botas

FdD cielo infierno

si existe un cielo para un botero, es este. para recorrer este pasillo un botero debería estar enjaulado en castidad a riesgo de pasarlo muy mal. el olor aqué debe ser muy intenso y fuerte. y la mirada no puede dejar de ir de un lado a otro. esto es suficiente para emborracharse, para embriagarse de cuero y de fetiche. incluso el cielo puede ser una experiencia dura para un fetichista.

FdD deducciones

sin ver la cara de este lederón, podemos obtener bastante información. estamos ante un leatherman comprometido, lo suficiente como para gastarse sus buenas perras en unos pantalones de cuero duro y unas botas altas que cuestan bastante. además a este lederón le va el bondage, lo cual sabemos por el color gris de la camisa. las cremalleras del pantalón parecen indicar que puede ser un Amo ya que permiten rápidamente sacar la poya para ser usada. sin embargo, esto no es determinante, es un cuero tan bueno y tan brillante que casi evoca un olor penetrante, el olor de ese cuero.

FdD mensaje

en todo hay una jerarquía, incluso entre las botas. hay algunas que son propias de inferiores y otras propias de Superiores. lo mismo ocurre con el cuero, el latex y las botas. llevar unos que no van acordes a tu naturaleza puede dar lugar a malentendidos y confusión. las botas expresan agresividad y dureza, o sumisión y obediencia. llevar unas buenas botas es importante, llevar las que te corresponden es fundamental porque puedes estar emitiendo un mensaje diferente y éste puede ser malinterpretado por aquellos que te ven.

FdD abrumador

a veces la realidad supera a la ficción y lo concreto a lo inventado. el Dominante de hoy fue captado en un encuentro leather y perfectamente podría haber salido de un dibujo de tom of finland o de una película porno. de hecho en una película porno no tendrían un personaje así. completamente vestido de cuero, demuestra su Superioridad, la expresa, la desprende. su gorra lo sitúa por encima, como los oficiales que son obedecidos en el ejército. atrás, al fondo, vemos otros Superiores. tanto poder resulta abrumador.

FdD el orden natural

hay un orden natural, eso ha quedado claro. hay algunos que han nacido para servir y otros para ser servidos, algunos son Superiores y algunos somos inferiores. eso se ha manifestado, de una forma u otra, a lo largo de la historia mediante manifestaciones artísticas, filosofías varias, pero sobre todo por las religiones. en la sociedad posmoderna actual el bdsm encarna esa idea de muchas formas. las imágenes de una civilización visual como la nuestra expresan esta distinción, esa jerarquía. la de hoy lo deja claro, el Amo es el centro de la vida de los esclavos y ellos existen para y por El. no hay mejor verdad, ni mayor certeza. es el orden natural.

FdD apariencias

muchas veces hemos dicho en este blog que las cosas no son lo que parecen, pero a veces efectivamente las cosas sí son lo que aparentan. tres tíos con botas altas como estas son eso, fetichistas de las botas. no basta con llevarlas, hay que cuidarlas, lustrarlas y darles vida al ponérselas. para un fetichista de las botas llevarlas es darles vida, animarlas; ponerse en acción. no basta llevarlas, hay que activarlas.
a veces los detalles son muy importantes como el botero de su medio que está tocando, casi acariciando las bolsas del tercero. ese tacto es el que busca todo fetichista porque le produce placer, mucho placer. en la imagen está claro que el centro de atención está en las botas porque a veces las apariencias son precisamente lo que parece.

FdD inmaterial

como se ha compartido en muchas ocasiones a veces basta un simple gesto, una simple señal, un pequeño objeto que evoque esa realidad oculta que es el bdsm. a vece es sencillamente una prenda o un objeto: una muñequera, un pañuelo, o lo más común, unas botas. cualquiera puede llevarlas, en multitud de ocasiones y pueden no significar nada o que nos encontramos ante el mayor de los pervertidos fetichistas. y esto es porque, aunque el fetichismo evoca directamente a un objeto, es algo inmaterial. es la forma en la que miramos y vemos el mundo, y los objetos que están en él: unos tacones, una chaqueta…. unas botas.<

FdD agujeros negros

los Superiores lo son y punto. no tienen que demostrarlo, ni justificarse ante nada ni ante nadie. desprenden su poder y autoridad y ya está. son una especie de agujeros negros que captan la atención de los inferiores que los rodean, impidiendo que escapen de su campo de atracción. sobre esta base se construye el resto. el cuero, las botas, la goma, los guantes, el látigo, las ataduras, todo forma parte de una puesta en escena creada para potenciar esa Superioridad. a los inferiores no nos queda más que rendirnos y someternos esperando que tanta presión no nos aplaste.

