botas

FdD suficiente

nunca dejará de sorprender al objeto como un aspecto aparentemente normal puede transformarse radicalmente con un toque determinado, en este caso las botas. esas botas transforman a un niño bien hijo de papá en un malote con ganas de guerra. es algo directo, primitivo, intenso y simple. poco importa el resto de la ropa, las botas son suficiente.

FdD para ellas

hay un paso entre obedecer una orden y dejarse llevar por ella, sumiéndose en el deseo. lamer las botas del Amo es una obligación de todo esclavo, pero llega un momento en que su olor, su sabor, su tacto trasciende la pura orden y el inferior se deja llevar por ella, entrando en subspace, perdiendo la conciencia de individualidad, convirtiéndose en lo mismo con ella.
para un inferior las botas se convierten en un seguro, en un asidero, porque están a su nivel y son el vínculo con el Amo, con el Superior. llegado a un punto, incluso el inferior se siente por debajo de ellas porque las botas están en contacto directo con el Amo mientras que el inferior lo está a través de ellas. lamerlas es alimentarse de ellas, vivir por y para ellas.

FdF fuerza

sería una gran sorpresa pasear por un parque y encontrarse a alguien así. tal vez en españa sea imposible pero en algunos países europeos no es descabellado. a primera vista resulta evidente que nos encontramos ante un Superior, alguien seguro de sí mismo, que no depende de los demás ni tiene en cuenta su opinión más allá de lo estrictamente necesario. a este objeto le cuesta pensar cómo sería un encuentro real con un Superior como este y cómo reaccionaría un inferior. la propia naturaleza de la relación asimétrica hace que el inferior se sienta indefenso ante un Superior como este. la única forma que se le ocurre al objeto que pueda resistirse es si siente el poder de otro Superior, si pertenece a un Amo. de otra manera es casi imposible que un inferior desobedezca a un Superior. es algo mayor que él mismo, lo supera y aunque lo intente no podrá resistirse. su fuerza es demasiado grande.

FdD usos

las botas, como todos los fetiches, son objetos, y como objetos son inertes a menos que alguien les de vida, que se las pongan y las usen. darles la vida significa eso, ser usadas. el uso es lo que da sentido a su existencia. unas botas que no son llevadas no sirven para nada. las botas de hoy han sido usadas, tienen las arrugas propias de haber caminado por muchos lugares. sin embargo ahora están ahí, inertes, sin uso. siguen captando la atención del fetichista, pero no tanto como si un Amo las llevara puestas. con los objetos con apariencia humana pasa algo parecido. son objetos y sólo cuando son usados por los Superiores su vida tiene sentido, adquieren vida, merecen la pena, valen para algo.

FdD botas Superiores

hay unas líneas, constantes en este blog. son unas ideas, principios que subyacen a su propia formación y que lo van recorriendo como ríos subterráneos que, de vez en cuando, salen a la superficie y constituyen señales de identidad propias de diariodeunesclavo. una de esas líneas es la certeza de que existen botas adecuadas para Amos y botas más propias de sumisos, calzado para Superiores y calzado para inferiores. un inferior, en su necesidad de aplacar el ego, de someterse a la voluntad del Superior, no debería llevar ropa estridente, ni estar sujeto a los dictados de la moda, sino sólo a las órdenes del Amo. por eso ir muy a la moda es contraproducente para un inferior. lo mismo ocurre con las botas. los Superiors deben ser el centro de atención en todo momento. hacia Ellos debe dirigirse todas las miradas si así es su deseo y un inferior no debe privar al Superior de que esto ocurra. por eso, cada vez que un sumiso se poner por encima, bien sea en una conversación, discusión o vistiendo sencillamente, de un Superior, está cometiendo una falta y debe ser castigado por ello.

FdD recuerdos

hay moteros y moteros. los hay que usan exclusivamente monos de cuero de carreras, y los hay que combinan el cuero con elementos más de mediados de los cincuenta, y los hay que son modernos, modernos. sobra decir que el objeto se fija en unos sobre otros. incluso siendo atractivos y fijándose en todos por el cuero, prefiere a los segundos sobre los primeros, al cuero liso sobre el que tiene letras y cosas por el estilo. ¿por qué se ha fijado el objeto en esta imagen en concreto? porque hace muchos años, recuerda haber entrado en una cafetería a muy tempranas horas de la mañana a desayunar y haber visto un motero muy parecido a este en una posición muy similar al que vemos en la imagen. es como uno de esos recuerdos, no de infancia porque fue mucho más tarde, pero sí que se le quedaron fijados en la retina y en el cerebro. la cuestión es que entonces ya se identificaba como fetichista del cuero, pero aún no sabía que era un objeto, y mucho menos podría llegar a imaginar que pertenecería a un Dueño. sirva esta imagen de hoy como recuerdo y rememoración de ese instante, preámbulo de lo que está viviendo ahora mismo

FdD naturaleza muerta

si estuviéramos en un estudio clásico de arte podríamos calificar la imagen de hoy de ‘naturaleza muerta’. no hay nadie presente, pero eso no hace que sea menos excitante lo que aquí se ve, o menos bdsm, al contrario. el erotismo se distingue de la pornografía en lo que muestra sin querer, en lo que enseña pero no enseña, en lo que propone más que en lo que dispone. el erotismo juega con la imaginación, incluso a riesgo de ser refutado por la propia realidad. ante eso sólo podemos imaginar quién habrá llevado esas botas, o quien llevará esas chaquetas de cuero. son lederones seguro, pero ¿de qué tipo?, ¿cómo serán? la imaginación se desborda. ¿dónde están ahora? la respuesta mas sencilla y evidente sería follando, y eso es lo que convierte esta imagen en erótica. sea como fuere si alguien se ha excitado, aunque sea mínimamente, al verla, que no se engañe, es un fetichista del cuero y las botas. lo que pase a partir de ahí lo deja este objeto en manos de ustedes.

