botas

FdD botas y aspiraciones

el mundo está dividido en opuestos. eso es una realidad. y lo es más en el bdsm. algunos están arriba y otros están abajo; unos mandan y otros obedecen; unos guían y otros siguen. aceptar que esto es así nos libra de muchos quebraderos de cabeza. entre estos opuestos está que unos miran el mundo desde arriba y otros desde abajo. eso lo sabemos bien los inferiores. cuando aceptas lo que eres te das cuenta que tienes un lugar en el mundo, un puesto, que determina una perspectiva concreta. en una nueva interpretación del mito de ícaro, un inferior no debe aspirar a volar muy alto, de hecho no debería aspirar a estar por encima de las botas de su Amo. igual que el personaje griego se acercó al sol y perdió las alas, los inferiores influenciados por la sociedad podemos llegar a pensar que podemos hacer grandes cosas. pero estamos equivocados, y para eso están las botas de los Superiores. Ellos nos mantienen cerca del suelo, cerca de donde debemos estar, de nuestro lugar. de hecho sólo deberíamos verlas, sus botas, en todo momento, sentir su presión sobre nosotros. no nos engañemos, hay que aceptar la realidad y la realidad es que vivimos para, por y desde Ellos. por eso lamemos sus botas como señal de sumisión y obediencia. deberíamos hacerlo cada vez que entráramos en Su presencia.

FdD Amos naturales

quien diga que no existen los Amos naturales no ha estado nunca al servicio de un Amo de verdad. la discusión es la de siempre, un Amo, nace o se hace? puede que las dos cosas. recientemente el objeto leyó un libro en el que se decía que un Amo se despierta en un momento dado. sea como fuere es cierto que hay gente que desprende poder y autoridad. de forma espontánea la gente quiere complacerle y le dan conversación e intentan estar a su lado el mayor tiempo posible, porque da seguridad, tranquilidad, a la vez que una fuerte excitación sexual. mucha gente se comporta así, sumisamente frente a los Amos naturales, sin saberlo. los inferiores lo hacemos pero conscientemente. y cuando los Amos naturales y los esclavos naturales se encuentran entonces surge el bdsm y el fetichismo, donde el cuero, las botas, el latex y el bondage, sólo por nombrar algunos, amplifican esa Dominación o esa sumisión, convirtiendo el susurro en grito y los deseos en necesidad. nosotros los inferiores no podemos vivir sin ellos. Ellos pueden existir sin nosotros, porque siempre hay alguien dispuesto a obedecerles, y ocupan puestos de poder donde son obedecidos fuera del bdsm. nuevamente afrontamos esto de manera diferente, desequilibrada. los inferiores aceptamos nuestra condición y vamos por ahí suplicado ser salvados de una existencia sin sentido por los Amos naturales.

FdD claridad

el desequilibrio, la desigualdad, la asimetría de una relación de Dominación/sumisión queda reflejada en esta imagen de manera clara. mientras el Amo permanece completamente vestido, con todos sus atributos, manteniendo su integridad; el esclavo está desnudo, siendo sólo un trozo de carne usada para dar placer, completamente indefenso y despersonalizado. sus deseos no importan, sólo los del Amo, solo Su Placer. el cuerpo desnudo del inferior es una metáfora de como su alma está a disposición del Superior, nada puede interponer frente a las acometidas del Amo, es El quien pone algo entre los dos, tal vez porque el sumiso no merece ser tocado por el Amo, tiene que ganárselo, servirle, entregarse y obedecerle hasta el punto de merecer ese trato. ya es bastante que el Amo lo folle, lo tome y lo posea de esa manera. esta imagen es toda una declaración de intenciones, la expresión de la realidad de una relación Amo/esclavo.

FdD extremos

en una cultura patriarcal machista el falo es un símbolo de poder y autoridad. cuanto más grande lo primero, más de lo segundo. el bdsm ha asumido aparentemente, esa cultura patriarcal, siendo prácticamente el último reducto de la hipermasculinidad, donde se establece una jerarquía dependiente de esa masculinidad y donde lo femenino parece excluido. sin embargo, si nos fijamos detenidamente eso no es así. siguiendo el principio de que los extremos se tocan. en el bdsm se puede ver a un tío supermasculino sometido, y haciendo cosas que ningún varón heterosexual aceptaría. los inferiores, independientemente de su apariencia, lloran, suplican, se someten, cuidan, obedecen…. cosas que el machismo coloca exclusivamente entre las mujeres. lo irónico es que estos atributos, rechazados por los machistas, son valorados por el bdsm. un esclavo prepotente, dominante, es algo negativo y es rechazado. sin embargo lo contrario es algo valioso, muy valioso. en el bdsm lo Amos mandan, las normas están claras. no hay espacio para la confusión. uno manda y el otro obedece.

