Archivo Autor: 402

día 2824 de esclavitud, 796 de castidad

en la vida de un objeto hay días y días. y hay días especiales, entre los cuales el cumpleaños ocupa un lugar privilegiado. sin embargo, si eres un objeto propiedad de un Amo, incluso ese días es irrelevante, porque el importante es cuando el Dueño cumple años, cuando Él nació. y hoy es ese día. hoy el Dueño celebra su cumpleaños.
por supuesto lo primero que hizo el objeto al despertar fue mandarle un mensaje de felicitación, del cual surgió una conversación. el objeto ya le había hecho una ofrenda como regalo pero era insuficiente. quería ofrecerle al Dueño algo más y esto surgió espontáneamente en la conversación a instancias del propio Dueño. el Dueño quería el dolor del objeto, quería que sufriera por Él. por supuesto el objeto se sometió.
como en otras ocasiones el Dueño estableció una serie de normas muy claras. el objeto tendría que llevar las pinzas el mayor tiempo posible, todo lo que pudiera soportar. eran las ocho de la mañana, hora del objeto, y el Dueño estableció la una como hora límite. pasara lo que pasara tenía que quitárselas en ese momento. por supuesto se sobreentendía que el objeto tendría el collar puesto, así como la jaula y la mordaza, que siempre lleva cuando está en casa.
lo del buttplug fue más complicado porque el Dueño dudaba que el objeto pudiera llevarlo durante mucho tiempo, pero al final el buttplug también entró en el lote. el objeto dijo al Dueño que tenía un compromiso familiar que no le llevaría más de una hora y el Dueño accedió a permitir al objeto realizarlo. para ello podría quitarse las pinzas pero tendría que ir con las botas de goma y el buttplug. durante todo el tiempo que durase esto, el objeto tendría que pensar constantemente en el Dueño, algo que no era necesario advertir.
cuando estuvo preparado, a las ocho y media, el objeto tenía el collar ancho de cuero, la jaula, una mordaza de cinta en la boca, las botas altas de goma, las pinzas en los pezones y el buttplug metido por el ano. inmediatamente se sintió muy humillado y sometido. pronto el dolor comenzó a inundarlo. era sutil al principio e intenso a medida que avanzaba el tiempo. pronto de hizo más llevadero el buttplug que las pinzas, que hacían que los pezones ardieran.
el objeto no podía huir, no podía ir a ningún sitio sino sufriendo y entregando ese dolor al Dueño. como los lectores saben el objeto no es un masoca, o no lo era al menos hasta ahora. lo curioso es que el Dueño tampoco quiere que lo sea. lo que El quiere es que el objeto sufra y le ofrezca ese sufrimiento.
siguiendo las órdenes del Dueño el objeto comenzó a mirar los videos que se han acumulado en los siete años de esclavitud. fue un video por visita y el objeto no pudo evitar ver la evolución incluso cosas que había olvidado. por ejemplo en un video de 2014, hace tres años, el Dueño trató y habló al objeto como tal. fue la primera vez que recuerda el objeto que fuera tratado como tal y el Dueño dijera frases que ahora son comunes: “eres un objeto”, “no tienes derecho a nada”, “no mereces nada”, “vives porque yo lo deseo”, etc. al final al dolor de las pinzas y el buttplug se unió el dolor de la jaula al intentar el pene querer salir. cuando esto ocurre el objeto siente una mezcla de vergüenza y excitación.
así, cumpliendo las órdenes de los videos, pasó la mañana. entonces el objeto tuvo que salir a realizar esa tarea que le habían encomendado y se quitó las pinzas y la mordaza, así como el collar. y se vistió, manteniendo el buttplug, la jaula y las botas altas de goma. cuando salió a la calle pensaba que todo el mundo se daba cuenta de que tenía eso metido en el ano. era muy humillante. las botas tampoco ayudaban porque hacía mucho, desde junio, que no llevaba por orden del Dueño. eso es otra cosa importante que marca este día. a partir de mañana el objeto volverá a llevar las sendras en todo momento. así lo ha ordenado el Dueño.
la tarea le llevó una hora aproximadamente, y en ese tiempo tuvo que mantener varias conversaciones y estar sentado durante algún tiempo con el buttplug enterrándose en su interior. el objeto sudaba no sabe si del calor o de la vergüenza, o del temor a que lo descubrieran por el mero hecho de que el butt saliera de allí. no habría forma de esconderlo.
cuando regresó a casa volvió a ponerse el collar, la mordaza y las pinzas. cualquiera que haya probado tener unas pinzas en los pezones sabe que el peor momento es cuando se las quita, porque la sangre vuelve a las terminaciones nerviosas y entonces el dolor se intensifica. si eso es doloroso, intentar ponerlas de nuevo después de haberlas quitado es aún peor. el dolor era intenso, de hecho los pezones del objeto quemaban, pero aguantó y mentalmente ofreció al Dueño ese dolor.
en una de las ocasiones que se levantó, al volver a sentarse, las nalgas se abrieron y el buttplug, que llevaba ya casi tres horas dentro del ano del objeto se clavó aún más dentro de él. provocando unas tremendas gotas que cayeron por la frente del objeto. el reloj iba lento pero al fin llegó a la una y el objeto pudo quitarse las pinzas y el buttplug. ambas cosas provocaron como una especie de traca final, muy dolorosa, consecuencia de lo que había pasado el objeto durante toda la mañana. lo último que leyó el objeto antes de intentar volver a la normalidad fue un mensaje del Dueño: “Estoy muy orgulloso de mi objeto”. feliz cumpleaños Dueño.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD silencio

