Archivo Autor: 402

día 3028 de esclavitud, 1000 de castidad

los días se suceden inexorablemente y, de manera sorprendente, esto ya ha llegado a 1000 días de castidad, mil días sin un orgasmo, mil días sin tener placer sexual. por eso esto y el Dueño dicen que el objeto está castrado, porque aunque físicamente mantiene su apéndice, ya no sirve para nada. poco más de tres años, y sólo es el principio. esto no es un estado momentáneo o temporal, sino permanente. el Dueño ha ordenado que permanezca el objeto en ese estado.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD suficiente

nunca dejará de sorprender al objeto como un aspecto aparentemente normal puede transformarse radicalmente con un toque determinado, en este caso las botas. esas botas transforman a un niño bien hijo de papá en un malote con ganas de guerra. es algo directo, primitivo, intenso y simple. poco importa el resto de la ropa, las botas son suficiente.

día 3027 de esclavitud, 999 de castidad

hoy tocaba castigo de nuevo. el Dueño estableció las normas casi iguales que la última vez. añadió 20 golpes de fusta al final, 10 a la espalda, 5 al pecho, y 5 a los muslos. el castigo comenzó con media hora en el buttplug, las pinzas, esposado a la espalda y antifaz para no ver. es un tiempo de estar centrado, en subspace.
cuando pasó el tiempo el objeto estuvo una hora sin esposas y sin antifaz pero con el buttplug y las pinzas que hoy fueron las protagonistas porque desde el primer momento fueron muy dolorosas y al final todavía más duro.
la última media hora fue dura porque el dolor de los pezones era muy intenso. para terminar, los azotes con las fustas. el objeto lo grabó para enviársela al Dueño que quedó complacido.
cuando esto se quitó las pinzas los pezones se quedaron sensibles toda la tarde. cada pequeño roce era un tormento a la vez que un recordatorio del Dueño, tenerlo presente en cada movimiento.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD lo simple es efectivo

a veces lo más simple es lo más efectivo. sin ropas complicadas, sin aparatajes sin ataduras extremas. basta con atar con cuerdas las manos del inferior y ponerlas unos centímetros por encima de su altura obligándole a estar de puntillas. con eso es suficiente para mantener la tensión, para mantenerlo en un dolor constante, una tortura perversa. es cierto que eso, que se puede hacer prácticamente en cualquier sitio, una habitación un garage, cobra mayor sentido si ocurre en un sótano, una mazmorra con paredes de piedra y el suelo de cemento. eso impone porque no hay que olvidar que toda tortura, del tipo que sea, implica una dimensión psicológica.

día 3026 de esclavitud, 998 de castidad

esto se ha despertado enfermo y el Dueño, como siempre, ha sido comprensivo, a pesar de llevar cierto retraso del blog. hoy aprovechó el objeto y se afeitó los genitales. hacía tiempo que no lo hacía y le costó lo suyo al objeto. al final la sensación y el efecto fue el mismo: sentirse humillado aún más.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD imaginación perversa

la imaginación de una mente perversa parece no tener límite. tener un pene enjaulado no parece ser impedimento para poder penetrar, siempre que lo que penetra no sea el propio pene. el objeto ha observado que muchos enjaulados en castidad se refieren a su pene inservible como clítoris. el objeto no llega a tanto pero sí que ha empezado, a instancias del Dueño, a referirse al suyo como “apéndice”. obligar a penetrar a algo o a alguien con un pene de plástico cuanto tienes, en teoría, el tuyo propio, es de una perversidad malsana. es profundamente humillante, y la humillación es el alimento de los inferiores.

día 3025 de esclavitud, 997 de castidad

dejarse llevar por el ego es peligroso, pero disfrutar del reconocimiento del trabajo bien hecho no está mal.es cuando en una sesión, llegas al punto que pensabas que no podías cruzar y lo cruzas y el Amo dice “”Buen chico”, o “Buen perro”. en ese caso es normal sentir satisfacción, que no orgullo.
hoy esto ha sentido el equivalente a esta experiencia con unos antiguos compañeros de trabajo. hacía tres años que habíamos trabajado juntos y hoy nos vimos por casualidad y lo primero que sueltan es lo bien que lo hizo el objeto en aquel entonces, y que se acuerdan mucho de él. este reconocimiento, que llega años más tarde, por supuesto que hizo feliz al objeto, y cree que también al Dueño, porque en el fondo es obra Suya. esto sólo obedeció y siguió las órdenes del Dueño. fue una experiencia gratificante y agradable que ayudó mucho al objeto en un día de una semana muy dura.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD dar placer con dolor

el bdsm es una extraña combinación de elementos modernos junto a otros traídos de otras épocas, la medieval es especialmente querida por Amos y esclavos. la imagen de hoy expresa perfectamente ese hecho. un inferior con un antifaz modernos, en una silla que parece traída del medievo, directamente de las mazmorras de la inquisición. aparentemente podría pensarse que se está cómodo, pero salta a la vista que está hecha para torturar, no para que el preso esté cómodo y tranquilo.
el objeto no puede dejar de pensar en esa rejilla de la base, justo debajo del culo y los genitales y sus funcionalidad. los inferiores no nacemos para estar cómodos, sino para sufrir por los Superiores, para darles placer con nuestro dolo, y esta silla está pensada para eso precisamente.

día 3024 de esclavitud, 996 de castidad

ha sido un día tranquilo, pasando la tarde sentado delante del ordenador trabajando tras pasar la mañana también trabajando. la semana está siendo muy dura y el objeto ya está cansado, como si fuera ya viernes. al menos se acerca un puente y el objeto espera descansar.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdD oscuridad y sumisión

una de esas imágenes que el objeto cree que ya ha publicado y que sin embargo no puede resistirse a poner de nuevo si así fuera. un tío, evidentemente atractivo, se convierte en un inferior por obra y gracia de dos objetos que lo sumen en la oscuridad y el silencio. por sus posturas podemos deducir que tiene las manos atadas a la espalda, pero lo que más impresiona al objeto es la mordaza masiva que llena la boca. es imposible que nada inteligible salga de esa boca, salvo saliva y gruñidos sin sentido. además el antifaz esa ajustado, parece hecho a medida y evita cualquier intento de huida o solamente de darse cuenta de donde está. con un objeto relativamente tan sencillo, el Superior lo ha aislado del mundo, apartándolo de él y llevándolo a una dimensión de oscuridad y sumisión.

Ir a la barra de herramientas