dolor

FdD romperse

¿para qué sirve el dolor? ¿por qué sufrir? ¿no trae la vida suficiente sufrimiento? ¿por qué provocar más? la razón la dio el Dueño una vez: hay que romper la coraza del objeto , de cualquier inferior. a veces no basta con humillar, poniendo el collar, o inmovilizarlo atándole las manos; a veces es necesario que sufra. el dolor va mermando las resistencias, las va eliminando. tira las barreras y te va dejando poro a poco indefenso.
el Amo sabe que esa ocurriendo este proceso cuando el inferior empieza a gritar desesperado. es entonces el momento de amordazarlo. a esto se le llama “desmontar” o “romper” al sumiso. poco importa lo fuerte que seas, el ejercicio que hayas hecho, la resistencia que tengas, al final siempre acabas “rompiéndote”.

FdD medir el dolor

el dolor es algo subjetivo, ya que algunos tienen umbrales más altos y otros más bajos. sin duda con entrenamiento y práctica se puede conseguir alterar estos umbrales. esto have que sea difícil medirlo. sin embargo la foto de hoy nos muestra una manera: pesando todas estas cadenas. si nos fijamos detenidamente vemos que hay un esclavo debajo de todas ese metal que está sintiendo su presión y por tanto sufriendo. is es un esclavo entrenado en el masoquismo, o is ha desarrollado esa tendencia natural, sin duda podrá aguantar mucho, pero eso no es común. el nuestro no es un mundo que acepte el dolor libremente sino que huye de él. la edad media, por ejemplo, parece un tiempo donde el dolor era más aceptado, incluso potenciado.
los lectores de años saben que 402 nunca se ha definido como masoca, pero el Dueño quiere que lo sea y que este objeto se entrene en el dolor, aprendiendo a sentirlo, a abrazarlo, a fundirse con él y hacia ese objetivo va. el esclavo de hoy le sirve de ejemplo.
un único apunte. realmente la cara del Amo es una cara de sádico.

FdD todo

402 no lo puede evitar. siente debilidad por las imágenes que no están preparadas, por las que son naturales. tal vez no sean tan estéticamente perfectas como las producidas en los estudios de las grandes compañías, pero son más reales. un baño de un esclavo puede ser tan excitante como el mejor decorado de un sótano. sólo tiene que haber realidad. y aquí la hay, toda la realidad posible, porque de hecho podría ser perfectamente 402. es un esclavo con collar, por tanto propiedad de alguien. está enjaulado, y bien enjaulado. tiene unas pinzas en los pezones y está a punto de meterse un buttplug, hinchable en este caso. salvo en las pinzas, por ahora, 402 se identifica con él en todo. justamente mientras esto escribe, 402 tiene el buttplug insertado en su ano y sintiendo el dolor que este esclavo está a punto de sentir. es esa mezcla extraña de dolor y placer. lo mejor es que esta imagen no es algo momentáneo, sino la expresión de la vida de 402. no puede aspirar a nada más que a esto. esto es todo lo que 402 es.

FdD límites

todos los seguidores del blog saben que nunca el dolor ha sido un elemento central, al menos no tanto como las botas, el cuero o el bondage. sin embargo esto ha cambiado, y por una única razón: el Dueño se ha descubierto el dolor y encuentra placentero inflingírselo a su propiedad. así que a este objeto no le queda otra sino aceptar que sufrirá y ofrecer ese dolor a su Dueño. y no lo hace, como pudiera parecer, porque no le queda más remedio, sino porque realmente es una ofrenda a su Señor. cualquiera podría pensar que es una falta de personalidad, esa cosa producida por el ego y utilizada por este para hacernos infelices, pero como esclavo, esta propieda aceptará y se adaptará gustosamente a todo lo que su Dueño ordene. no podría existir sin El, no podría vivir sin Él. si el quiere que salte, preguntaré hasta donde, que corra, preguntaré cuántos kilómetros, y si que sufra le produce placer, el perro llegará hasta el límite de sus fuerzas para satisfacerle.