FdD honrarse

una foto normal que podría ser una foto del objeto. las botas que lleva son prácticamente iguales que esas. son botas al límite, en el sentido de que pueden indicar un fetichismo o sencillamente un gusto por un calzado específico. en la ciudad donde vive el objeto es más lo primero que lo segundo. el clima, la tradición, la costumbre, la moda, son elementos que juegan en contra de los boteros. quien las lleva llama la atención, incluso siendo discretas, sin ser repujadas o de materiales llamativos. en el trabajo ya no hacen ningún comentario, como al principio, pero en un entorno nuevo el objeto sí que nota las miradas hacia las botas cuando aparece. el objeto ha llegado a pensar que son el complemento necesario para cualquier Superior y para cualquier inferior, igual que la jaula es algo que ya es fundamental y que cree que todo esclavo debería llevar. un inferior sin jaula es algo impensable para el objeto, incluso sabiendo que muchos no las llevan. pues algo así pasa con las botas. un Superior sin botas parece un Superior descafeinado, pero eso es la opinión de un simple objeto que no vale para nada.

FdD opinión

una foto normal que podría ser una foto del objeto. las botas que lleva son prácticamente iguales que esas. son botas al límite, en el sentido de que pueden indicar un fetichismo o sencillamente un gusto por un calzado específico. en la ciudad donde vive el objeto es más lo primero que lo segundo. el clima, la tradición, la costumbre, la moda, son elementos que juegan en contra de los boteros. quien las lleva llama la atención, incluso siendo discretas, sin ser repujadas o de materiales llamativos. en el trabajo ya no hacen ningún comentario, como al principio, pero en un entorno nuevo el objeto sí que nota las miradas hacia las botas cuando aparece. el objeto ha llegado a pensar que son el complemento necesario para cualquier Superior y para cualquier inferior, igual que la jaula es algo que ya es fundamental y que cree que todo esclavo debería llevar. un inferior sin jaula es algo impensable para el objeto, incluso sabiendo que muchos no las llevan. pues algo así pasa con las botas. un Superior sin botas parece un Superior descafeinado, pero eso es la opinión de un simple objeto que no vale para nada.

FdD botas superiores

el objeto no puede decir sino que está ante una bota de Amo, de Superior, y lo afirma por dos razones, por esa especie de harnés que tiene y por el repujado de las botas. en la mente del objeto unas botas de inferior deben ser lisas, sin adornos superfluos y, por supuesto, sin añadidos. incluso en las botas debe manifestarse la humillación y humildad propias de un inferior. si además es algo más bajo, tanto como un objeto, esa decoración debe ser menor aún. esta bota es agresiva, con personalidad, no solo por el repujado sino por el tacón, por el arnés, pero sobre todo por el brillo.

FdD cautivado

aunque lo realmente importante suele estar oculto a los ojos, un fetichista puede encontrarlo porque no va buscando otra cosa. un fetichista de las botas recorre las calles intentando encontrarlas, sólo para verlas, para imaginarlas, para lamerlas si pudiera y si se las ponen a tiro. la mayoria están ocultas bajo los pantalones, pero en determinadas ocasiones,como la que muestra la FdD de hoy, es posible levantar el velo y revelarlas en todo su esplendor, como una aparición brillante de una realidad que está oculta. entonces el fetichista entrará en un estado alterado de conciencia y se sentirá cautivado por ellas, olvidando completamente el resto del mundo. como un depredador que mira fijamente a su presa evitando que huya, el fetichista quedará prendado de las botas y de nada más.

el Dueño y otro botero

ayer el Dueño concedió un regalo al objeto: le envió esta foto en la que se ve Él junto con otro botero. el Dueño es el de la izquierda de la a foto, con botas de cuero marrones. siempre usa botas, haga el tiempo que haga y sea el día que sea. el Dueño encarna el principio de ser aquello que buscas y deseas. siempre quiso tener un objeto botero, ahora lo tiene y su colección de botas, y el hecho que las use, demuestran que lo ha estado buscando…. hasta que encontró al objeto. además la perspectiva de la foto es la idónea, la ideal para un inferior. está hecha en madrid mientras el objeto está en canarias, y el objeto sabe que debería estar ahí, lamiendo esas botas mientras el Dueño disfrutaba de lo que estuviera tomando, con otro botero.

