quedó tan caliente como en otras ocasiones. para aumentar la humillación el objeto lo comunicó por el grupo de kik, incluso colgando algunas fotos.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2994 de esclavitud, 966 de castidad

el Dueño dio permiso para que el objeto pudiera salir a comer con unos amigos. es algo que no ocurre a menudo porque la vida social del objeto se ha reducido mucho, volviéndose casi inexistente. el Dueño dice que aún así el objeto está muy disperso, despistado, y eso va en contra de la auténtica naturaleza del objeto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega

día 2993 de esclavitud, 965 de castidad

un día de vacaciones en el que el Dueño tiró de las orejas al objeto porque sigue sin cumplir sus órdenes inmediatamente. a veces el Dueño le ordena bajar una película, una banda sonora o, lo último, unos videos y el objeto lo pospone hasta que pueda hacerlo, normalmente porque está en el trabajo. el problema es que a veces se olvida, algo imperdonable. hoy el Dueño se lo ha recriminado al objeto con toda la razón y la justicia. esto ha suplicado perdón y ha hecho propósito de enmienda.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2992 de esclavitud, 964 de castidad

un día tranquilo aunque sigue coleando la salida de grupo de leather social madrid. algunos miembros de ese grupo han abierto privado y hemos hablado del hecho de salir del grupo. la mayoría dijo que volviera al grupo pero no cree el objeto que sea conveniente, además el Dueño ordenó que saliera.
el objeto no necesita al grupo, realmente tiene todo lo que necesita en el Dueño. hoy ha pasado algo además, el Dueño ha usado el plural para referirse a sus propiedades por primera vez. el Dueño está reconsiderando tomar como esclavo al inferior que hace una semana fue a servirle. el Dueño afirma que ha habido un cambio radical en ese sumiso. antes tenía un ego monumental y ponía condiciones. sentía envidia del objeto y llegó a decir que se entregaría al Dueño si dejaba al objeto. todo eso ha desaparecido y ahora se ha entregado sin condiciones, sin contrapartida. eso ha captado la atención del Dueño. ahora sí que puede convertirlo en una propiedad, en Su propiedad.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2991 de esclavitud, 963 de castidad

al final ha ocurrido. hoy en el grupo de wasssap de leather social madrid alguien hizo un comentario que es bastante desafortunado. al objeto lo que más le dolió o sorprendió fue la frase que pretendían “significar el leather”. dentro del grupo había dos tendencias, los que consideraban que el cuero está vinculado al bdsm y a prácticas sexuales alternativas asimétrica; y aquellos que sencillamente les gusta vestirse de cuero. no era la primera vez que ocurría pero los segundos volvieron a imponer su criterio.
está bien que a uno lo llamen pervertido y es normal que lo haga un grupo de lederones es demasiado. si tras el cuero no hay algo más, ¿qué sentido tiene esto? ¿en qué se diferencia, por ejemplo, de vestirse de criada francesa? otro fetiche más. el leather es una cultura donde hay normas, rituales, comportamientos y símbolos. limitarlo a la ropa no tiene mucho sentido.
uno llega a decir que el objetivo es desvincular el cuero del bdsm y que ese era el fin último del grupo. después de consultarlo con el Dueño, el objeto puso un mensaje final y se marchó. ofreció a todos los que no estaban de acuerdo con ese objetivo ir al grupo de kik. un Amo y dos esclavos se incorporaron de inmediato. alguien dijo que estaba harto de ese grupo. todo esto fue sin rabia, ni enfado siquiera, sino como algo natural. tenía que pasar.
con una reflexión más profunda cree el objeto que está debajo todavía la educación represiva católica y nuestra necesidad, muy española, de imponer nuestro criterio. pretender dignificar el cuero es traicionar a todos aquellos que vivieron en la clandestinidad. su sexualidad y desvincular ambas cosas es dejar en nada ni una cosa ni otra. el mismo que había iniciado la crítica me abrió privado para decir que “respetaba” todo lo que no fuera puramente el cuero, pero en fin, las palabras son las palabras. hace tiempo que el objeto no quiere estar en un sitio donde sea “indigno”. tal vez lo peor sea que creía que era un entorno libre de prejuicios y de criterios conservadores.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2990 de esclavitud, 962 de castidad

por fin han llegado las vacaciones de semana santa y el objeto lo necesitaba porque ha sido una temporada de trabajo muy intensa y con muchos enfrentamientos. parece una contradicción, y lo es, que un objeto se enfrente a otros que son humanos y por tanto Superiores, pero el objeto cumple y obedece órdenes del Dueño.
desde los primeros momentos el Dueño ordenó al objeto no dejarse pisar por nadie ya que dejarse pisar es dejar que humillen al Dueño. no sin esfuerzo el objeto ha obedecido al Dueño y, en las últimas semanas ha tenido que ir poniendo las cosas en su sitio. lo más interesante es que, al contrastarlos, la “Superioridad” de esos humanos se ha diluido y se han vuelto cobardes y mezquinos, con lo que, además, el objeto ha perdido cualquier tipo de respeto por ellos. es lo que suele ocurrir con el ego, que te hace creer superior pero cuando tienes que demostrarlo, desaparece, dejándote solo y desnudo, completamente desnudo.
ahora el objeto tiene tiempo para recuperarse y retomar su naturaleza, su ser auténtico.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

día 2989 de esclavitud, 961 de castidad

hay una idea que el Dueño expres de vez en cuando y hoy lo ha hecho. esa idea consiste en que, desde un primer momento, el Dueño comprendió la auténtica naturaleza del objeto. en cuanto conoció su trayectoria vital descubrió que sólo podría ser feliz si se convertía y vivía como un objeto, así que el Dueño decidió convertirlo en lo que realmente era. con ese acto el Dueño salvó al objeto.
sin el Dueño ahora el objeto sería un ser perdido, sin rumbo e infeliz. sin el Dueño seguirá creyendo qeu es igual al resto y que tiene derecho. sin el Dueño seguiría follando o masturbándose sin parar, como un animal sin control. sin el Dueño seguirá hablando sin parar y sin control, creyendo que lo que decía merece la pena.
ahora el Dueño ha llevado a esto a ser la encarnación del bdsm hasta sus últimas consecuencias. el agradecimiento del objeto es profundo y constante, y la obediencia que siente es auténtica y sin ella ya no puede vivir.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

Ir a la barra de herramientas