FdD perfección

2015_03_19

hay imágenes que son casi perfectas. esta es una de ellas. sólo echa de menos el perro que el esclavo lleve una jaula. no tiene derecho a llevar su pene al aire, porque no tiene derecho a ser humano, a tener sexo, a tener pene. aparte de eso todo está controlado por el Amo: sus movimientos, su visión, su palabra… todo. no conforme con eso el Amo mantiene al esclavo en un estado de estimulación dolorosa con esas pinzas en los pezones. perdido en su oscuridad, falto de otros estímulos, el esclavo sólo tiene ese dolor en el que concentrarse. eso lo hace aún más intenso. el perro imagina que está gimiendo, llorando, gritando de dolor incluso, pero con la mordaza nada puede hacer. está perdido en su propio dolor, fortaleciéndose para ser merecedor de su Amo.

FdD suficiente

2015_01_24como buen perro fetichista, este esclavo siente predilección por el cuero y las botas. eso es evidente para todo aquel que lea un par de entradas de este blog.
sin embargo basta un látigo, una cadena y nada más para que realmente salga a la luz la dinámica de Dominación/sumisión que vive el perro.
el Dueño siempre está de pie, mientras que el esclavo siempre está abatido. El con el látigo ordena; el perro con la cadena obedece, así de simple y de complicado a la vez.

FdD nueva escena

el dolor ha entrado a formar parte de la vida de esclavo del perro. el Dueño ha establecido que lo torturaría a partir de ahora. cuero, cuerdas, dolor, todo se combina para formar un cuadro, una nueva imagen de cómo será el futuro. el perro está dispuesto a soportar ese dolor, a acogerlo, a abrazarlo y a vivir con él mientras y hasta que el Dueño quiera. ese será el ofrecimiento que el perro hará cada día. no hay escapatoria, ni otra salida.

FdD el dolor por venir

el perro sabe que hay una cuestión pendiente que le causa cierta ansiedad, temor y excitación: la reciente inclinación al dolor del Dueño. el Dueño le ha dicho al perro que quiere hacerle sufrir y que el perro le ofrezca ese dolor. igual que en los encuentros donde se ha producido cierto grado de dolor, el perro, sin ser masoquista, lo ha soportado por su Dueño, el Dueño ahora quiere que ese ofrecimiento sea más intenso, más radical, más profundo y serio; quiere que sea parte importante de la sumisión del perro.
el perro está dispuesto. tan dispuesto que el único temor que tiene, es que el Dueño se corte porque piense que el perro no pueda soportarlo. para un esclavo natural eso sería muy humillante, porque el esclavo confía y se entrega al Amo y es El y no el esclavo el que pone el limite. la confianza en la que se basa toda relación D/s establece que el Amo siempre intentará llevar al esclavo más lejos, pero nunca tanto como que no pueda soportarlo. hay malos Amos que no tienen esto en cuenta y convierten la confianza en abuso. no es el caso del Dueño. el perro sabe que el Dueño llevará al esclavo hasta donde crea que pueda llevarlo. hasta ahora nunca le ha ordenado nada que no pudiera hacer, aunque costase. de hecho ha desmotrado su sabiduría, desde el principio, poniendo límites al perro que quería correr más, pero el Dueño sabía que no estaba preparado.
el entrenamiento en el dolor comenzará pronto y quien sabe, tal vez sí que pueda el perro decir algún día que se ha convertido en masoquista, pero por ahora sabe que lo que viene sólo será por su bien, para el bien del Dueño y para el bien de la relación. el perro soportará el dolor en silencio absoluto y ofrecerá ese sufrimiento ante las botas de su Dueño, para que sepa que le pertenezco plenamente.

