deshumanización

FdD sin tiempo

hay determinadas experiencias marcadas por la ausencia de tiempo. en ellas el tiempo se detiene, se para y se existe en un permanente ahora. eso ocurre en el subspace, cuando estás privado de todo estímulo exterior, cuando estás atado y enjaulado, en privación sensorial. es entonces cuando el tiempo se detiene.
si además el inferior tiene que esperar, no tiene que realizar ninguna actividad activa, no dar placer sino estar quieto y calmado, el tiempo se detiene aún más. esta espera lo hace más objeto aún, más extraño, más alienante y alienado. este objeto en concreto no ve, ni habla, ni oye, ni puede decidir, ni moverse. es un objeto sin tiempo.

FdD limitados

las cadenas no parecen algo muy práctico como forma de bondage porque aunque es cierto que es una forma de restricción, también es cierto que mantiene cierta movilidad. ¿qué sentido tiene llevarlas entonces? son un recordatorio, una forma de decir al sumiso, al esclavo, que no puede hacer lo que quiera, cuando quiera. su vida, igual que sus movimientos, están limitados.

FdD ejercicio de atención

a veces todo lo que hay en una imagen impide verla realmente. en un post normal el objeto se fijaría en el collar, el latex, la jaula, el estar arrodillado o con las manos atadas a la espalda. sin embargo el objeto ha hecho un ejercicio de atención y se ha fijado en los ojos. tras al capucha esos ojos muestran sumisión, sometimiento, entrega. este objeto está en subspace, se le ve en los ojos. ellos muestran lo que siente, donde está y da sentido a todo lo que lleva. los ojos del inferior son lo más importante de esta imagen.

FdD objetificación total

la primera vez que el Dueño vio al objeto con el traje de latex algo se iluminó en su cara y la primera frase que le salió fue “Es tu auténtica piel”. fue un paso muy grande hacia la objetificación. a partir de ese momento el objeto siempre ha vinculado ambas cosas, latex con objetificación. si además se añade una mordaza, una capucha, mitts…. el inferior se sumerge en la sumisión y la objetificación es casi total.

FdD metáfora perfecta

cuando se afirma que un objeto no es nada y no tiene derecho a nada no son sólo palabras, ni el objeto es el único que se siente así.. por internet ha encontrado a muchos que tienen los mismos sentimientos y deseos. algunos lo consiguen, vivir como objetos, como sumisos radicales. a veces, eso significa ser tratados de una manera determinada y otras vivir como el objeto de la imagen. para nosotros esto no es una humillación, es nuestro alimento, lo que nutre la sumisión del objeto.vivir de rodillas en un pozo, es la metáfora perfecta de la vida de un objeto.

FdD tiras

esta imagen siempre captó la atención deo objeto, pero ahora mucho más, ya que adquiere un nuevo significado con los últimos pasos dados por el Dueño. Él quiere que viva en silencio, hablando sólo lo imprescindible. pero no basta el silencio, la mordaza es necesaria porque no sólo impide hablar sino que humilla al que la lleva, al esclavo, al inferior.
pero igual que esto no es una simple mordaza, su silencio no es sencillamente no decir nada. las tiras crean un complejo sistema que impide hablar. y esto es una metáfora de como el silencio es la forma máxima de sumisión y de humillación, una correa entre otras muchas pensadas, tensadas y cerradas para mantener al objeto en su lugar.

FdD cosa

la objetificación parece ser un fetiche relativamente reciente en el mundo bdsm, tal vez es la consecuencia lógica del proceso de sumisión de un inferior y hace falta cierto tiempo para llegar hasta ese punto. para eso, además, es necesario cierto material, aunque no imprescindible, pero el cuero y el latex aislan a la vez que protegen y convierten al inferior en una cosa sin contacto con lo de alrededor.
la privación sensorial tampoco es fácil de conseguir si no dispones de una capucha y mordazas efectivas. si puedes tener, por ejemplo, una camisa de fuerza, la cosa mejora bastante.
viendo la imagen de hoy podríamos preguntarnos si lo que vemos es un ser humano o no. podría ser un muñeco animado, o sencillamente unas ropas con relleno. la capucha muestra que no hay forma de que hable o vea, por lo que está completamente incomunicado y el lenguaje es uno de los primeros, si no el primer, atributo humano.
si estuviera inmóvil y en silencio, sin duda habría que plantearse si es humano o sólo una vulgar copia de un hombre. en cualquier casi parece que “cosa” lo define mucho más y mejor.

FdD comunicarlo

una cosa es que el objeto lo crea y lo escriba y otra muy distinta verlo escrito en una chaqueta de forma tan clara y evidente. al mismo tiempo es una confirmación de algo que estaba en el interior del objeto pero que no se atrevía a expresar. verlo tan abiertamente expuesto es sorprendente. al objeto le gustaría poder decirlo tan abiertamente pero tampoco tiene muchas ocasiones salvo tal vez este blog. desde luego podría llevarla al trabajo, pero entonces posiblemente lo perdería o traería consecuencias no deseadas. en un contexto bdsm, con una comunidad de Superiores e inferiores podría hacerse y tendría más sentido. pero la cuestión es que existe esa necesidad de comunicar lo que eres y lo que sientes, de decirles a todos cual es tu lugar. lo necesitamos porque al decirlo, se hace mucho más verdad y mucho más real.

FdD tal cual es

si no hay rostro no hay identidad, no hay reconocimiento, no se sabe quién eres. la máscara oculta quien eres pero muestra lo que eres. el sumiso quiere desaparecer, y el Amo quiere verlo tal cual es, sin el engaño del rostro. tras la capucha no hay alegría, ni tristeza, ni emociones, no hay rostro. no hay identidad.