en estos momentos esta imagen toca profundamente al objeto porque se encuentra inmerso en un proceso que ha ordenado el Dueño, de vivir en el mayor silencio posible. la foto aviva la imaginación del objeto ya que puede referirse al Amo callando al esclavo que está atado y amordazado sufriendo; o puede referirse a lo mismo pero con el inferior sin haber comenzado la sesión suplicando por su vida.
también puede ser justo al final admitiendo que no divulgue nada de lo que allí ha ocurrido, o puede que sólo esté mandando callar a su objeto para siempre. sumido en el más profundo de los silencios, al objeto sólo le queda obedecer y someterse, abrazar su destino y aceptarlo.

día 2823 de esclavitud, 795 de castidad

no hay día de descanso para el objeto ya que ha tenido un curso que empezó ayer y terminaba hoy a última hora. como en otras ocasiones el objeto vivió algunos debates como un observador ajeno y sin involucrarse, como una especie de científico extraterrestre y como en otras ocasiones había más egos que personas. algunas aportaciones sólo pretendían marcar límites, establecer el control, imponerse sobre los demás, pero de una forma impuesta no aceptada como en el bdsm.
cuando eso ocurre suscita el rechazo del objeto porque se entra en una dinámica no constructiva sino destructiva y no se saca nada de ahí. aún así el curso estuvo bien y el objeto aprendió cosas, pero sobre todo se reencontró con gente que hacía mucho tiempo que no veía y se alegraron de ver al objeto. algunos hablaron de nuevos proyectos y el objeto pensó inmediatamente “habrá que suplicar permiso al Dueño”.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD divinidad

cuando el objeto ve a alguien completamente vestido de cuero, se asombra cómo puede desaparecer lo humano, la persona. ocurre con los inferiores, es algo que el objeto ha experimentado muy bien con el traje de latex. sin embargo es algo que también ocurre con los Amos.
mientras que la deshumanización del inferior lo aleja humillándolo más, el mismo proceso en un Amo lo ensalza y lo lleva a un estado superior. cuando un Dominante aparece todo vestido de cuero como el de la foto, se eleva sobre el resto y está en un plano superior. por tanto, la distancia entre ambos se multiplica. para el inferior se aproxima a una divinidad.

día 2822 de esclavitud, 794 de castidad

el objeto ha tenido la experiencia hoy de la calma y la tranquilidad. el día en el trabajo ha sido terrible, con gente presionando para conseguir cosas, haciendo apuestas arriesgadas apelando al ego para que el objeto cayera y tomara las decisiones que ellos desean. algunos rozaron la mala educación y la manipulación. sin embargo no sólo no obtuvieron resultado sino que el objeto se mantuvo en calma, tranquilo, sosegado, equilibrado. no es mérito ni obra suya sino al contrario, reconoce completamente que es la fruto del entrenamiento del Dueño.
son estas cosas las que cuestionan al objeto. ¿cómo puede alguien decir que la esclavitud voluntaria es negativa? desde que pertenece al Dueño la vida del objeto ha mejorado exponencialmente. ya no se enfada por tonterías, ni vive en función de los demás y de lo que ellos piensen o quieran. sólo depende del Dueño que establece objetivos, lo guía y orienta para conseguirlos y hace del objeto algo mejor. nunca ha estado el objeto más tranquilo, menos ansioso y más seguro existencialmente que desde que se arrodilló ante el Dueño y se convirtió en su propiedad. el objeto respeta el camino de cada uno. si quieres vivir a ritmo de modas, de triunfos que te dejan vacio o a lo que marquen los demás, de acuerdo, respeta tu derecho. pero el objeto ha encontrado su camino y es el que marque el Dueño. vive para servirle, para someterse a su voluntad y para obedecerle, porque ahora sabe que eso lo hará mejor, más valioso, y da sentido a su existencia.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD declaración de principios