FdD de libro

esta imagen, una imagen real, es de libro teórico del bdsm. por una lado tenemos al Amo, al Superior, completamente de cuero, alto, erguido, autoritario y seguro de si mismo. por otro tenemos al inferior al sumiso, de latex, sin rostro, sin identidad, de rodillas, sometido, con collar y correa, capucha y manos inutilizadas. sabemos quien tiene el poder, quién tiene el control, quien manda y quien obedece. pensar en lo contrario es una estupidez. no hay espacio ni margen para la confusión. no hay que preguntarse por qué son las cosas así, son y ya está. porque además, si estás en el bdsm las cosas deben ser así, es lo natural, es el orden correcto de las cosas.

FdD bootblacking

el bootblacking es una práctica bdsm no muy extendida que consiste en limpiar públicamente las botas, normalmente de un Amo o Superior, por parte de un sumiso o inferior. esta práctica que se realiza en encuentros y locales leather, se bada en dos elementos claves: el brillo de las botas de un Amo debe ser impecable, y por otros, esto debe ser hecho por inferiores porque es un trabajo degradante o humillante. en la cultura occidental estar a los pies de alguien es someterse a él, a sus deseos, estar a su merced. esta expresión popular expresa como pocas la naturaleza del bootblacking. la versión más sumisa y radical de esto es cuando el sumiso hace lo mismo pero con su lengua, lamiendo las botas del Amo. el resultado debe ser el mismo: que el Amo pueda verse reflejado en el brillo de sus botas. esa es una señal de que efectivamente es un gran Amo.

FdD un tirón

entrega, una mueca de sumisión. por supuesto hay gestos muy elocuentes: arrodillarse, agachar la cabeza, incluso llegando a tocar el suelo… en el bdsm el símbolo más claro de la sumisión es llevar un collar, propiedad del Amo, que te convierte a tí mismo en propiedad. si además añadimos una correa el simbolismo se multiplica porque la correa sirve para dirigirte, para llevarte, para conducirte. un collar te hace propiedad, una correa indica dominación y control. tu vida se limita a lo larga, o corta, que sea la correa que te han puesto. cuanto más sumiso, más corta deseas que esta sea, menos capacidad de acción, menos libertad de movimientos, menos capacidad de decisión. entonces ocurre como con aquellos perros que quieren ir por libre, basta un tirón del Amo para que vuelvan a estar controlados a su lado, para que se den cuenta de que no pueden ir a donde quieran. ya lo más que puede aspirar un inferior es que, además, el Amo ponga su bota encima. ahora ya no hay duda, este gesto reafirma la inferioridad del sumiso, su dependencia, su nivel, el mismo que el propio suelo.

FdD sin saber

un fetichista no sabe exactamente por qué siente lo que siente, por qué se excita viendo, tocando o lamiendo determinadas cosas. ocurre en un momento dado y a partir de ese momento está sujeto por ese fetiche y no puede huir de él. ya no podrá vivir otra cosa sino el cuero y las botas, y sólo cuero y botas. a partir de ahí se construye la sumisión, las relaciones asimétricas de poder, la obediencia y con ella el resto de los fetiches.

FdD cielo infierno

si existe un cielo para un botero, es este. para recorrer este pasillo un botero debería estar enjaulado en castidad a riesgo de pasarlo muy mal. el olor aqué debe ser muy intenso y fuerte. y la mirada no puede dejar de ir de un lado a otro. esto es suficiente para emborracharse, para embriagarse de cuero y de fetiche. incluso el cielo puede ser una experiencia dura para un fetichista.

FdD deducciones

sin ver la cara de este lederón, podemos obtener bastante información. estamos ante un leatherman comprometido, lo suficiente como para gastarse sus buenas perras en unos pantalones de cuero duro y unas botas altas que cuestan bastante. además a este lederón le va el bondage, lo cual sabemos por el color gris de la camisa. las cremalleras del pantalón parecen indicar que puede ser un Amo ya que permiten rápidamente sacar la poya para ser usada. sin embargo, esto no es determinante, es un cuero tan bueno y tan brillante que casi evoca un olor penetrante, el olor de ese cuero.

FdD mensaje

en todo hay una jerarquía, incluso entre las botas. hay algunas que son propias de inferiores y otras propias de Superiores. lo mismo ocurre con el cuero, el latex y las botas. llevar unos que no van acordes a tu naturaleza puede dar lugar a malentendidos y confusión. las botas expresan agresividad y dureza, o sumisión y obediencia. llevar unas buenas botas es importante, llevar las que te corresponden es fundamental porque puedes estar emitiendo un mensaje diferente y éste puede ser malinterpretado por aquellos que te ven.

FdD abrumador

a veces la realidad supera a la ficción y lo concreto a lo inventado. el Dominante de hoy fue captado en un encuentro leather y perfectamente podría haber salido de un dibujo de tom of finland o de una película porno. de hecho en una película porno no tendrían un personaje así. completamente vestido de cuero, demuestra su Superioridad, la expresa, la desprende. su gorra lo sitúa por encima, como los oficiales que son obedecidos en el ejército. atrás, al fondo, vemos otros Superiores. tanto poder resulta abrumador.

Ir a la barra de herramientas