FdD servicio y servicio

sin duda hay tíos que muestran una seguridad que sólo la tiene alguien Superior. en la imagen de hoy el cuero ayuda pero son sin duda las botas las que marcan la diferencia, las que señalan el camino captando la atención. son botas hechas para pisar fuerte, para aplastar y dominar, para controlar. es una imagen impresionante, de un Superior que está marcando su terreno y estableciendo su Supremacía. así se sabe que es un Superior, cuando llega a un sitio y todo el mundo, inconscientemente, parece desear servirle y realizar sus deseos. eso ocurre. el objeto ha sido testigo de ello. no todos somos iguales en este mundo. algunos han nacido para ser servidos, lo que implica necesariamente que algunos hemos nacido para servir.

FdD ser y estar

hay lugares para estar, lugares donde estar y lugares donde ser. el lugar donde un inferior puede ser él mismo siempre es bajo las botas de su Amos, de su Superior. el olor de las botas, su tacto y su brillo, todo provoca en el objeto esa sumisión que conecta con lo más profundo que es y que tiene: su necesidad de servicio y de entrega. no es una mera cuestión de excitación sexual, que si; es una cuestión existencial, de lo que eres, de dónde te sitúas en el mundo, de cuál es tu entorno y de cómo quieres vivir. por eso el bdsm es, para algunos, sencillamente una forma de excitarse rápidamente, pero para otros es todo una forma de organizar el mundo y lo que viven. es una forma de ser lo que son.

FdD superposición

posiblemente no haya nada más excitante que la superposición de fetiches, el acumularlos unos sobre otros, como la imagen de hoy. un vaquero, todo de cuero, con botas, parece ser demasiado, un exceso de fetichismo ¿puede darse eso? ¿un exceso de fetichismo? viendo la imagen de hoy el objeto diría que no.

FdD masculinidades

hay imágenes, como la de hoy, que desprenden masculinidad, testosterona. y es obra y gracia del cuero, de unas simples chaquetas. se ha dicho muchas veces que es en el mundo lederón donde ha quedado reducida la estética de la masculinidad tradicional, donde ha quedado recluido el hombre de pelo en pecho. es cierto que los lederones usamos y potenciamos esa estética, pero es una masculinidad muy sui generis ya que la masculinidad tradicional es eminentemente heterosexual.
en cualquier caso el cuero está presente y hace maravillas en este sentido porque no hay nada más masculino que eso. eso fuerte, duro, resistente, potente, sensible y sensual, tan sensual que incluso podríamos fantasear con la atracción sexual entre los dos tíos de la imagen. parecen colegas, amigos, pero lo realmente interesante es que podrían ser amantes, y nadie lo notaría ¿o si?

FdD elegancia

los fetichistas corremos un peligro constante, el de la exageración. pocos entienden que nunca tenemos suficiente de nuestro fetiche: nunca hay suficiente cuero, nunca hay suficiente latex, nunca se tienen suficientes botas, o nunca se es suficientemente sumiso. el deseo fetiche hace que corramos el riesgo de pasarnos, porque no hay que olvidar que la elegancia está en la mesura, en lo sencillo. por eso combinar botas repujadas con el resto de lo que se lleva es un reto, que a veces se salda con éxito y otras no. en la foto de hoy el objeto siente que se ha conseguido el éxito pero muy al límite. aunque no es nadie para juzgar, de lo que no hay duda es de que los que están sentados a la mesa son dos Superiores. lo que en ellos está bien y se puede llevar, puede resultar ridículo en un inferior. hay botas, como muy bien ha señalado el Dueño en otras ocasiones, que son exclusivas de Dominantes, mientras que hay otras, las más simples y sencillas, que son las adecuadas para los sumisos. aristóteles decía que la felicidad consistía en comportarse según su propia naturaleza, la naturaleza de cada uno. en una sociedad de la imagen como la nuestra, la elegnacia consisite en vestirse también acorde con la propia naturaleza de uno: los Superiores como quieran y los inferiores como se les manda.

FdD efectividad

no necesariamente una imagen bdsm. puede ser un Amo, o un sumiso, o sencillamente un tío al que le gusta el cuero y las botas. sea como fuera, de lo que no hay duda es de que atraería la vista de cualquier inferior. ese cuero y esas botas desprenden poder y autoridad. la mirada acompaña con lo que podría afirmar el objeto que estamos ante un Superior. sin excentricidades, sin elaboraciones complicadas, sin cueros extraños. simple y sencillo, pero efectivo.

FdD en silencio

sufrir forma parte del servir. a veces no queremos hacer determinadas cosas, a veces las cosas que nos mandan producen dolor y sufrimiento. y a veces ese sufrimiento se produce sencillamente porque así lo desea el Amo.
en las relaciones sadomasoquistas más duras el dolor del masoca satisface al sádico y no tiene más sentido que ese. las fuentes del dolor son sorprendentes, múltiples, variadas porque las partes sensibles de lo humanos son iguales: pinzas, electricidad, golpes… muchas formas, muchas maneras…. pero tal vez peor sea el silencio de no poder quejarse, de no poder protestar, de no poder gritar. el dolor queda dentro y el inferior acaba perdido en él.

Ir a la barra de herramientas