el objeto ha llegado a concebir la castidad como un regalo que le ha dado el Dueño. al principio parece una condena imposible de llevar, pero a menudo dudamos de la propia capacidad de adaptación.
y es esa capacidad la que hace que empecemos a amar eso que odiamos hasta el punto de necesitarlo. es como la primera vez que te azotan, quiere huir de esa sensación, pero si el Amo lo hace bien no sólo hace que te acostumbres sino que hace que lo desees y llegas al punto de suplica al Amo que vuelva a hacerlo.
algo así vemos en la imagen de hoy en la que la castidad no es algo momentáneo, sino definitivo. el inferior, o su Amo, han metido un remache en el agujero donde iría el candado y lo han rodo, remachado, de forma que la jaula está cerrada definitivamente. para abrirla habría que serrar alguna de las varas de metal. es toda una declaración de principios.

21 de esclavitud, 793 de castidad

día 28el objeto puede, ahora, llegar a entender a esos inferiores que han profundizado tanto en la sumisión que utilizan para referirse a ellos mismos términos degradantes o despectivos. no es una cuestión de dignidad, porque un inferior no tiene más dignidad que la que quiera darle el Superior. es más una cuestión de alimento, de nutrición, porque los inferiores vivimos y nos realizamos en la humillación, una humillación buscada y deseada. algunos dicen que hay que tener cuidado con esto porque puede afectar la autoestima del inferior, pero el objeto cree más bien que con lo que debe tenerse cuidado es con la etapa del proceso de entrenamiento en el que se encuentre el inferior. la autoestima sigue siendo necesaria para el objeto pero no como un elemento de orgullos, sino como un reconocimiento de su valor. cuando el Superior es obedecido por el inferior y esté recibe un “Bien hecho, esclavo”, o “eres un buen objeto”, o “me gusta inferior”, eso es un refuerzo positivo. pero igualmente si dice “No eres nada y no tiene derecho a nada” o “solo eres un objeto que vale lo que yo quiera”, también esto refuerza al objeto. hay una diferencia entre reforzar lo que es y alimentar al ego con valoraciones que se encubren bajo el denominador genérico de autoestima. la única estima que debe tener un inferior es la de su Amo, cualquier otra cosa proviene del ego.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD alta sociedad

para muchos el bdsm es una actividad baja y reprovable. sin embargo mucha gente de alta sociedad, de gente culta y muy educada lo ha practicado, de hecho es necesario cierto refinamiento para poder llevar a buen término una relación D/s y no todo el mundo es capaz.
entrenar a un buen esclavo y sacar de él todo su potencial es como afinar un buen piano o tocar una guitarra. hay que saber qué cuerda toca y con cuanta intensidad; ejercer la presión justa para que suene pero sin romperse. no siempre se consigue y a veces esa rotura es inevitable. entonces hay que poner otra cuerda y volver a empezar. así, con un sistema de ensayo y error se va perfilando la melodía y el esclavo obediente se convierte en un instrumento de la voluntad del Amo, siendo una prolongación del mismo incluso cuando está en un rincón, de rodillas esperando su llegada.

día 2820 de esclavitud, 792 de castidad

el objeto ha vivido una experiencia marcante, impactante, que le ha desjado en estado de shock. por la mañana amaneció algo triste y se lo comunicó al Dueño. durmió amordazado, con la cinta, y eso ayudó bastante pero parecer que no fue suficiente.
a media tarde el Dueño llamó al objeto en medio de una conversación para decirle que había estado pensando en qué pasaría si El no estuviera, y dijo que pensó en el objeto, en qué le pasaría a él. esto desarmó completamente de objeto, que quedó sobrecogido por lo profundo de esta relación.
la dependencia del objeto es total con relación al Dueño. sin El nada tendría sentido porque todo, hasta las cosas que parecen más vanillas las hace el objeto porque el DUeño lo desea y ordena. el interior del objeto se llenó de agradecimiento y gratitud.
sumisión en silencio, castidad y obediencia.

FdD razones

las razones por las que alguien se somete pueden ser muchas, y no todas buensa, o al menos positivas. puede ser por una necesidad de compensar un deseo malinterpretado, o sencillamente por una cuestión de autoestima mal entendida. pero también hay razones buenas. algunos sentimos que someternos es parte de nuestra naturaleza, de lo que somos, y que es el único camino para sentirnos realizados y felices. no esperamos que otros lo entiendan, porque sólo aquellos que han probado estar bajo las botas de un auténtico Amo saben lo que es estar así, entregado y en perfecta conexión con el universo, con todo. es una experiencia plenificante y como tal, difícilmente explicable.

Ir a la barra de herramientas