FdD … y el dolor

el perro debe confesar que, aún sin ser masoca, ha sido torturado ligeramente con elementos que producen dolor, como pinzas en los pezones, mordazas dolorosas o formas de atar estresantes, pero nunca ha sido azotado con un látigo de varias puntas como el de la imagen… y sinceramente le gustaría, por tener la sensación, pero sobre todo por poder ofrecer al Dueño el sufrimiento consiguiente.
el dolor es una forma muy directa de romper al esclavo, de controlarlo, pero también de castigarlo. a pesar de lo idílico de la chimenea, la escena de hoy tiene mucho dolor en sí.

FdD conexiones

en el bdsm la frontera entre el dolor y el placer se diluyen, provocándose mutuamente. el placer te lleva al dolor y viceversa. pero no es la única paradoja: la inmovilización lleva a la libertad, la venda a la visión auténtica de la realidad y la mordaza hace que hables más de lo que las palabras puedan decir. la sorpresa del esclavo novato viene porque la presión de las pinzas hace que tu polla se ponga dura. esa extraña vinculación entre ambas partes de tu cuerpo es el primer paso de una serie de conexiones que solo son posible cuando te encuentras en una situación como la que está el esclavo de la imagen. hace mucho que el esclavo no se siente así y ya lo está deseando.

FdD látigo

FdD2013_11_10

últimamente el tema del dolor está muy presente en la vida de este esclavo, no porque esté sufriendo o sintiendo dolor, sino porque se planea el lugar que ocupa en una dinámica bdsm. la conclusión a la que ha llegado es clara: el dolor debe formar parte de la vida de un esclavo porque cierto grado de dolor fortalece y hace crecer. aquí cobra todo su sentido la expresión: lo que no te mata, te hace más fuerte.
el dolor, bien sea con un látigo, unas pinzas o una pala, debe tener un sentido purificador y rectificador en caso de un castigo, y de ofrenda y entrega en caso de utilizarse para satisfacer al Dueño.
sólo el dolor sin sentido causa malestar y es perjudicial en el entrenamiento. sufrir por alguna causa ennoblece, lo contrario, envilece y produce sentimientos negativos. no significa esto que deba haber siempre un motivo para provocar dolor, pero hasta cuando se hace por el mero placer del Amo, ya esa es razón suficiente. de hecho es la mayor razón que un esclavo puede imaginar.

FdD dolor y sufrimiento

muchas veces el bdsm implica dolor, sufrimiento; y en ocasiones mucho dolor y mucho sufrimiento. pero al igual que en otras experiencias de la vida, cuando llega la aceptación el dolor se convierte en placer. algo así ocurre con el fist, por ejemplo, o cuando introduces algo por el ano. al principio es muy doloroso debido a la dilatación, pero llega un momento en que si no luchas, en que si aceptas lo que está pasando, entonces el dolor no desaparece, pero se hace llevadero e incluso parece que disminuye. eso le ha pasado al perro cada vez que ha tenido que meterse el estimulador. al principio duele, sobre todo por las bolas que tiene en los extremos y en el centro, pero luego acepta que tiene que estar ahí y el dolor se mitiga. de igual forma la presión que hace sobre la próstata no sabría definirla si como placer o como dolor, o como las dos cosas a la vez. se acerca más al dolor, pero un dolor llevadero. sin embargo lo más doloroso y a la vez lo más enriquecedor es la humillación que el perro siente después de haberse ordeñado. entonces se da cuenta de que no es nada delante de su Amo y que depende de El.