FdD amplificador

el cuero es manifestación de poder, igual que las botas altas, pero no es más que un complemento, un amplificador, como le gusta pensar al objeto. lo realmente importante está en el interior, dentro. si un Amo, por ejemplo, desea que su esclavo vista completamente de cuero porque le excita y le gusta, eso no convierte al esclavo en alguien poderoso. el resto de las cosas ajustan esta sensación: el collar, unos mitts por ejemplo, o el comportamiento. un lederón arrodillado lamiendo las botas del Amo mientras Este tira de la cadena en público, no deja lugar a dudas. entonces el cuero sigue cumpliendo su función de amplificador, pero en vez de aumentar el poder lo que hace es aumentar la sumisión, la obediencia, la humillación.

FdD intoxicante

sobredosis, estimulación, exceso, son palabras que le viene a la mente al objeto viendo la FdD de hoy. Amo y esclavo en cueros. sometiendo y sometido, en cueros. el inferior está completamente indefenso y no sólo porque está atado sino especialmente porque está amordazado y con una especie de capucha que le impide ver. está limitado en su voluntad y en su capacidad de acción. todo cuero, cabeza, cuerpo y extremidades. en esa habitación el olor a cuero debe ser intoxicante.

FdD bootblacking

el servicio en el bdsm a veces es algo abstracto, que no se percibe por los sentidos. sin embargo hay ocasiones en que sí que se hace visible. uno de esos momentos es el bootblacking, cuando casi de manera ritual, se limpian y abrillantan las botas de un Superior.aunque parece fácil el bootblacking requiere técnica y cierto material. todo se basa en el principio de que las botas, especialmente su brillo, son el reflejo del trabajo dle esclavo. un Amo con las botas sucias es un Amo mal atendido y servido. un Amo con sus botas brillantes tiene un esclavo diligente y servicial. porque abrillantar unas botas es un trabajo tedioso y que requiere como decimos técnica y sistematicidad. en algunos locales se hacen demostraciones de como sehace y es tanto una muestra de habilidad como de sumisión. en el bdsm hay un extraño vínculo entre el inferior y las botas del Dominante. por eso se lamen en señal de humildad, humillación y de obediencia.

FdD bendición

en determinadas ocasiones da igual el contexto, da igual lo que lleven, da igual donde o como, hay Superiores que no pueden ocultar que lo son. en el monte, el campo o la ciudad, su poder se desprende y desparrama a su alrededor y es percibido por los inferiores sin proponérselo. ocurre y ya está. el cuero y las botas solo potencian ese efecto, lo multiplican y hacen como de altavoz, de caja de resonancia. igual que un inferior casi no puede ocultar lo que es, los Superiores tampoco pueden hacerlo, y gracias a eso nos encontramos, nos percibimos, nos reconocemos y podemos encontrarnos. esto no es una condena. es una bendición.

FdD auténticos

obedecer cuesta, y mucho, cada vez más de hecho. las nuevas generaciones no entienden el valor que tiene la obediencia, siempre que el que ordena esté validado por experiencia, sabiduría, fortaleza…. un Amo, un Superior, debería tener estas cualidades para poder ejercer su autoridad, porque muchas cosas dependen de eso. los inferiores no existimos para cuestionar las órdenes, sólo para obedecerlas, porque confiamos, creemos y defendemos que los Superiores tiene esas tres cualidades y las ejercen con los inferiores. es cierto que es mucho dar por supuesto, que hay Amos, o pretendidos Amos que realmente son inconscientes, imprudentes y débiles. pero frente a eso el inferior tiene una reserva: la parte voluntaria del término “esclavitud voluntaria”. como inferiores nos debemos a los Amos de verdad, a los auténticos Superiores y no podemos entregarnos al primero que nos da una orden. no es tanto una cuestión de libertad, elegimos a nuestro Amo, sino de obligación, nos debemos a los auténticos Amos. servir a un Amo que no lo es desaprovechar un inferior, dejar a un auténtico Amo sin sumiso, y eso es una falta grave. es como una selección natural. sólo los auténticos Superiores son dignos de ser servidos.

FdD valores

en las sociedades contemporáneas occidentales la autoridad está en decadencia, en desuso. el respeto, el reconocimiento del valor personal, la autodisciplina, el poder de la experiencia… son cosas que cada vez se valoran menos. lo vulgar y ordinario priman. las discusiones las gana quien grita más y la apariencia grita sobre todo lo demás. lejos han quedado los días en los que el cuero que llevas era una indicativo de tu experiencia, ya que te los habías ganado con tu esfuerzo dentro de la comunidad. eran una especie de premio, de reconocimiento de tu valía. eran un indicativo claro y sin confusión de en quién podías confiar y quién no. aún quedan restos de esto en el bdsm más estricto, en lo que el objeto llama Vieja Guardia. aún algunos Amos expresan y manifiestan ese valor, ese reconocimiento y es algo que este objeto, humildemente, cree que necesita el resto de la sociedad.

Ir a la barra de herramientas