FdD comprando fantasías

hay cosas que uno no esperaría encontrar en una tienda leather, como por ejemplo un inferior probando un saco de cuero y una capucha de privación sensorial. sin embargo bastantes relatos, lo que quiere decir bastantes fantasías, tratan esa cuestión. un chico entra en una tienda y el dependiente le ofrece que se pruebe una prenda, normalmente de bondage: una capucha, una camisa de fuerza, un saco. cuando el crédulo cliente acepta, entonces está a merced del dependiente que normalmente lo convierte, contra su voluntad, en una especie de muestrario de la mercancía a la venta. la imagen de hoy conecta con esta fantasía, con este relato imaginario y deseado por tantos. el objeto ha dejado de creer que las fantasías sólo son eso, fantasías, al menos desde que la suya se ha hecho realidad.

FdD eliminación humanidad

tantos años escribiendo, intentando expresar las experiencias del esclavo y una solo imagen es suficiente para expresar lo que significaba ser un objeto. esa imagen es la de hoy. la humanidad de esto ha desaparecido. no se ve ni un centímetro de piel, no tiene rostro, no puede hablar ni ve. la camisa de fuerza impide que se mueva en un autoabrazo permanente. al ser una imagen estática no podemos introducir la variable tiempo y saber en qué punto estaba el objeto, si había aceptado ya su condición o seguía luchando con su humanidad, añorando algo que ha perdido. lo más interesante para el objeto es que, aislado del exterior solo le queda al objeto volverse hacia su interior y permanecer en silencio, en privación sensorial. así entra nueva y más intensamente en contacto con su propia naturaleza comenzando un círculo que sólo terminará con la desaparición total de cualquier rasgo humano.

FdD despersonalización

existe una gradación en el cuero, en las prendas que uno se va poniendo. una chupa de cuerpo la puede tener cualquiera. luego vienen las botas que son más raras pero relativamente comunes. un salto cualitativo lo producen los chaps, una prenda que ha quedado en el ámbito fetichista. y por último está la capucha, para aquellos que son jugadores serios. su fin es el mismo, bien seas un inferior o un Superior; despersonalizar. ocultar el rostro permite al Dominante darse el lujo de hacer lo que desee, dar rienda suelta a lo que quiera. del lado del sumiso lo convierte en un objeto, para que el Dominante pueda hacer lo que desee. dos aspectos de una misma realidad.

FdD momificación total

hay una momificación burda, hecha con cinta aislante y plástico. pero hay otra más elaborada, hecha con sacos que pueden ser de cuero o latex. también las hay de neopreno. la clave está en la inmovilización. luego se añade la objetivificación con la capucha, la mordaza y la tira que tapa los ojos. la momificación se convierte en objetificación y el inferior queda atrapado del mundo, aislado, en una dimensión ausente, diferente. puede ser para el inferior una prueba a su mente porque estar así durante u ntiempo puede ser un auténtico reto, que no todo el mundo soporta. la mente necesita estímulos y si no los recibe empieza a producirlos ella misma, con el agravante de que son estímulos no reales y la mente tiene que situarlos. en estos casos lo ejor que puede hacer el inferior es calmarse y lleva la mente a la quietud total.

FdD más bajo

el grado de humillación más bajo para un inferior es el status de objeto. un objeto no tiene rostro, ni nombre, no tiene voluntad, ni autonomía. su existencia es de total dependencia del Superior y sólo mantiene su forma humana que es cubierta de forma artificial con cuero o latex. para el Superior es una ofensa la piel del sumiso que es objetificado. la humanidad es sólo apariencia, la realidad es otra.
el último paso es privar al objeto de algo que ya no debe usar sino en casos extremos: el habla. al Dominante sólo le interesa su obediencia, su entrega y servicio. el Amo es los ojos, la boca, la palabra del objeto porque el objeto vive y existe para El.

FdD deshumanización, objetificación.

la objetificación o deshumanización es uno de los procesos más radicales a los que ha tenido que enfrentarse el objeto y a la vez el que más lo ha puesto en contacto con su auténtica naturaleza. consiste en eliminar cualquier rasgo de humanidad en el inferior hasta reducirlo a eso, a un mero objeto sin voluntad, sin deseo, sin capacidad de elección, decisión, incluso sin derechos. como todo en el bdsm esto se puede realizar en una sesión, o sacarlo fuera de ella y convertirlo en una práctica habitual y constante. los medios pueden ser muchos y variados pero más o menos incluyen bondage severo, privación sensorial, imposibilidad de hablar y, el uso de capuchas que eliminen el aspecto más humano de los humanos: su rostro. una vez que ya no puedes moverte, ni hablar, ni quejarte o protestar, ni interactuar con tu entorno ¿qué te queda? nada, sólo aceptar la situación porque te has vuelto completamente dependiente.
cuando sacas la objetificación de una sesión y la conviertes en una práctica habitual de tu relación de Dominación/sumisión la cosa se eleva un nivel porque implica una habilidad especial ya que es necesario mucho control psicológico y establecimiento de normas estrictas ya vayan llevando al inferior, en su vida diaria y cotidiana, a comprender que ya no controla nada de su entorno y que todo empieza a depender del Superior. es una situación de extrema dependencia que puede tener consecuencias si no se lleva bien. por eso la deshumanización fuera de la sesión, como forma de vida, como entrega de un inferior a su Superior, es tal vez la forma mas elevada de sumisión y de entrega.

Ir a la barra de herramientas