blanco y negro

no sé quien dijo que el color era mejor- el cuero es negro. unas buenas botas son negras. mi AMO lleva un pañuelo de color negro… el negro es el color del bdsm y en las fotos sigue teniendo una fuerza increíble. tres ejemplos, de nuevo tres. en esta primera es imposible no fijarse en ese látigo que cuelga de la cintura del Amo. el dolor está íntimamente ligado al bdsm, pero no es siempre necesario. sin embargo si uno no está preparado o dispuesto a sufrir, este no es su sitio. este sufrimiento viene, sobre todo, de la necesidad de cambiar, de violentarte para poder adaptarte a tu Amo y a sus deseos. el culmen de esto es cuando se está dispuesto a sufrir para que EL siente placer. entonces es cuando las cosas se ponen realmente en su sitio.
el material no es imprescindible, pero ¿quién duda de que ayuda? para muestra un botón… o mejor, una foto. casi puedo oler el cuero desde aquí, ver el brillo de las botas. definitivamente el blanco y negro favorece a los leathermen. además, el cuero de colores puede ser atractivo, pero nada comparado con unas buenas botas brillantes, unos buenos chaps, un buen arnés. sólo desde el cuero negro se resalta el brillo de una cadena, de un collar, o un pañuelo que indique tus gustos y preferencias sexuales. no, definitivamente el cuero negro es un plus.

¿quién dijo que aquí no había sentimiento? el bdsm es un volcán de sentimientos: dominación, sumisión, entrega, dependencia, confianza, sometimiento, indefensión, control….cariño. si, porque, como me comentó mi AMO en nuestro último encuentro, a un AMO que no le toques a su esclavo. si le coges cariño a tu mascota, a tu perro ¿cómo no hacerlo con tu perro-humano, con tu mascota parlante? además, un beso puede ser un acto de dominación total, un acto de posesión del AMO sobre el esclavo. hasta en su beso se puede dejar bien claro quién es el que manda.

Dejar un comentario

Ir a la barra de herramientas