Archivo Diario: 20/04/2018

día 3018 de esclavitud, 990 de castidad

“No eres nada. No tienes derecho a nada. Eres inferior a mis botas”. estas frases son típicas del Dueño últimamente. las repite siempre que tiene ocasión y al principio eran como un taladro que perforaba la mente del objeto. ahora su efecto es otro. vencida toda resistencia, cada vez que el Dueño dice esas frases son como una riada que limpia cualquier resto de ego que haya crecido en los últimos días. usando una metáfora el objeto se siente ante el Dueño como en una tierra desértica, sin construcciones, sin lugar donde guarecerse. normalmente nuestra mente está llena de barreras, construcciones hechos de ideas, principios y valores donde nos escondemos y que usamos para evitar que nos hagan daño, que nos manipulen, que nos controles. los años de socialización están llenos de estas defensas. el entrenamiento al que el Dueño ha sometido al objeto se ha basado precisamente en destruir esas barreras, en dejarlas en el suelo, precisamente para que El pueda circular libremente por la mente del objeto cambiando lo que quiera, incluyendo lo que desee, eliminando lo que no le agrade. estas frases son su “arma secreta”, aquello que utiliza cuando desea comenzar de nuevo. ante ellas esto está indefenso, impotente, incapaz de actuar, de hacer nada. y una vez dichas el Dueño tiene campo libre. la mente del objeto se vuelve un amasijo informe de arcilla que El va modelando según su gusto.
sumisión en silencio, castidad y obediencia ciega.

FdF fuerza

sería una gran sorpresa pasear por un parque y encontrarse a alguien así. tal vez en españa sea imposible pero en algunos países europeos no es descabellado. a primera vista resulta evidente que nos encontramos ante un Superior, alguien seguro de sí mismo, que no depende de los demás ni tiene en cuenta su opinión más allá de lo estrictamente necesario. a este objeto le cuesta pensar cómo sería un encuentro real con un Superior como este y cómo reaccionaría un inferior. la propia naturaleza de la relación asimétrica hace que el inferior se sienta indefenso ante un Superior como este. la única forma que se le ocurre al objeto que pueda resistirse es si siente el poder de otro Superior, si pertenece a un Amo. de otra manera es casi imposible que un inferior desobedezca a un Superior. es algo mayor que él mismo, lo supera y aunque lo intente no podrá resistirse. su fuerza es demasiado grande.

Ir a la barra de herramientas