FdD cambios

cuando uno entra y empieza una relación D/s al principio todo es una novedad, pero llega un momento en que se entra en una dinámica donde las novedades no son tan frecuentes. este esclavo lo agradece porque en el fondo la vida de un perro es una vida ordenada, con unas tareas que cumplir, unas órdenes que obedecer, y donde toda novedad se vuelve una situación nueva donde puedes tener que elegir cómo comportarte, y eso siempre crea ansiedad.
en esa “cotidianeidad” el esclavo puede pensar que todo está detenido, que su entrenamiento se ha parado, y nada más lejos de la realidad. en determinados momentos y situaciones el esclavo puede caer en la cuenta de cómo ha cambiado, del efecto que la acción de su Amo está teniendo en él. esta reflexión viene a cuento y tiene relación con esta Foto del Dia, porque este esclavo es consciente de que comenzó esta relación siendo un sumiso fetichista que huía del dolor, y ha llegado a ser un perro masoca que desea dar placer a su Amo mediante el dolor. más que masoca debería decir pseudomasoca, porque el dolor sigue sin producirle placer a este perro, pero la satisfacción que le produce ver a su Amo disfrutar, incluso torturando a este perro, es inenarrable. el Dueño le ha dicho a este perro que su deseo de torturarme es proporcional al proceso de posesión, cuanto más Dueño se siente, cuando más partes de la vida de este perro toma posesión, más ganas tiene de usar lo que es suyo como El desee. este perro no sólo reconoce que es su derecho, sino que además se siente pleno al poder obedecer al Amo en este sentido. de hecho, la última vez que estuvo en su presencia, mientras lo torturaba hasta un punto que el perro no creyó posible soportar, repetía interiormente una especie de mantra :”para esto estás aquí, para esto has venido”. la tortura hizo llorar al perro, pero al tiempo lo hizo el ser más feliz del mundo, y todo porque vió la cara se satisfacción de su Dueño.

FdD latigazos

este post parece la segunda parte del de ayer, cuando hablaba del dolor. la diferencia es que aquel hablaba del dolor sobrevenido, del que nos depara la vida en general, este trata del dolor inflingido por el Amo sobre su esclavo. es cierto que todo lo que se decía allí puede ser aplicable aquí: como el dolor nos ayuda a crecer, nos hacer más fuerte si lo aceptamos y vivimos con entereza. en una relación D/s hay dos tipos de dolor. primero está aquel fruto del castigo por una orden incumplida. este perro no ha conocido nunca un dolor tan intenso y terrible, y no porque sea físico, de hecho el castigo más terrible que recuerda fue una simple bofetada. no hubo sangre, y el calor de la cara duró muy poco, pero la mirada de desaprobación estuvo ardiéndo por dentro de este perro durante mucho tiempo. la vergüenza lo devoraba por dentro. el otro dolor es el que es fruto del entrenamiento, de tu realización como esclavo, aquel que ataca el ego y le enseña que ya no tiene poder porque todo pertenece a su Dueño, a su Amo. es un dolor aceptado y deseado, en el que el Amo encuentra satisfacción y desahogo. deseo a todos los sumisos y esclavos que tengan mucho de este en su vida.

FdD dolores

este perro está descubriendo que el dolor es parte inseparable de la vida de un esclavo, no sólo porque mi Amo pueda estar desarrollando cada vez más sus deseos sádicos, que bienvenidos sean,sino porque en la vida todo nacimiento, todo paso hacia delante, implica cierto grado de dolor. el parto es doloroso, cuando dejamos algo o a alguien para seguir creciendo también lo es, cuando dejamos a los amigos por motivos de estudios o de trabajo….. cuando alguien se nos va. es una fantasía querer vivir una vida sin dolor, lo sabio es aprender a vivir con él, aceptarlo, asumirlo como parte de la vida, incluso a veces dar gracias por él. no me refiero al dolor sin sentido de algunas tradiciones religiosas, más cercanas al sadomasoquismo de lo que ellas mismas querrían admitir, me refiero a aceptar de frente el dolor que la vida nos trae. si lo hacemos bien eso nos ayuda a crecer y a madurar. tal vez en un primer momento nos lleve a la desesperación, pero luego, con un trabajo interior, podemos asumirlo e integrarlo, haciéndonos, con él, más fuertes aún.

Ir a la barra de herramientas