botas

FdD niveles

aunque no estaba ni remotamente entre los primeros fetiches del objeto, casi de forma natural ha entrado a formar parte importante de la cosmovisión del objeto. al ser un material más barato que el cuero, parece el adecuado para un inferior y aunque las botas no son las preferidas del Dueño parecen adecuadas para el latex. posiblemente estemos ante un inferior, un sumiso que lleva su nueva piel, transformándolo en un objeto, aproximándolo al nivel más bajo de la escala. el objeto, hoy, siente envidia de este inferior.

FdD botero y masculinidad

hay algo especial en un tío con botas. el objetivo sabe si es que aumenta su mascu­linidad o si lo hace más duro, o ambas cosas. el hecho es que ocurre. tal vez por eso también las botas constituyen un fetiche muy extendido. para el Dueño es uno de los mayores, tal vez solo superado por la propiedad y el dominio en sí mismo. en cualquier caso las botas concentran la personalidad, en otro momento histórico diría el honor, de quien las lleva. por eso un esclavo, para mostrar sumisión, se arrodilla y las besa. esta postura en concreto trae recuerdos al objeto. es la misma que adoptó el Dueño en nuestra conversación inicial. sus botas eran unas sendras y las acercaba a la cara del objeto sabiendo que esto no podría resistirse, como realmente ocurrió. ese día no sólo lamió las botas del Dueño sino que el Dueño puso alrededor del cuello del objeto una cadena que no ha podido quitar desde entonces. no era consciente de que lo estaba haciendo pero ahora, en perspectiva, el objeto se da cuenta de que era un iluso y que nunca tuvo ninguna posibilidad, que siempre estuvo prisionero del Dueño desde ese día, aunque no lo supiera

FdD botero Alpha

si algo parece haberse convertido en una seña de identidad del objeto son sus botas. la gente que lo rodea sabe que siempre va con botas. lo que no saben es que es el Dueño quien las elige a diario. a veces el objeto piensa que es el único, y nada más lejos de la realidad. en la FdD de hoy vemos otro botero que, además, está leyendo un libro. es una combinación que no solo capta la atención del objeto, sino que también captaría la del Dueño. ambos elementos indican personalidad, autoconfianza, seguridad y estos rasgos son propios de un Amo de un Superior. el objeto también lee y también lleva botas, lo cual puede llegar a confundir. entonces hay que fijarse en la actitud y no hay duda de que en eso, el de la foto supera al objeto.

FdD cazadores

los Amos son Amos. no pueden dejar de serlo, necesitan serlo. pero es que además necesitan demostrarlo. en nuestro mundo, en nuestra comunidad lo hacen con las botas, el cuero y las gorras de plato. el exterior expresar el interior; y lo interior da sentido al exterior. como buenos cazadores, los Amos esperan pacientemente a que el esclavo que está destinado para El, aparezca. es esa seguridad, esa clama y esa “autosuficiencia” la que llama la atención de los esclavos. son como el cebo de la trampa en la que caemos. puede entenderse como una seducción pero realmente es una cacería.

FdD efectos

el cuero es la segunda piel, el recubrimiento de la primera. bajo ella la piel de verdad se vuelve de mentira, siendo el brillante cuero negro la auténtica piel de un fetichista. oculto bajo ella se puede ser uno mismo. completamente cubierto uno está protegido. para un fetichista es la máxima expresión del placer, la fijación constante, la mediación inevitable para poder disfrutar. su olor es embriagador, su tacto da estremecimiento, su observación produce temor. ante un lederón el objeto no puede levantar la vista, es como si se quedara sin respiración, sin aire, sin posibilidad de hablar. en estos momentos, en este punto del entrenamiento, el objeto cae sin pudor en una estado de humillación y humildad que no le produce nada más en el mundo. es efecto de la acción del Dueño, de su entrenamiento, de su control y dominio.

FdD humillación, humildad, servicio

humildad, humillación, servicio. son tres pilares alrededor de los que gira la vida de los inferiores. eso se expresa de muchas formas. a veces es en privado, a veces en público, a veces de forma discreta y a veces de forma escandalosamente explícita. el hecho es que cada inferior debe estar agradecido a cualquier Superior que le da la oportunidad de vivir alguno de estos pilares. limpiar las botas de alguien en plena calle no tiene nada de denigrante, de hecho es un oficio muy respetable que está en desuso por el abandono de los zapatos y sobre todo las botas. pero si esto se hace vestidos como el Amo y el esclavo de hoy, se está expresando que hay algo más que pulir un calzado. aquí se hace evidente una relación de Dominación/sumisión, una relación asimétrica y jerárquica, una relación donde uno manda y el otro obedece. en la foto de hoy no hay un simple trabajo. hay humildad, humillación y servicio.

FdD mensajes

hay botas y Botas, igual que hay boteros y BOTEROS. no todas las botas son para todos los boteros. el objeto se sentiría mal llevando estas botas, porque en su mente, sabe que son botas de Amo, de Superior, de Dominante. sería como suplantar su función, su naturaleza. además son unas que expresan un mensaje, claro y alto: son botas sin vergüenza, sin pedir disculpas por llevarlas, sin buscar aprobación ni consideración hacia los que las ven. son botas para producir admiración, para provocar y decir “Aquí estoy yo”; y no me importa lo que pienses. son botas de AMO.

FdD recuerdos

con la FdD de hoy el objeto tiene una especie de deja vu. ya no recuerda cuando estuvo en esa situación. lleva 3 años de castidad, tres años y medio de hecho, y aunque se ha ordeñado en ese tiempo, se ha sacado la leche, no ha estado nunca en esta situación de echar un chorro como ese. inevitablemente esto va unido a un orgasmo, un orgasmo espectacular, y como dice el objeto, esto lleva tres años y casi 200 días sin tener un orgasmo. para el objeto es como un recuerdo de una vida pasada, porque no aspira a volver a ella, y el Dueño le ha dicho que no volverá a ella. que la castidad en la que vive es casi una castración. de hecho ha comentado en más de una ocasión que si encontrara a un médico que estuviera dispuesto, castraría al objeto inmediatamente. mientras ese momento no llegue el objeto vive enjaulado, llegando a lo más a sacarse la leche en plan ordeño, sin placer y sin gusto, además sintiendo cierto asco por esa acción. un objeto no tiene sexo, no tiene derecho a más placer que ver la satisfacción en su Amo, en este caso el Dueño, así que la foto de hoy no es más que un lejano recuerdo para el objeto.

FdD ante Superiores

un inferior tiembla ante el poder, ante la autoridad, ante los Superiores. se queda sin habla, le tiemblan las piernas, agacha la cabeza. los Superiores son la prueba de que algunos han nacido para mandar, para ordenar, para dominar, y otros para obedecer y someterse. el objeto, viendo la FdD de hoy, sabe que no está al mismo nivel, que no se puede comparar en absoluto, que este Superior está hecho de otra materia, con otra naturaleza, de otra pasta. lo mismo ocurre con el Dueño. cada vez el objeto se siente más pequeño ante Él, más inferior, más inútil. por eso ante un Superior lo único que podemos hacer los inferiores es rendirnos, someternos, obedecer. Ellos saben mejor que nosotros como guiarse por el mundo, como actuar, como decidir y afrontar cualquier situación. ante aquello que estamos perdidos, Ellos saben cómo comportarse, qué hacer. no hay punto de comparación, no hay forma de parecer iguales.

FdD perspectivas y derechos

hay perspectivas, formas de ver el mundo, de observarlo, de mirar. por fin según sean esas perspectivas, se puede observar una cosa u otra, y éstas desde un lado determinado. algunas cosas quedan visibles y otras ocultas, según la perspectiva. hoy la FdD presenta la perspectiva ideal de un inferior, de cualquier inferior. para nosotros, estas debajo no es ninguna deshonra, más bien al contrario, es un honor poder mirar, ver, honrar y lamer las botas de nuestros Superiores. vivimos para y por Ellos, y Ellos tienen derecho a pisarnos, a dominarnos, a someternos.

FdD honor y orgullo

muchas veces ha hablado el objeto de como ha sido el Dueño el que lo ha convertido en un fetichista de las botas. el Dueño siente una atracción especial por las botas sendra vaqueras y ha hecho que el objeto sienta esa misma predilección hasta el punto de excitarse con ellas, de sentir placer y excitación sexual. las de hoy no son sendra, pero tampoco importa mucho porque siguen siendo botas y el objeto, casi de manera inconsciente, reacciona ante ellas. lamerlas es un honor, servirlas, un orgullo.

FdD equilibrio

no importa lo grande, fuerte, guapo o inteligente que seas. da igual lo rico o pobre, lo abultado de tu cuenta corriente, los títulos que tengas, lo alto que estés en el escalafón social o en la estructura de tu empresa. si eres un inferior, eres un inferior y todo se equipara y equilibra por debajo. cuando estás bajo las botas de tu Amo nada de lo anterior importa. fuera puedes ser cualquier cosa, pero todo eso desaparece cuando el Amo te toma, te domina, te hace desaparecer bajo Sus Órdenes y sólo la obediencia y la sumisión existen para ti. en el fondo es un proceso liberador, muy liberador y nada puede equipararse a él. si has tenido esa experiencia, eres afortunado. si estás leyendo este blog y no lo has tenido, pena contigo. no dejes pasar la oportunidad si se te presenta.

FdD botas altas

uno de los mayores fetiches del objeto, porque lo es del Dueño, son las botas. y entre todas las que ocupan un lugar especial últimamente son las altas que tiene el Dueño. como saben los lectores originariamente el Dueño las quería para que se las pusiera el objeto y hubo un error al pedir la talla así que le sirven al Dueño pero no al objeto fue un error providencial porque pronto se hizo evidente que eran botas de Amo y que un inferior estaba ridículo con ellas, o al menos no tan cómodo como debiera. en su pensamiento, en su mente, ve a menudo al Dueño sólo con esas botas, sin nada más, controlando y dominando al objeto, y ese pensamiento es suficiente para producir dolor en la entrepierna del objeto.

FdD bienvenida

en el mundo no hay mayor muestra de sumisión que besar o lamer las botas del Amo, del Superior a quien sirves y a quien perteneces. es un reconocimiento explícito de su Superioridad y su magnificencia. es la escenografía de la dependencia, de la entrega y la sumisión. el objeto siente, cada vez que lo hace, que vuelve realmente a casa, al hogar, al lugar donde pertenece. lamer las botas del Dueño es una bienvenida.

FdD cuero y sol

hay algo extraño en el cuero al sol. parece que son enemigos. las prendas de cuero al sol se estropean, se cuartean y se vuelven inservibles. como los seres vivos, el cuero iluminado a la luz del día necesita hidratarse para evitar problemas. pareciera que el cuero y la oscuridad están destinados a estar juntos, a ir de la mano. tal vez por eso sentimos tanta predilección por los lugares oscuros, los subterráneos, los sótanos.
sea de una forma o de otra, en la luz o en la oscuridad, el objeto no puede dejar de mirar el cuero, de olerlo, de lamerlo; y junto con el cuero las botas, brillantes y lustrosas, pisando fuerte el cemento y contrastando con las sandalias que lleva el que está al lado del Amo.

Ir a la barra de herramientas